Robótica colaborativa marca tendencias en los procesos industriales

0
2469

Este artículo fue publicado en la edición No. 76 de Global Industries.

Las nuevas tecnologías están enfocadas en tener más flexibilidad con los robots, más procesos de visión y de identificación para poder tomar piezas que vengan totalmente dispersas, de diferentes tamaños y pesos, y que eso mejore los procesos de embalaje y logística.

Los últimos avances en tecnología de robótica y miniaturización de los componentes electrónicos y procesadores, que además han beneficiado a industrias como las de la informática y telecomunicaciones, han permitido el nacimiento de la era de los robots colaborativos, un nuevo tiempo en la automatización industrial.

Los robots colaborativos son aptos para trabajar junto a personas, pues llevan integrada la seguridad como funcionalidad propia y permiten al operador realizar sus tareas evitando trabajos peligrosos, sucios o ruidosos. El ejemplo más claro de esta innovación tecnológica en el sector industrial es YuMi, una solución robótica de ensamblaje de piezas desarrollado por la compañía sueco-suiza ABB. Sobre la inclusión de este “compañero robotizado” en los procesos industriales, el director de la División de Automatización Discreta, Robótica y Movimiento de ABB, Sergio Bautista, aseguró que la compañía elaboró esta solución para trabajar codo a codo con los humanos como una herramienta con posibilidades ilimitadas.

Hay muchas discusiones respecto a la robótica colaborativa. De repente se dirige más hacia robots que puedan cargar poco peso y que funcionen a bajas velocidades, pero realmente la robótica colaborativa es mucho más que sólo eso; se supone que los robots colaborativos deben de trabajar con el humano, y no simplemente tener características de trabajo con humanos. En ABB, en el ámbito de robótica colaborativa, nos hemos enfocado en tener robots que hagan ensambles con humanos, que trabajen con el humano, no quesimplemente se queden con características específicas del propio robot”, explicó en entrevista para Global Industries.

Argumentó que la robótica industrial se encuentra en una evolución constante, aunque la compañía sueco-suiza ha distinguido segmentos de mercado diferentes que cada vez se están automatizando más y que por ende están automatizando más robots. “Alimentos y bebidas, farmacéutico y bienes de consumo empacados son otros segmentos mercado que cada vez están automatizando más; incluso la industria electrónica. Creemos que esos son los segmentos de mercado que continuarán desarrollando cada vez más el uso de la automatización con robots y para eso está ABB Robótica, para ayudar a tener soluciones tecnológicas que puedan impactar en todos los procesos”, indicó.

Por otro lado, dijo que la robótica históricamente se trata de tomar piezas y que esas posiciones se repitan; sin embargo, las nuevas tecnologías están enfocadas en tener más flexibilidad con los robots, más procesos de visión y de identificación para poder tomar piezas que vengan totalmente dispersas, de diferentes tamaños y pesos, y que eso mejore los procesos de embalaje y logística.

Industria automotriz, a la vanguardia en robótica
Sergio Bautista enfatizó que de entre todos los sectores industriales, el automotriz es el que está a la vanguardia en robótica, pues desde su óptica la robótica nació a partir de esta industria. Refirió que para este sector presentaron un par de soluciones durante su participación en la Feria Hannover Messe 2018, donde exhibieron innova- ciones para el ensamble final de automóviles.

“Regularmente los procesos en la industria automotriz como la atención a prensas, la soldadura, la pintura, son procesos que ya se conocen y que se hacen con robots casi en la mayoría de las automotrices, sin embargo el ensamble final de las partes interiores no son procesos comúnmente automatizados con robots. Ahí es donde ABB está tratando de desarrollar nuevas soluciones”, comentó.

En su exposición durante la Feria presentaron robots colaborativos, con características de última generación como el Safe Move, una solución en la que el trabajador puede acercarse al robot y éste lo identifica, para posteriormente bajar velocidades e incluso detenerse dependiendo de la cercanía con el humano. Con esto, se puede lograr que un robot que no es inicialmente diseñado para ser colaborativo pueda serlo.

Por otro lado, indicó que en el ensamble final hay mucha gente operando, y que involucra piezas pesadas manejadas con herramienta fija, por lo que en ese caso y con la entrada de esta innovación un robot ya trabajar en operaciones colaborativas para hacer más fácil la labor del ensamble final, algo que anteriormente no se hacía con robots.

Subrayó que las innovaciones de ABB en este sentido incluyen la capacid para ensamblar las puertas de los automóviles conforme éste camina sobre la línea de ensamble, en donde básicamente un robot carga la carrocería mientras otro ensambla. De esta forma, resulta evidente que el potencial de los robots colaborativos está tomando forma y ganando presencia en los procesos industriales, pues con ejemplos como YuMi se demuestra cómo las nuevas soluciones optimizan los en colaboración con los trabajadores tradicionales.

Portafolio amplio, soluciones amplias
Finalmente, Sergio Bautista anotó que ABB posee un portafolio amplio de soluciones para diversos sectores industriales, “nuestros competidores tienen portafolios de producto más limitados o específicos, mientras que en ABB tenemos muchas líneas de negocio; en algunos casos competimos con algunos, pero no en todos, y eso nos hace diferentes. Nos ayuda a ser una compañía en la que el cliente puede comprar todo para automatizar sus procesos, a diferencia de otras empresas en donde sólo pueden adquirirse algunas piezas”, señaló.

Asimismo, destacó precisión de la tecnología de su marca , especialmente en el seguimiento de trayectorias, así como por los robots colaborativos y la digitalización con sus herramientas de simulación virtuales, estaciones de realidad virtual o de realidad aumentada, e incluso en la parte de simplificación.

Juan José García y Ricardo Ferro