Resumen 2017: Renegociación del TLCAN

0
252

TLCAN, entre dimes y diretes se acercan los momentos definitorios

Los mercados parecen haberse acostumbrado al “activismo tuitero” de Donald Trump; expectativas sobre un acuerdo para diciembre próximo.

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) siguen las etapas marcadas desde un inicio, ya culminaron las dos primeras, en Washington y la Ciudad de México, y para finales de septiembre, entre el 23 y 27, se llevará a cabo la tercera ronda en la ciudad de Ottawa, Canadá. Más allá de los dimes y diretes, no se conocen todavía detalles concretos de las negociaciones, pero no porque no los haya, sino porque es voluntad de las partes negociadoras no darlos a conocer, evitar filtraciones, lo que concretaron en un acuerdo formal firmado por Estados Unidos, Canadá y México, para evitar que se conozcan detalles de las negociaciones.

Éstos son algunos de los puntos relevantes en la ruta que hasta ahora ha recorrido la renegociación del TLCAN, no solo en términos geográficos sino en los aspectos más interesantes, empecemos con lo que ha señalado el inquilino de la Casa Blanca, quien sin duda le ha puesto el “sabor al caldo”, con su manía matutina de escribir en el “pajarito azul”.

Factor Trump, me lo dijo un pajarito

“México no está feliz de que Estados Unidos quiera renegociar y amenace con salir del acuerdo, pero tal como les dije: hicieron mucho dinero por muchos años y nadie los molestó. Vamos a cambiar eso. Y ojalá podamos renegociarlo, pero si no, le pondremos fin y empezaremos de cero con un acuerdo de verdad”, expresó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a finales de agosto.

Además, unos días antes del tweet contra México en la red social del pajarito azul, expresó también que México y Canadá se ponían difíciles en la renegociación, por lo que se preguntó si acaso era el momento de terminar con ese acuerdo. Meses antes, el presidente Trump había amenazado con terminar el acuerdo si México y Canadá no aceptaban su renegociación, por lo que los dichos en torno al tema no son nada nuevos y los mercados han empezado a acostumbrarse.

$313,000 mdd, costo las exportaciones de México hacia EU y Canadá en 2016

Tanto así, que por ejemplo la cotización del peso contra el dólar en México ha reaccionado más a las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos, que por los dimes y diretes de Donald Trump. Éstos son algunos recuentes de otros momentos en los que Trump critica el TLCAN y amenaza con sacar a su país del acuerdo.

Enero 20 de 2017: Estados Unidos dejará el tratado de libre comercio con México y Canadá, si no se renegocian sus términos, dijo el viernes la Casa Blanca apenas instalada la nueva administración encabezada por Donald Trump.

Abril 30 de 2017: En su discurso por la conmemoración de los 100 días al frente de la Casa Blanca, el Presidente de EU, Donald Trump, indicó que México se ha aprovechado de su país por décadas, por lo que si no se llega a un acuerdo justo abandonará el Tratado de Libre Comercio.

Agosto 29 de 2017: “Estamos en el proceso de renegociar el acuerdo. Creo que probablemente tenga que iniciar el proceso de cancelación antes de que se pueda llegar un acuerdo justo. Porque ha sido un acuerdo que sólo ha sido bueno para un lado”, dijo Trump en la Casa Blanca, en una conferencia de prensa.

Lo anterior sin considerar que como candidato amenazó en diversas ocasiones con sacar a Estados Unidos del “horrible y peor acuerdo de libre comercio que se haya firmado en la historia”, como él mismo lo calificó. Hasta el momento, los mercados parecen haberse acostumbrado, pero sin lugar a dudas que se acercan momentos definitorios, sobre todo en cuanto concluyan la tercera etapa de la renegociación y se abra un paréntesis en el que seguramente empezarán los debates internos en cada uno de los tres países con las diversas propuestas que se trataron en la mesa de renegociación del acuerdo.

Cierran la puerta a reporteros y medios, blindan renegociación contra filtraciones

Los negociadores de México, Estados Unidos y Canadá pactaron a través de la firma de un acuerdo de confidencialidad no revelar información sobre las mesas de trabajo del Tratado de Libre Comercio (TLCAN). En este acuerdo se incluyen listas de normas diseñadas para evitar fugas de información que incluyen divulgar correos electrónicos, posturas, propuestas o información intercambiada entre cada país. Asimismo, los gobiernos de los tres países han acordado prohibir durante los próximos cuatro años la difusión de materiales y propuestas presentadas por los otros socios sobre el acuerdo comercial.

482 millones, de habitantes conforman la región del TLCAN

Nada más que decir, los negociadores blindaron de ésta forma la renegociación del TLCAN contra cualquier posible filtración, que pudiera contaminar más las negociaciones, mismas que ya de por sí tienen varios factores en contra, uno de ellos es nada más y nada menos que uno de los hombres más poderosos sobre la tierra en éstos momentos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La ruta de la renegociación, objetivo diciembre de 2017

Al margen de lo que suceda en Ottawa, en donde se espera que siga la fijación de propuestas por las tres partes involucradas, para el gobierno mexicano es importante que la renegociación concluya a más tardar en diciembre de este año para no contaminarla con el proceso electoral de 2018, mismo que en los hechos ya inició. El objetivo entonces para los negociadores del TLCAN por parte de México es alcanzar un acuerdo antes de que concluya el año, luego entonces el proceso de consulta legislativa deberá llevarse a cabo tan pronto como termine la tercera etapa pactada de la renegociación, en Ottawa. Sin embargo, al parecer también existe interés en las otras dos partes para alcanzar pronto un acuerdo, según se desprende de algunos comunicados.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conversó vía telefónica con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para discutir la renegociación en marcha del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y ambos subrayaron “su esperanza” de llegar a un acuerdo para finales de este año. “Los dos líderes discutieron la renegociación en marcha del TLC y subrayaron su esperanza de alcanzar un acuerdo para finales de este año”, indicó la Casa Blanca en un comunicado emitido el jueves 31 de agosto.

