ABB responde a desafío minero con tecnología

0
164

La industria minera enfrenta un doble desafío: por un lado la volatilidad financiera que precia o deprecia los commodities, las dinámicas del mercado altamente cambiantes y el entorno geopolítico, vuelven los procesos productivos más costos, por un lado; y por el otro: el agotamiento inminente de algunos yacimientos de mineral fácilmente accesibles, mano de obra más costosa y la extracción en puntos geográficos –incluso políticos– de alto riesgo, crean volatilidad, mercados inflexibles y sistemas innobles de asignación de precios.

Este desafío, no obstante, pretende ser salvado con nuevos sistemas tecnológicos por la empresa suiza ABB. Ésta pretende, en palabras de Rodrigo Andai, su vicepresidente técnico de Sistemas Mineros, una acción holística que integre la información y las tecnologías operacionales: un sistema capaz de gestionar activos críticos, logística, planificación y mantenimiento de las operaciones mineras. El resultado sería una agilidad operativa sin precedentes para las fluctuaciones de la oferta y la demanda con cuatro beneficios indispensables: una producción inteligente, una respuesta inteligente frente a la condición de los activos críticos; planificación determinada por la demanda y la reducción del consumo de energía de los desechos.

A este respecto, Gerardo Mendoza, LBU Manager de Process Industries de la División local de PA (Process Automation, de Minería), ejemplifica que: “Hay cosas que son simples, pero que en la práctica significarían grandes ahorros de tiempo y costos, por ejemplo: el reponer petróleo a los camiones de una minera, esto perfectamente lo puede hacer un robot que vía GPS esté conectado a la flota y sepa exactamente el nivel de combustible que tiene cada vehículo y cuándo recargarlo; o el lavado de camiones que actualmente en una minera de Brasil ya se hace con robots ABB, de forma más eficiente y con menos riesgo para la seguridad de las personas. Otro ejemplo es el de las correas transportadoras, aquí también se podría aplicar la robótica para reemplazar los polines defectuosos e incluso identificar a través de cámaras termográficas cuándo hacer el cambio”.

Con este tipo de estrategias, ABB pretende llenar los llamados “vacíos de información” en una operación minera, y con esto, mejorar directamente la producción, volviéndola más visible y segura. Para Rodrigo Andai, esto tiene mayores implicaciones: la integración de las Tecnologías Operacionales (TO) con las Tecnologías de la Información (TI) permite que los clientes en la industria analicen los datos de manera más inteligente; optimizar sus operaciones, y aumentar su productividad y flexibilidad. “Se migra de un esquema de islas de automatización independientes a un solo sistema donde toda la información está disponible. Esta extensión de la automatización cierra brechas en la cadena de valor y crea procesos de producción seguros, confiables y predecibles, resultando una operación optimizada desde la mina hasta el puerto”, explica el directivo.

ABB tiene más de diez años de investigación en este tipo de soluciones para la industria minera, y actualmente trabaja en la siguiente generación de sistemas que habrá de crear redes para permitir el seguimiento y comunicación de los equipos de producción en operaciones de tajo abierto y subterráneas.