AMLO supervisa en Yucatán tramo 4 del Tren Maya; asegura que se terminará la obra en 2023

0
116

El presidente Andrés Manuel López Obrador inició en Tinum, Yucatán, el último día de su gira dedicada a supervisar los avances de la construcción del Tren Maya, una obra que afirmó, impulsará el desarrollo del sureste del país.

“Esta obra generará muchos beneficios para Yucatán y para todo el sureste y la debemos terminar en el 2023”, subrayó.

El jefe del Ejecutivo verificó los avances del tramo 4, que recorre 245 kilómetros y se extiende por Yucatán hasta Quintana Roo.

La primera estación se ubicará en Izamal, seguirá a Chichén Itzá, Valladolid y Nuevo Xcán; finalmente, llegará a Cancún. El recorrido será en doble vía y totalmente electrificado. La empresa encargada de su construcción es Grupo Ingenieros Civiles Asociados (ICA).

“Se dice Tren Maya pero es el medio de transporte moderno que comunicará a la antigua república maya con sus 50 grandes ciudades. Es una región única en el mundo. Esto va a exaltar aún más la importancia cultural, arqueológica, histórica de México, del sureste y, por si fuese poco, va a fomentar mucho el turismo. (…) Va a ser una obra de gran importancia en cuanto a tecnología, en cuanto a modernidad como lo merece esta región con tanta historia, con tanta cultura, con tanta bondad en su pueblo”, expresó.

El mandatario adelantó que se supervisará cada tres meses la obra y confió en que Grupo ICA cumpla en el tiempo y presupuesto contemplado al inicio del proyecto “sin que cueste más y yo sé que lo pueden hacer”.

Aseguró que “nosotros no vamos a dejar ninguna obra pendiente, en proceso. Todas las tenemos que concluir para que no dejemos pendientes a las nuevas administraciones, a los nuevos gobiernos”.

La directora General de Grupo ICA, Guadalupe Phillips Margain, sostuvo que la empresa trabajará conforme al tiempo y presupuesto establecidos.

El director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, destacó que las autoridades y representantes indígenas aprobaron la realización del programa de desarrollo del Tren Maya con el compromiso de incorporar sus propuestas y planteamientos.

Previo al inicio de la construcción, en noviembre y diciembre de 2019 se llevaron a cabo 30 asambleas informativas y consultivas con 10 mil 305 autoridades y representantes de mil 440 comunidades indígenas pertenecientes a los pueblos maya peninsular, chol, tzeltal y tzotzil de los estados que conforman el proyecto.

En el caso de Yucatán se realizaron diez asambleas regionales en las que participaron alrededor de 560 comunidades del pueblo maya peninsular.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, ratificó el compromiso social del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana para coadyuvar en la seguridad y en el desarrollo de infraestructura, como la edificación del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, los cuarteles de la Guardia Nacional, las sucursales del Banco del Bienestar y la conclusión de hospitales heredados por administraciones pasadas.

“Las tareas que nos ha encomendado nuestro comandante supremo no son ajenas a nuestras visiones; se encuentran comprendidas en el artículo primero de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos. La fracción cuarta mandata realizar acciones cívicas y obras sociales que atiendan al progreso del país. Estas acciones forman parte de la naturaleza y razón de ser de nuestras Fuerzas Armadas que sirven al pueblo de México con la garantía de que jamás descuidamos una tarea para cumplir otra”, precisó el general.

Reafirmó que los ingenieros militares participarán en el proyecto del Tren Maya al construir el tramo 6 que unirá a Tulum con Bacalar y Chetumal y el tramo 7 de Bacalar a Escárcega. Actualmente el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) integra los estudios preliminares para que la Sedena inicie los trabajos en 2021.

El grupo de ingenieros planeará, conducirá y desarrollará la obra contratando mano de obra civil local, lo que significará generación de empleos en beneficio de la población.

El director general del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, sostuvo que con la construcción y la posterior puesta en marcha en 2023 del Tren Maya, el proyecto mitigará los efectos de la crisis económica generada por el COVID-19 y dará crecimiento en el sureste del país.