Eni y BASF firman acuerdo para reducir la huella de CO2 en el sector del transporte

0
176

Eni y BASF firmaron un acuerdo estratégico sobre una iniciativa conjunta de I + D para reducir la huella de CO2 en el sector transporte. La cooperación tiene como objetivo desarrollar una nueva tecnología para producir biopropanol avanzado a partir de glicerina, una corriente secundaria de la producción de biodiésel industrial (FAME, ésteres metílicos de ácidos grasos), que Eni comprará a los productores europeos. La tecnología en desarrollo implica la conversión de glicerina en propanol mediante un innovador proceso de hidrotratamiento catalítico.

El nuevo enfoque consiste en un proceso de aplicación de una reacción de hidrogenación a alta presión sobre un catalizador de BASF, asegurando que el biopropanol se produzca con un alto rendimiento y pureza mientras se minimizan los subproductos. El biopropanol ofrece el potencial de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 65 y un 75% en comparación con los combustibles fósiles.

El propanol obtenido a través de este innovador método se puede agregar fácilmente como un componente de biocombustible directo a la gasolina. Gracias a sus mejores propiedades fisicoquímicas en comparación con el bioetanol y su índice de octanaje muy alto, el biopropanol es un componente valioso para la preparación de gasolina premium.

Cabe destacar que más de la mitad de la producción mundial de glicerina se origina como un subproducto de la industria del biodiésel: cada tonelada de biodiésel produce aproximadamente un 10% de glicerina. Como resultado del aumento de la producción de biodiésel, la producción mundial de glicerina aumentó de 200.000 t / año en 2003 a aproximadamente 5.000.000 t / año en 2020. Al ser un residuo vegetal, la glicerina se clasifica como una materia prima biológica avanzada, según la European RED II directiva (Directiva sobre energías renovables, anexo IX, parte A).

“Estamos orgullosos de apoyar el desarrollo del biopropanol avanzado contribuyendo con el mejor catalizador, con alta eficiencia y una larga vida útil. La oportunidad de colaborar con socios sólidos de la industria como Eni es un motor importante para la innovación y el crecimiento para nosotros”, dijo Detlef Ruff, vicepresidente senior de catalizadores de procesos en BASF.

Por su parte, Luisa Lavagnini, directora de Investigación e Innovación Tecnológica en Eni, comentó que: “La tecnología de glicerina a biopropanol avanzado es parte del compromiso de investigación y desarrollo de Eni con la descarbonización. Esta colaboración, que nos permite acelerar la innovación y reducir drásticamente el tiempo de comercialización, es coherente con la estrategia de Eni para el desarrollo de cadenas de suministro de biocombustibles de generación avanzada a partir de materias primas que no compiten con las cadenas de suministro de alimentos”.

Artículo anteriorCAINTRA, COPARMEX y CANACO de NL se unen en campaña Todos Somos Empresarios
Artículo siguienteVolkswagen crea empresa conjunta con TraceTronic para fortalecer la integración de software automotriz