Apremia la creación de una política gubernamental basada en el fomento al empleo que otorgue estímulos fiscales: Concanaco Servytur

0
188

Para proteger el empleo y el ingreso de las familias en México urge la elaboración de programas que incentiven al empleo, otorguen estímulos fiscales, impulsen el desarrollo y que incluya los planteamientos de la sociedad civil para enfrentar entre todos los sectores las consecuencias del Covid-19.

En la mesa plural de trabajo Protección del Empleo y del Ingreso de las Familias se contaron entre las conclusiones: Mantener la sincronía con otros países con los que se tiene intercambio comercial, apostarle a la tecnología, aumentar los negocios digitales, pero sobre todo la necesidad de cambiar los paradigmas con que se trabajaba antes de la pandemia.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López Campos, calificó de apremiante la creación de una política gubernamental basada en el fomento al empleo y protección al trabajador, para enfrentar la crisis económica en que se encuentra el país por el Covid-19 y lograr la reactivación productiva en corto plazo.

En su participación en la novena de las once mesas de trabajo convocadas por el Consejo Coordinador Empresarial, el presidente de Concanaco Servytur destacó la importancia de contar, al término de la emergencia de salud, con un consejo nacional tripartida, a fin de plantear de manera colaborativa, entre todos los sectores, estrategias claras para lograr la recuperación del país de manera eficiente y en el menor tiempo.

Al respecto subrayó la relevancia de este ejercicio de diálogo social, que manifestó la necesidad de que todos juntos contribuyamos a la recuperación económica que le urge a México.

Sostuvo que el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) sería la base de la recuperación nacional, porque para tener una dinámica productiva se requiere de la permanencia de los empleos y la supervivencia de las unidades económicas.

En México, puntualizó, el 98 por ciento de las unidades económicas son Mipymes, las cuales contribuyen con el 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y aportan el 72 por ciento del empleo.

El líder empresarial consideró esencial la elaboración de programas que permitan en lo que resta del año y el 2021 que el país siga en su ruta de crecimiento, con el objetivo de continuar con el desarrollo productivo que brinde la oportunidad de tener mejores niveles de bienestar.

“Hay que elaborar los planes de reactivación para la recuperación económica, acorde a las circunstancias en las que nos encontramos, porque en 2019 el país no registró crecimiento y para el 2020 la apuesta es no llegar al doble digito de decrecimiento económico”, anotó.

Para ello, detalló, durante la contingencia sanitaria se necesita liquidez en las empresas, las cuales estaban funcionando antes de la pandemia y hoy demandan apoyos de financiamiento y diferir el pago de impuestos, cuotas, derechos y servicios, a fin de sobrevivir y preservar dentro de las empresas el mayor número de empleos posibles.

López Campos apuntó que la segunda etapa del programa de reactivación debe orientarse a dar soluciones regionales, porque no habrá una formula generalizada para el país, debido a que cada entidad tiene sus propias vocaciones.

También, precisó, se requiere una planeación para la incorporación de las empresas que no fueron consideradas como esenciales y que son transversales para el crecimiento y el empleo.

Planteó la necesidad de mantener un acercamiento de la sociedad y sectores productivos con los Poderes Judicial y Legislativo, que deben sostener una relación de equilibrio con el Ejecutivo, con la finalidad de participar con fortaleza en la gran tarea que se realizará para la recuperación económica del país.