Metales comienzan el año al alza

0
191

Los precios de los metales comenzaron el año con una racha positiva, que construye un panorama de expectativas positivas para los inversionistas. China, gran factor de influencia.

ORO
Después de tres meses y medio, la cotización del oro se vio al alza, para alcanzar su precio más alto desde septiembre pasado, llegando a 1,321.33 dólares la onza durante los primeros tres días de 2018, gracias a expectativas de crecimiento de las tasas de interés en Estados Unidos. Aunque solo un día después registrara una caída, acumulaba ya cuatro semanas consecutivas en alza, por primera vez desde abril de 2017. Durante el año pasado, subió 13%, y a la primera semana de enero ya acumulaba 1.2%, consecuencia también del repunte del dólar contra el euro; para la segunda semana, el oro al contado subía casi 1% a 1,324.40 dólares la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero aumentaban 11.50 dólares por onza a 1,325.20. La expectativa es que se mantenga entre 1,200 y 1,300 dólares la onza durante los próximos seis meses, de acuerdo con estimaciones de ETF Securities, por su parte, Ole Hansen, analista de Saxo Bank, declaró “vemos que el oro subirá este año, pero luego de una escalada de 80 dólares desde un mínimo de diciembre realmente necesita una corrección para probar la fortaleza de este movimiento”.

El paladio fue el metal precioso con mejor desempeño durante el año pasado, con un incremento de 56%

PALADIO
El paladio, por su parte, incrementó debido a escasez en el suministro y expectativa de mayor demanda. Llegó a un máximo histórico de 1,100 dólares la onza en la primera semana de enero, lo que significa un incremento de 57% respecto al año pasado. Esto se debe principalmente al incremento en las ventas de autos chinos, así como mayor control sobre las emisiones de CO2, y por tanto un consumo decreciente en los autos a diésel en Europa. Algunas de las mineras beneficiadas por el alza en estos metales son Platinum Group Metals, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, y Norilsk Nickel, que opera en la Bolsa de Valores de Rusia. El precio de los títulos de Platinum Group Metals (con exposición al precio del platino) presentaron una plusvalía de 21.67% durante las primeras cinco sesiones del año, al pasar de 0.30 a 0.36 dólares por unidad. Mientras tanto, los papeles de Norilsk Nickel (principal productor de paladio del mundo), incrementaron su precio 6.59%, al pasar de 10,850 a 11,565 rublos por acción. Cabe destacar que el paladio se utiliza, principalmente, para fabricar convertidores catalíticos, ubicados en el sistema de escape de los automóviles, y fue el metal de mejor desempeño durante 2017, con un incremento de 56%.

ZINC Y LITIO
Consiguiendo el 4 de enero su nivel más alto en 10 años, el zinc se vio favorecido por preocupaciones sobre el déficit del mercado, siguiendo la tendencia positiva donde desde el 19 de diciembre subía de precio prácticamente todos los días. Desde el 2016, este incremento alcanzó más de 100%, debido entre otras razones a una reducción de la oferta y la demanda. A la misma fecha caían los inventarios en 250 toneladas, lo que significa su menor nivel desde el 2008 en Londres, de 2009 en China, y la tercera parte respecto a los índices vistos en octubre (su nivel máximo). Los precios a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subieron 0.69%, hasta llegar a 3,349.50 dólares la tonelada; sin embargo, su nivel más alto desde 2007 fue de 3,359 dólares la tonelada. “En el mercado están de acuerdo en que probablemente los precios se mantengan fuertes en el primer semestre del año, mientras persiste la escasez, y luego se relajarán cuando se recupere la producción de las minas”, dijo Liu Mengyue, analista de la empresa de investigación SMM Information & Technology Co. La subida del zinc, además del litio, ha derivado en la aceleración de proyectos y exploración mineral; asimismo, la industria automotriz significa una mayor demanda de ambos insumos, litio para satisfacer la creciente demanda de baterías para autos eléctricos, y zinc al ser utilizado para galvanizar acero empleado en la manufactura de automóviles.

China consume aproximadamente el 50% del cobre producido en el mundo

COBRE
El mercado chino ha sido de gran influencia sobre las fluctuaciones del cobre, al ser su principal comprador en el mundo (se estima que 50% del consumo proviene de esta nación). Tras haber registrado fuertes ganancias durante diciembre (7%), en los primeros cuatro días del año avanzó 1.5% tras las expectativas de crecimiento de esta nación oriental, para colocarse arriba de los 3 dólares la libra. Esto mantiene la tendencia positiva que ha visto este metal en los últimos meses, luego de haber crecido 26.8% en 2017. El 28 de diciembre, por ejemplo, llegó a 7,312 dólares en la Bolsa de Metales de Londres, su nivel más alto en los últimos cuatro años. “En el precio del cobre hay cambios estructurales que indican que la tendencia va a seguir siendo positiva, siempre la mayor inversión en China, la demanda de cobre contribuye a eso y también desarrollos tecnológicos como los vehículos eléctricos que requieren hasta seis veces más de cobre. Así que eso también nos indica que las proyecciones van a seguir siendo positivas”, dijo el viceministro de Minas de Perú, Ricardo Labó. De acuerdo con la Comisión Chilena del Cobre, este país producirá este año alrededor de 4% menos que el pasado (5.27 millones de TMF), lo que podrá influir también en el precio.

ALUMINIO Y OTROS
El aluminio cotizó con un alza de 2.2% a la segunda semana de enero, para llegar a 2,222.50 dólares la tonelada. Los inventarios de aluminio en la Bolsa de Futuros de Shanghái han alcanzado récord, al registrar un alza de 660 por ciento desde el inicio del año pasado. Las exportaciones chinas de aluminio en bruto y productos de ese metal subieron 15.8% en diciembre y alcanzaron un récord en 2017 de 4.79 millones de toneladas. En tanto, la plata alcanzó su mejor nivel en seis semanas el 4 de enero, con 17.27 dólares, cifra que siguió en aumento hasta llegar a 17.35 dólares al 15 de enero. El platino, utilizado principalmente para fines industriales y joyería, tocó su máximo en tres meses y medio, para alcanzar 965.40 dólares la onza el 4 de enero, subiendo a 972.20 una semana después. A la segunda semana de enero, el níquel tocó su máximo nivel en dos años y medio (13,200 dólares por tonelada), pero en esa misma semana registraba bajas debido a cierre de cuatro minas en Filipinas, uno de los mayores exportadores. También se vieron afectadas las cotizaciones por la suspensión de labores de una mina en Madagascar de la empresa Sumitomo.

Kathya Santoyo