México tiene 45 días para reducir flujo migratorio y evitar tarifas

0
75

Este lunes, durante la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard detalló los puntos más sobresalientes del acuerdo al que se llegó con Estados Unidos el viernes por la tarde en la Ciudad de Washington, donde sobresalió que México tiene un plazo de 45 días para reducir el flujo migratorio hacia territorio estadounidense para disminuir el riesgo de establecer tarifas a productos mexicanos.

Dijo que la relación comercial y económica se subordinó a la diferencia sobre el tema migratorio, debido al numero de personas que están llegando al país vecino, pues según informaron, a finales de este año podrían alcanzar la cifra de un millón 600 mil, por lo que uno de los objetivos principales para la delegación mexicana fue volver a separar esas dos esferas.

“Tenemos un Tratado de Libre Comercio presentado ante el Senado de la República y que está en el Congreso de Estados Unidos y, si se aplican tarifas unilaterales, nos alejaríamos del modelo de dicho tratado, es decir, lo que podría seguir en caso de una guerra comercial, éste no se aprobaría, no entraría en vigor o dejaría de estarlo e impactaría en todas las inversiones previstas en el país”, explicó.

Asimismo, señaló que otras consecuencias de una guerra comercial serían: el incremento al IVA de un 10%, la pérdida de un millón 200 mil empleos, la caída de más de un punto en el PIB y una crisis económica para México que afectaría a toda su población. Por lo tanto, según afirmó, acordaron separar el tema migratorio del comercial y tarifario. “Esta es, además, la primera vez que las tarifas no se aplican, en otros casos, las mismas se imponen para una negociación posterior”, celebró.

Puntualizó que la Guardia Nacional Mexicana cubrirá todo el territorio nacional y la frontera sur, como hasta ahora lo ha hecho y, en conjunto con el Instituto Nacional de Migración, solicitará un registro a los migrantes que crucen el país, para protección de todos los habitantes, pues “no puede haber un flujo de un millón y medio de personas transitando por México sin saber al menos cómo se llaman”.

Especificó que se tiene un plazo de 45 días para demostrar si las medidas planteadas por México para reducción de migrantes tuvieron tenido éxito o no. “Si no lo tienen, es decir, si sigue subiendo el número de personas que transitan el país y no sabemos cómo se llaman, nos sentaremos con Estados Unidos y otros países de Centroamérica como Guatemala, Panamá, Brasil, etcétera, para discutir una respuesta razonable y tendremos otra ronda de negociación”, elucidó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.