Pese a tensiones, se construirá nueva planta nuclear en Inglaterra, China poseerá 35% de ella

0
838

En 2015 el ex primer ministro de Inglaterra, David Cameron, anunció que las relaciones entre China y su país entraban a una “era dorada”. Hoy, la sentencia se materializa con el anuncio de que la Corporación Nuclear de China o CGN por sus siglas en inglés, poseerá el 35 por ciento del proyecto Hinkley Point, que contempla la construcción de una planta nuclear en Somerset, Inglaterra.

El proyecto fue controversial desde el inicio, cuando, según información de CNN, China hackeó gobiernos y corporaciones a nivel mundial con el propósito de derribar su fuerza energética. No obstante, Theresa May, actual primera ministra británica, ha dado luz verde al proyecto que pretende generar 3,200 MW de poder nuclear, y cuya inversión asciende a 18 billones de euros.

Las opiniones están divididas. Mientras que expertos opinan que ceder un contrato así a China puede ser peligroso para la seguridad nacional británica, pues compromete información vital, el embajador chino en Inglaterra ratificó sus esperanzas de que el proyecto llegara a buen puerto: “la relación China-Inglaterra se encuentra en una coyuntura histórica; espero que el gobierno británico continúe con el apoyo al proyecto”, escribió en una carta para el Financial Times.

Por otro lado, David Elmes, jefe de la Red Global de Investigación Energética de la Warwick Business School, subrayó que un contrato así podría encarecer por décadas los precios de la energía en Inglaterra.

A parte de la planta en Hinkley Point, el proyecto contempla la construcción de otro reactor nuclear, a unos 60 kilómetros de Londres, y que será poseído por China en un 66.5%.

A pesar de las tensiones, el proyecto sigue adelante.

Artículo anteriorDía Bosch-IPN, clave para vincular academia e industria
Artículo siguienteAumenta ASA 4.5% en traslado a pasajeros