Drones, aliados clave para los proyectos de Techint E&C

0
334

En los proyectos EPC los drones se han vuelto herramientas fundamentales porque ofrecen grandes beneficios. Reemplazaron a los GPS en gran parte del relevamiento topográfico de proyectos por el nivel de detalle y precisión de los datos que permiten obtener. Por ejemplo, en el ducto Tratayén-Mega, en Argentina, los drones se utilizaron desde el inicio y se constató una mejora en la calidad del producto final que se entregó al cliente.

Entre sus beneficios, vale la pena destacar que eliminan el riesgo que representa tener colaboradores trabajando en la cercanía de zanjas o zonas de pendientes pronunciadas. Además, permiten detectar, en forma temprana, desvíos y análisis de condiciones de trabajo por la extensa visual que tienen y facilitan el registro de los impactos que se generan en campo.

Asimismo, el relevamiento con drones ha mejorado la calidad del conforme a obra que se entrega como producto final al cliente porque permite obtener una cantidad de datos muy superior al relevamiento tradicional con GPS.

Previo a los drones, los relevamientos se realizaban con GPS portátiles trasladados y posicionados por topógrafos. Asimismo, para el relevamiento de las uniones soldadas de los ductos en zanja, se utilizaba un bastón extensor y un separador para posicionarlo por encima de la junta. El resultado de este trabajo era un listado de texto con coordenadas y números de junta.

Con los drones y el software de postproceso se realiza una maqueta 3D de todo el entorno donde se desarrolla el proyecto. De esta manera, no sólo se registra la posición del ducto, la tapada, los niveles de terreno natural y los niveles de pista, sino que también se obtiene una imagen completa del entorno.

Para el proceso de captura de datos As-built, se realiza una fotogrametría previa a la tapada del ducto para generar un modelo 3D del cual obtener toda la información deseada. A su vez, para controlar el movimiento de suelos, se toma una fotogrametría tipo as-built del terreno antes de comenzar a intervenir en él, y otra posterior, luego de realizada la tapada. Así, se obtienen los metros cúbicos que se movieron y las condiciones en las cuales se entrega el trabajo final.

Una vez que se toman los datos, se realiza un post-proceso en un software específico, llamado DroneDeploy, en el cual se obtiene la maqueta 3D y la ortofoto, que está geo-referenciada y se puede volcar directamente al AutoCAD para trabajar encima de ella. A pesar de que hoy se utiliza DroneDeploy, la herramienta podría cambiar una vez que se implemente  la iniciativa “Digital Pipeline 2.0”, actualmente en desarrollo, que busca atender de forma integral el manejo y visualización gráfica de información de proyectos de Ductos.

El dron es un aliado clave para los proyectos de Techint E&C, pero es solo una entre muchas herramientas de innovación que tienen un gran potencial y están siendo investigadas por la empresa. Sin duda, el camino de la innovación aplicada recién comienza.

Artículo anteriorRecibe CHAZKI inversión de 7 mdd para consolidar operaciones en México
Artículo siguienteEstrena Grupo Flecha Amarilla 17 autobuses Scania con tecnología diésel Euro 5