81% de las empresas de manufactura ha adelantado sus planes de adopción de la nube a causa de la pandemia, según estudio de Salesforce

0
117

Salesforce, el líder mundial en CRM, publicó su informe Trends in Manufacturing, el cual muestra los efectos que la pandemia ha traído a la industria de la manufactura. Este análisis destaca cómo las empresas han tenido que adoptar nuevas estrategias y modelos, los retos a los que se han enfrentado para lograr una transformación y cómo a través del uso de nuevas tecnologías se han estado preparando para competir en un entorno en el que prevalece la incertidumbre.

En el informe se logró encuestar a casi 750 líderes globales de la industria manufacturera en Norteamérica, Latinoamérica —incluyendo a México —, Asia-Pacífico y Europa. Específicamente, los dos grupos encuestados fueron los fabricantes “preparados para el futuro”, aquellos que consideran que sus sistemas y tecnología pueden ayudarles a hacer frente a la próxima década, y los fabricantes “no preparados”, trabajadores que no consideran que sus sistemas pueden contribuir a enfrentar los próximos diez años.

Aunque los fabricantes “preparados para el futuro” no han sido inmunes a las interrupciones causadas por el COVID-19, sí han sido más resilientes. Lo que principalmente les ha ayudado es el hacer a sus negocios más ágiles a través de la digitalización de las ventas y las operaciones, el establecimiento de relaciones sólidas con los socios del canal y la adopción de una mentalidad de “servicio como el centro de sus ingresos”. Otras ventajas han sido la capacidad de responder rápidamente a las solicitudes de nuevos productos, la optimización del inventario general y la reducción del tiempo para obtener ingresos a partir de las fechas de lanzamiento.

“En la actualidad, la planeación en la industria manufacturera exige una mayor sensibilidad y capacidad de respuesta a la dinámica del mercado”, dijo Pilar García, directora general de Salesforce México. “Los cambios sostenidos trimestre a trimestre en los estados financieros de nuestros clientes dan espacio para realizar cambios más profundos al modelo de negocio. Se necesitan nuevos enfoques y herramientas para prosperar en el panorama actual”.

En el caso de México, los principales hallazgos fueron los siguientes:

Adaptación a un mundo postpandémico. El impacto que ha tenido el COVID-19 en los fabricantes ha sido de gran alcance y no sólo ha cambiado la forma en la que hacen negocios ahora, sino que dejará consecuencias duraderas en la forma en que operarán en el futuro. De hecho, el 72% de los encuestados en México informó que su capacidad de producción se modificó significativamente, o de alguna manera, como resultado de la pandemia. Mientras que otro 70% cree que los cambios serán permanentes.

  • Optimización de las operaciones internas. Dada la perturbación causada a la industria durante el transcurso de la pandemia, los líderes están buscando nuevas formas de mejorar las operaciones internas para mantener el ritmo de crecimiento dentro del mercado. Los fabricantes mexicanos expresaron que sus mayores prioridades para los próximos 24 meses serán actualizar su ERP (84%) y aumentar la eficiencia de los procesos (82%).

  • Un cambio hacia el conocimiento de los datos. La falta de transparencia en los datos y la existencia de equipos aislados dentro de las compañías de manufactura pueden crear desafíos para los líderes cuando tratan de hacer pronósticos de ventas con precisión, lo que se ha vuelto cada vez más importante dado el clima económico actual. Casi tres cuartas partes de los fabricantes en México (74%) sienten que la dispersión de los datos en las organizaciones es el mayor desafío al que se enfrentan. Mientras que el 72% señala que las herramientas obsoletas representan un problema. Está claro que la industria debe cambiar a una mentalidad cada vez más digital para obtener el mayor valor para sus negocios y clientes.