TLCAN importante, pero no vital para la economía

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) “ni es un pase automático al desarrollo de México ni tampoco es un boleto para la crisis de nuestro país”, advirtió Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin). El líder de la planta productiva nacional comentó que, si Estados Unidos decide cancelar el acuerdo trilateral, México tendrá que trabajar en dos frentes: avanzar en la parte económica del comercio internacional y emprender ajustes institucionales a nivel interno.

Si Estados Unidos decidiera salirse del TLCAN, tardará seis meses en concretarse, por lo que el acuerdo no se desechará de inmediato. “El funcionamiento seguiría como está”, dijo el presidente de la Concamin, así que nos regiríamos bajo las reglas de la Organización Mundial de Comercio. Afirmó que cerca de 80 por ciento de lo exportado por México tendría un arancel promedio de 3 por ciento y otras cero. Canadá, Estados Unidos y México han sostenido reuniones a puerta cerrada a partir del 1 al 5 de septiembre en la Ciudad de México, como parte de la segunda ronda de negociaciones para actualizar el TLCAN, vigente desde 1994, previamente se reunieron en agosto en la ciudad estadounidense de Washington. De fracturarse el convenio entre México, Canadá y Estados Unidos, “no es el fin del mundo”, expresaron los líderes empresariales.

16% costo las exportaciones del comercio global se lleva a cabo en el área del TLCAN

“Si hay condiciones inaceptables para algún sector de la economía del país o en contra de la soberanía de México, y que sean absolutamente inaceptables, tendremos que lidiar con una economía que no cuente con el tratado, no lo tuvimos en el pasado y podemos no tenerlo en el futuro. El país no se va a acabar si éste (el TLCAN) se termina”, detallaron. El TLCAN es importante para el país porque promueve la inversión y la generación de empleos; no obstante, de romperse, México tiene opciones de diversificación en los mercados y ésa es la estrategia prioritaria, incluso de mantenerse el pacto comercial con Canadá y Estados Unidos.

“Se están actualizando las negociaciones con Europa, tenemos tratados de libre comercio con algunos países de Asia y también que se está trabajando la alianza del Pacífico, así como con Brasil y Argentina”, de acuerdo con los líderes empresariales. Es un hecho que no puede negarse la importancia de la relación comercial con Estados Unidos, tanto que 80 por ciento de las exportaciones mexicanas van a ese país. Sin embargo, solamente 47 por ciento de ese volumen se rige bajo las reglas del TLCAN; el resto lo hace bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio y en este esquema podría traducirse todo el comercio con el vecino del norte.

35,000 mdd Inversión Extranjera en México registrada el año pasado, gracias al TLCAN

México fijó previo al inicio de las renegociaciones sus prioridades en el tema, lo que de alguna manera marca la ruta y las prioridades para el sector productivo nacional. Mejorar la entrada de productos mexicanos a otros países, buscar la movilidad laboral de empleados y de personas de negocios, impulsar a las pequeñas y medianas empresas, adecuar el Tratado con las reformas estructurales y combatir la corrupción, serán algunos de los temas que guiarán la posición de México en la renegociación. Por su parte, la Secretaría de Economía sostiene que el TLCAN es el instrumento comercial más importante del que México forma parte, por lo que es de vital importancia llevar a buen puerto un proceso de modernización del acuerdo.

Para el Gobierno mexicano, el TLCAN es el motor principal de crecimiento del comercio exterior y base de la competitividad internacional del país; es, ante todo, la posibilidad de que miles de personas tengan trabajo por las cadenas de valor que se generan gracias al Tratado. En su “Informe sobre el inicio de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Canadá, Estados Unidos y México”, enviado al Senado de la República –Cámara del Congreso de la Unión que tiene la facultad de ratificar los tratados internacionales-, la dependencia señala que se trata de un proceso de modernización del acuerdo.

Cifras muy positivas para México

El TLCAN creó una de las áreas de libre comercio más grandes del mundo. En ella viven alrededor de 482 millones de personas (el 7 por ciento de la población mundial); genera el 28 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y aquí se realiza el 16 por ciento del comercio global. Para México, el Tratado fue una catapulta para su economía. El intercambio comercial de nuestro país con el mundo se multiplicó 6.5 veces entre los años 1993 y 2016; pasó de 117 mil millones de dólares a 761 mil millones de dólares.

La inversión extranjera directa pasó de 2.5 mil millones de dólares antes del Tratado, a 34 mil millones de dólares después de él. De cada 100 dólares de intercambio comercial que México realiza con el mundo, sostiene Economía, 66 dólares son resultado del comercio con Estados Unidos y Canadá. Las exportaciones de México hacia Estados Unidos y Canadá se multiplicaron por siete gracias al acuerdo comercial. En 1993 eran de 44 mil 474 millones de dólares; en 2016, llegaron a 313 mil millones de dólares. Las importaciones de productos de esos dos paí- ses también crecieron, pero en menor medida: en 1993 se importaron 46 mil 470 millones de dólares y para 2016 fueron 189 mil 139 millones de dólares.

Sin embargo, no debemos olvidar que México era y es el país menos desarrollado de la región, además de que la consolidación de una región de libre comercio impulsó ante el mundo a las economías de Estados Unidos y Canadá, además de que consolidó el liderazgo económico estadounidense.

Antonio Sandoval

Publicado en la edición 66 de Global Industries: