Archivo: NAICM, mantiene el vuelo en medio de las turbulencias nacionales y globales

0
100

La expectativa de que sea inaugurado en el año 2020 se mantiene vigente; algunas licitaciones esperadas para este año ya se realizaron

(Éste artículo fue publicado en la edición de Febrero de Global Industries)

El Nuevo Aeropuerto internacional de la Ciudad de México (NAICM), avanza en su construcción, en medio de las turbulencias nacionales y globales. Es quizás el contexto el que ha jugado a favor de la obra magna de este gobierno.

100,000 mdp, costo erogado en 2016 por concepto de inversiones en el proyecto del NAICM

Sucede que los procesos licitatorios siguen su avance, y también la construcción del NAICM; la participación de grandes corporativos y empresarios emblemáticos es uno de los distintivos que se observan este proceso de construcción de una obra que se construye cuando menos con 17 años de atraso, como muchas cosas en este país.

El calendario para 2017

De acuerdo con los informes oficiales, este año 2017 será decisivo para el desarrollo del proyecto, su futuro y la consolidación de la obra es muy relevante ya que se ha iniciado la etapa crítica, estos meses serán determinantes.

Según el Director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patino, el cúmulo de obras programadas para el presente año representan la contratación de 90 por ciento del valor del proyecto.

Para eso, durante 2017 se llevarán a cabo 14 licitaciones para continuar la construcción del NAICM, algiunas de las cuales ya se llevaron a cabo, entre ellas la del grupo que construirá el edificio terminal, y que recayera en un consorcio en el que se incluye la presencia del empresario más rico de México, Carlos Slim. Además de la participación de ICA, empresa que registra un enésimo renacimiento después de un periodo de crisis.

14 licitaciones están proyectadas para 2017, algunas ya se llevaron a cabo

En 2016 el proyecto registró inversiones por 100 mil millones de pesos, debido a que desde el año pasado inició el proceso de mayor gasto en la obra magna del gobierno federal.

Entre otras las de las inversiones que faltan por consolidar está la del tren, que en primera instancia se utilizará  para la realización de la obra, y posteriormente se consolidará como uno de los medios de transporte masivo para la llegada de los usuarios del NAICM a la terminal en forma eficiente.

Otro punto determinante es el de la inversión en infraestructura hidráulica, cuyo costo se estima que será de hasta 18 mil millones de pesos, aunque en éste caso las licitaciones para el año en curso serán de máximo 5 mil millones de pesos, y el resto de los fondos se ejercerá el año entrante.

Flujos garantizados, al menos hasta 2018

En el tema del financiamiento, especialmente gubernamental, destaca el hecho de que los flujos necesarios están garantizados al menos hasta finales del presente sexenio, diciembre de 2018.

En un aspecto destacado considerando el contexto de restricción en el gasto gubernamental predominante en estos momentos. Para los meses siguientes la llegada de flujos para el avance de las obras no tendrá problemas, de acuerdo con los dichos de funcionarios de alto nivel del gobierno mexicano, como el propio Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

17 años de atraso, es la demora mínima registrada por el NAICM

En el tema de los terrenos pertenecientes a ejidatarios de Texcoco, el asunto parece finiquitado casi en su totalidad, debido a que se han adquirido prácticamente toda la extensión territorial necesaria para la construcción del NAICM y las reservas necesarias para instalaciones diversas.

A diferencia de otros proyectos magnos en administraciones pasadas, en ésta ocasión la volatilidad financiera, económica y política global, es un factor que ha jugado a favor del proyecto ya que si bien los focos se orientan al avance de dichos proyectos, también destaca que el ruido mediático se concentra en otros sucesos que por su impacto afectarían más al país en su conjunto.

Todo indica que al menos en los primeros dos años del proyecto no habrán retrasos significativos, nada que vaya por el momento a recordar ese NAICM con un proyecto fracasado, a diferencia de otras administraciones. Pero no todo se encuentra escrito.

Antonio Sandoval