Invertirá Bosch más de 400 mde en sus fábricas de semiconductores en 2022

0
225

Ante la escasez mundial de chips, Bosch está aumentando su gasto de capital. Apenas unas semanas después de abrir su nueva fábrica de obleas en Dresde, el proveedor de tecnología y servicios ha anunciado ahora otra inversión de nueve cifras en sus instalaciones de fabricación de chips.

Solo en 2022, Bosch planea invertir más de 400 millones de euros en la expansión de sus fábricas de obleas en Dresden y Reutlingen, Alemania, y sus operaciones de semiconductores en Penang, Malasia.

“La demanda de chips sigue creciendo a una velocidad vertiginosa. A la luz de los desarrollos actuales, estamos expandiendo sistemáticamente nuestra producción de semiconductores para poder brindar a nuestros clientes el mejor soporte posible”, dijo el Dr. Volkmar Denner, presidente del consejo de administración de Robert Bosch GmbH.

La mayor parte del gasto de capital se destina a la nueva fábrica de obleas de 300 milímetros de Bosch en Dresde, donde la capacidad de fabricación se ampliará aún más rápido en 2022.

Alrededor de 50 millones de euros de la suma prevista se gastarán en la fábrica de obleas en Reutlingen, cerca de Stuttgart, en el año que viene. Bosch invertirá un total de 150 millones de euros en espacio adicional de sala limpia aquí de 2021 a 2023. En Penang, Malasia, Bosch también está construyendo un centro de pruebas para semiconductores desde cero. A partir de 2023, el centro probará chips y sensores semiconductores terminados.

“Estas inversiones planificadas demuestran una vez más la importancia estratégica de tener nuestra propia capacidad de fabricación para la tecnología central de los semiconductores”, señaló Denner.

Alrededor de 50 millones de euros de la suma prevista se gastarán en la fábrica de obleas en Reutlingen, cerca de Stuttgart, el próximo año. Bosch invertirá un total de 150 millones de euros en espacio adicional de sala limpia aquí de 2021 a 2023. En Penang, Malasia, Bosch también está construyendo un centro de pruebas para semiconductores desde cero. A partir de 2023, el centro probará chips y sensores semiconductores terminados.

“Estas inversiones planificadas demuestran una vez más la importancia estratégica de tener nuestra propia capacidad de fabricación para la tecnología central de los semiconductores”, afirmó Denner.

Artículo anteriorPresenta Rohde & Schwarz el R&S FSPN, una nueva solución para análisis de ruido de fase y medidas de VCO
Artículo siguienteComparte Dell Technologies su visión sobre los retos de la Transformación Digital en el sector educativo