Automatización, potencial en más de 2,000 actividades laborales

0
129

Sin embargo, muy pocas profesiones y actividades podrían automatizarse completamente con la tecnología actual

La Automatización Industrial es la aplicación de diferentes tecnologías para controlar y monitorear un proceso, maquina, aparato o dispositivo que por lo regular cumple funciones o tareas repetitivas, haciendo que opere automáticamente, reduciendo al mínimo la intervención humana. Lo que se busca con la Automatización industrial es generar la mayor cantidad de producto, en el menor tiempo posible, con el fin de reducir los costos y garantizar una uniformidad en la calidad.

En los tiempos actuales, la automatización ya es una realidad plena, y desde luego tiene un potencial enorme, lo que hoy vemos es solamente “la punta del iceberg” de lo que veremos en algunas décadas. El McKinsey Global Institute publicó a principios de año una investigación que, pese a contar con algunos meses de elaborada, no tiene desperdicio.

De acuerdo con la investigación del Mckinsey Global Institute, se estimó el potencial de automatización de más de 2,000 actividades laborales de más de 800 profesiones de la economía, con base en en los datos del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos. Al estimar el lapso dedicado a cada una de estas actividades laborales se pudo estimar el potencial de automatización de las profesiones en sectores de toda la economía, comparándolos con los niveles salariales por hora. En el estudio se recurrió a expertos de la industria para desarrollar escenarios para saber qué tan rápidamente es posible mejorar el desempeño de las tecnologías de automatización en cada una de estas competencias.

El análisis que se realizó fue para el mercado estadounidense y brindó la pauta para estimar el potencial de la automatización y para crear escenarios del tiempo necesario para su adopción en otras 45 economías que representan cerca del 80 por ciento de la fuerza laboral mundial, entre ellas México. Una conclusión importante fue la siguiente: Solo un pequeño porcentaje de las profesiones pueden automatizarse totalmente si se adaptan las tecnologías actuales, aunque sí es posible automatizar algunas de las actividades laborales de casi todas las profesiones.

A diferencia de otros estudios, este análisis se centra en las actividades laborales en lugar de en profesiones completas. Quienes lo realizaron consideraron que las actividades laborales son una medida más relevante y útil dado que las profesiones están conformadas por una gama de actividades con diferente potencial de automatización Por ejemplo, un vendedor al menudeo dedicará cierto tiempo a interactuar con los clientes, a surtir los anaqueles o a las ventas telefónicas.

Cada una de estas actividades es distinta y requiere diferentes competencias para desempeñarlas con éxito. En términos generales, el estudio señala que el 49 por ciento de las actividades que son remuneradas en la economía global tienen el potencial de ser automatizadas si se adaptan las tecnologías probadas en la actualidad. Aunque menos del 5 por ciento de las profesiones pueden ser totalmente automatizadas, cerca del 60 por ciento tienen por lo menos un 30 por ciento de actividades automatizables.

Aunque ciertas categorías de actividad, tales como procesar o compilar datos, realizar actividades físicas y operar maquinaria en un entorno predecible tienen un alto potencial de automatización, la susceptibilidad es considerablemente menor en otras actividades como interactuar con otras personas, tener pericia en la toma de decisiones y planear o para las tareas creativas y el desarrollo y gestión del personal.

El estudio elaborado por el Mckinsey Global Institute es amplio y por demás interesante, dejamos para otras entregas la información de diferentes enfoques que se abordan, la automatización llegó para quedarse, por obligación y, sobre todo, por convicción, abordaremos todo lo relativo.

Antonio Sandoval