Archivo: Eficiencia, el antídoto de la industria minera frente a contextos adversos: CAMIMEX

0
206
Sergio Almazán Esqueda, Director General de la Cámara Minera de México (CAMIMEX)

Existen pláticas permanentes con la autoridad federal para revisar y mejorar el marco fiscal en el que se desenvuelven las empresas del sector.

Las empresas mineras mexicanas se volvieron más eficientes frente a un contexto complicado como el que han enfrentado en años anteriores, caracterizado por el descenso de los commodities, aumento de la competencia global por los capitales, y un ajuste fiscal que pegó directamente en las finanzas de las compañías. Sergio Almazán Esqueda, Director General de la Cámara Minera de México (CAMIMEX), platica con Global Industries sobre algunos desafíos que enfrenta el sector en este momento, y se suma a la expectativa prácticamente generalizada respecto a que estamos en el inicio de un ciclo positivo de los precios y del mercado en general, que se espera se prolongue lo más posible.

México es un país minero que está acostumbrado a los ciclos y precisamente acabamos de pasar uno

En la trigesimosegunda Convención de Minería, desarrollada en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el ejecutivo del gremio minero destacó la relevancia de un foro de la magnitud como el que se desarrolló en la Perla de Occidente, que puso a la ciudad en el mapa minero, como uno de los mejores eventos detodos los tiempos. “Es el evento más importante de minería en nuestro país, organizado por el organismo hermano, la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), al que acuden todos los especialistas del país en ciencias de la tierra”.

Sergio Almazán explicó que venimos de un contexto complicado a nivel nacional e internacional por el desplome de los precios de los commodities. Sin embargo, afortunadamente desde el año pasado hemos registrado un repunte en el precio de los metales, lo que ayuda muchísimo, dicho repunte se ha mantenido en esta etapa final del año y lo vemos reflejado en el optimismo que se respiró en el foro minero por excelencia de México y de Latinoamérica.

La industria es de ciclos y estamos acostumbrados a ellos

El directivo de CAMIMEX insistió en que México es un país minero que está acostumbrado a los ciclos y precisamente acabamos de pasar uno. Dijo que es relevante y necesario voltear a los mercados, “ésta industria es de ciclos siempre lo ha sido y estamos acostumbrados a ellos, lo relevante es cómo mejoramos los procesos y por lo tanto la eficiencia de las empresas para estar en mejores condiciones”. Por ejemplo, entre los años 80 y 90 tuvimos una crisis mucho muy fuerte de bajos precios, más de 20 años, en la cual muchos de los mineros pequeños incluso desaparecieron, hubo una contracción importante de la industria; afortunadamente en el año 2003 viene una reactivación muy consistente de los precios, hasta finales de 2012 e incluso principios de 2013 teníamos esa inercia y México como país minero emerge a muy buenas posiciones a nivel mundial.

Acercamiento con las autoridades para revisar factor fiscal

México aprovecha su oportunidad ante el potencial minero que tiene. Lamentablemente con el descenso de los precios registrado entre 2012 y hasta 2015, junto con los nuevos impuestos que se fijaron a principios de 2014, el país pierde competitividad, en 2016 pasamos del lugar 11 al 50 en atracción de inversión y en la captación pasamos del sitio número 4 al sexto. Lo que nos preocupa es que debido a que esto es una competencia por ver quien capta las inversiones, que son muy cuantiosas, otros países como China y Perú nos pueden superar, por la volatilidad y los riesgos de las inversiones. Por ejemplo, de mil prospectos o indicios de mineralización que se detectan, solamente uno se convierte en mina.

“Entre los años 80 y 90 tuvimos una crisis mucho muy fuerte de bajos precios, más de 20 años, en la cual muchos de los mineros pequeños incluso desaparecieron”

La minería se divide en tres grandes etapas: exploración, extracción y procesamiento para el beneficio. En el sector ocurre lo mismo que en el petróleo, si no exploras estás condenado a desaparecer. En este contexto, tenemos un problema adicional al de los impuestos que se fijaron hace unos años, este consiste en que también se limitó la deducibilidad de los gastos de exploración; antes se podían hacer en el mismo año en que se ejecutaba la operación, lo que permitía contar con recursos para seguir explorando, ahora lo llevaron a 10 años, como si fuera un activo fijo. “Pero, estamos hablando con las autoridades al respecto y nos hemos percatado que éstas tienen la suficiente sensibilidad. Lo único que queremos es estar en igualdad de circunstancias con los otros países, buscamos que la deducibilidad de los gastos de inversión en exploración siga como antes, incluso la industria petrolera la tiene”, señaló Almazán.

En igualdad de circunstancias, existen estudios de que hoy por hoy es más caro invertir en la industria minera mexicana frente a otros países, las empresas han respondido con eficiencia, pero pueden hacerse muchas cosas más. El funcionario fue enfático al señalar que en este momento está en juego la competitividad de la industria minera mexicana, por lo que insisten frente a las autoridades para lograr mejores condiciones fiscales.

Antonio Sandoval