Archivo: Sector minero está al final del túnel, viene el resurgimiento

0
99

Hace algunos años también se auguraba el colapso de la industria de la construcción; en la industria minera mexicana las inversiones siguen.

El año pasado la industria minera registró su peor desempeño desde el año 1994, y las expectativas no son positivas para este 2017, aunque se trata de una tendencia generalizada en el sector industrial mexicano. Sin embargo, en las industrias como en la economía en general, los ciclos son algo constante, y suelen reimpulsar actividades que se consideran perdidas y muchas veces hasta en fase de desaparición.

No obstante, las inversiones no se detienen, solo este año se han invertido alrededor de 515 millones de dólares en el estado de Chihuahua, con el objetivo de desarrollar un proyecto muy ambicioso, el mayor de los últimos tiempos. Así, Fresnillo PLC estima una producción de plata de entre 49 y 51 millones de onzas, que haría de esta empresa la mayor productora de ese metal por segundo año consecutivo a escala mundial, mientras que la expectativa en producción de oro es de entre 850 mil y 870 mil onzas.

1994, año del peor desempeño en el sector minero mexicano

Asimismo, en Fresnillo, Zacatecas, iniciaron la construcción de una nueva planta que ayudará a procesar los jales antiguos y los de Saucito, con una inversión de 155 millones de dólares, además está en proyecto otra nueva mina de plata en la entidad, para alcanzar el objetivo de 65 millones de onzas de este metal. Si las cosas se encuentran tan mal, ¿porqué hay inversiones?, y ¿porque no se retiran de una vez los consorcios de un negocio que está en etapa terminal, la respuesta está en los ciclos.

Cuando la luz sale al final del túnel

Hace unos años, incluso en la actualidad debido a la delicada situación de empresas ligadas al sector, se decía que la industria de la construcción estaba por colapsar, no pocos veían la quiebra inminente de ICA como el gran suceso que determinaría dicho final, nada de eso ha sucedido y si bien la industria de la construcción tampoco enfrenta sus mejores momentos, lejos está de convertirse en la gran quiebra económica que muchos auguraban.

Es el mismo caso de la industria minera, estamos frente a un entorno muy complicado, una crisis de grandes proporciones. Además de datos y otras estadísticas que son indispensables para entender la trayectoria sectorial de industrias como la construcción y la minería, existen otros elementos que nos refieren el verdadero pulso económico que vive la industria mexicana. Las inversiones son básicas para el impulso de la economía de cualquier parte del mundo, México no puede ser la excepción.

-0.8%, cayó la industria minera en primer cuatrimestre del año

De acuerdo con los análisis del Centro de Estudios de la Industria, La inversión continúa siendo el componente más afectado de la economía. Durante febrero del presente año tuvo un retroceso de -3.1%, con lo cual el acumulado del año también es negativo: -1.8% en el primer bimestre del año. Lo anterior se dio en un escenario congruente en cuanto a la baja en las expectativas empresariales en relación al indicador del mejor momento para invertir, el cual se ubicó por debajo del umbral de 50 puntos, es decir con una perspectiva negativa en los sectores de análisis de este indicador: construcción, manufacturas y comercio. De igual manera, se encuentra en línea con la menor inversión pública generada en el mismo periodo, con una caída del -31.4% en la erogación en inversión física.

Este resultado profundizó la tendencia a la baja en la formación bruta de capital fijo, debido a que tanto el componente de construcción como el de maquinaria y equipo mostraron retrocesos durante febrero en su tasa de variación anual: -4.4% y -1%, respectivamente. En el caso de México se puede citar que se apostó todo a la apertura económica pero no se fortaleció adecuadamente su base productiva. Dicha estrategia no ha incido favorablemente en incrementar su participación en el mercado global: en 1990 tenía el 1.2% de las exportaciones globales, hoy su participación apenas excede el 2%. China, una economía de Estado Capitalista, elevó su penetración de 2.1% al 13%.

