Bosch y VW allanan el camino a la conducción autónoma con mapas digitales de alta precisión

0
320

Si los automóviles van a conducir solos en el futuro, necesitarán mapas digitales de alta precisión y esto es exactamente lo que ofrece la firma vial de Bosch al utilizar información de sensores de radar y video, así como datos de movimiento del vehículo, lo que aumenta los mapas de navegación comunes con capas adicionales para la localización y el control del vehículo. Estas capas adicionales son compatibles con los formatos de mapas típicos.

A partir de 2023, los vehículos contarán con la firma junto con una cantidad inicial de servicios. Bosch planea usar datos actuales para expandir continuamente la firma y mantenerla actualizada. Mientras que los otros niveles del mapa realmente despliegan todo su potencial, especialmente en vehículos con funciones de manos libres de nivel 2 y superiores, también ofrecen ventajas a niveles inferiores. “Cuantos más vehículos proporcionen información ahora y en el futuro, más grande y sólida será la base de datos para la conducción automatizada y asistida”, dice Pillin.

Por su parte, Volkswagen está liderando el camino con el Golf 8 de gran volumen en Europa, con otros vehículos a seguir. Específicamente, la solución funciona así: mientras está en la carretera, la flota de vehículos utiliza sensores envolventes para generar información sobre puntos de referencia como señales de tráfico, barandillas, bordillos y marcas de carriles. Los vehículos envían los datos de forma completamente anónima a través de la nube de VW a la nube de Bosch. Además, solo se transmite la información necesaria para las capas del mapa. La firma de la carretera se crea en la nube de Bosch sobre esta base, produciendo una especie de gemelo digital del entorno real.

Gracias a la firma de carretera de Bosch, los vehículos pueden determinar su posición con un alto grado de precisión: en tiempo real, cada vehículo compara la información proporcionada actualmente por sus sensores envolventes con la de su gemelo digital. Esta comparación permite a los coches determinar con precisión su posición en el carril hasta unos pocos decímetros en relación con el mapa de alta precisión. El uso de radar significa que la localización funciona de manera confiable incluso en condiciones climáticas adversas como niebla, lluvia y nieve, condiciones que hacen que sea difícil, si no imposible, que una cámara perciba su entorno.

Además, la firma de la carretera permite una guía lateral y longitudinal más segura y conveniente de los vehículos automatizados, ya que contiene información no solo sobre los puntos de referencia, sino también sobre la geometría de la carretera, el trazado de los carriles, las señales de tráfico y los límites de velocidad. Incluso incluye el comportamiento de conducción típico en ubicaciones específicas: por ejemplo, ¿cómo se acercan los conductores humanos a una curva? ¿Cuándo pisan los frenos antes de una intersección? ¿Qué hacen cuando cambian de carril antes de dar vuelta? Para responder a estas preguntas, el servicio utiliza datos de movimiento como la velocidad, el ángulo de dirección y la velocidad de las ruedas. En el futuro, la firma de la carretera proporcionará a los vehículos esta información y, por lo tanto, ayudará a que la conducción automatizada sea una experiencia lo más natural, cómoda y segura posible. Bosch y VW se están acercando a este objetivo con cada kilómetro recorrido.

Artículo anteriorExpide SCT 78,725 licencias federales digitales de conductor, a cuatro meses de entrar en vigor
Artículo siguienteEdición 112 / Julio 2021