2% porcentaje de participación de las exportaciones globales mexicanas

El beneficio de lo anterior llega en forma de inversiones y empleo, representa el resultado de invertir para crecer, de apostar a exportar más de lo que se compra al exterior, fortaleciendo los encadenamientos productivos internos y creando grandes empresas que pueden competir o integrarse a las trasnacionales que generan las Cadenas Globales de Valor. Todo ello complementado con una creciente proveeduría nacional de empresas de menor tamaño, altamente competitivas, innovadoras y generadoras de alto valor agregado. El resultado en materia de valor agregado es contundente, aun dejando de lado el clásico ejemplo de China.

Entre 1990 y el 2015, la tasa de crecimiento del valor agregado en las manufacturas de Vietnam aumentó a una tasa promedio anual de 10%; la de México al 2.5%, ello a pesar de que abrió su economía y se convirtió en una nación exportadora. ¿Cómo puede explicarse la paradoja de exportar más sin que eso se encuentre respaldado por mayor valor agregado? Muy simple, se denomina maquila: exportar importaciones. La maquila funcionó para generar vínculos en los mercados globales de los años 80´s y 90´s, no funciona para la Industria 4.0 y la Mentefactura, es decir en la era de la innovación.

850 mil onzas de oro, produciría mina en Chihuahua durante este 2017

Ya concretamente en lo referente a la industria minera, los resultados por sectores industriales muestran que continúa la crisis en la minería. Al interior del sector, los servicios relacionados con la minería disminuyeron en -37.3%, también mostró una caída del -8.5% la rama correspondiente al petróleo y gas, mientras que el rubro de la minería de metálicos y no metálicos tuvo un retroceso del -2%. Con estos resultados solo el último componente mantiene un crecimiento acumulado positivo con un 2.7%. Con lo cual la tendencia de su ciclo se mantiene a la baja.

Algunos retos

Algunos de los retos para el sector minero en México van más allá de recuperar el crecimiento, se trata de impulsar un desarrollo renovado y con visión de muy largo plazo. Por ejemplo, el éxito del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en materia de intercambio siderúrgico obliga a un trabajo conjunto de México, Canadá y Estados Unidos para impedir que el comercio desleal afecte a una industria que es fundamental para el desarrollo soberano de los tres países, afirmó Alonso Ancira Elizondo, presidente de AHMSA.

Por otra parte, La directora de la Unidad Académica de Ciencias de la Tierra de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Patricia de Lira Gómez, reconoció que la unidad académica no alcanza a cubrir la bolsa de trabajo de empresas minera instaladas en la entidad. En cuanto a la demanda de profesionistas de la minería en las empresas, la académica comentó “sí (se cubre con egresados de la UAZ), pero se quedan plazas sin poderse ocupar, debido a que a veces nos piden perfiles demasiado elevados en cuanto a años de experiencia y áreas específicas de trabajo, pero en lo general estamos tratando de darle cobertura a esa bolsa de trabajo”.

USD $515 millones, monto estimado de inversión para este año en minas de Chihuahua

De Lira Gómez reconoció que se han tenido complicaciones para cubrir algunos de esos puestos con egresados de la unidad académica a su cargo. “Ha sido complicado el atender a toda la bolsa de trabajo porque apenas tenemos ocho meses en la administración y propiamente la universidad ha sido objeto de diferentes situaciones de conflicto y situaciones complicadas en la operación, pero pues hemos tratado de resolverlo”, sentenció.

Asimismo, se dijo consciente de que “no hemos atendido al 100 por ciento todo lo que se nos ha solicitado, pero estamos, en estos días, planeando tener ese acercamiento que nos ha faltado todavía para dar esa respuesta a la gente que nos están solicitando bolsas”. “Afortunadamente sí tenemos solicitudes, bastantes, de bolsa de trabajo. No tengo conocimiento pleno de la rotación de personal de las empresas, pero sí tengo solicitudes de trabajo para los tres programas de Ciencias de la Tierra”, señaló.

La consolidación de profesionistas en ciencias mineras, es uno de los grandes retos que enfrentan México y el resto del mundo, en una actividad vital para la economía.

Antonio Sandoval