¿Cómo ayudan los cobots a superar la brecha de habilidades de los operarios?

0
790

La cuarta revolución industrial o Industria 4.0 en la que estamos inmersos ha traído consigo importantes cambios en la forma de trabajar en las fábricas. La digitalización de las líneas de producción y fabricación a través de la realidad virtual, la inteligencia artificial, el internet de las cosas y el Big Data, hace que la robótica colaborativa juegue un importante papel en la automatización de la producción.

 Esben Østergaard, CTO y cofundador de Universal Robots considera que su incorporación a los entornos industriales supone no solo que los operarios puedan trabajar codo con codo con un brazo robótico, sino que además ayuda a superar la brecha de habilidades. ¿Cómo puede un cobot minimizar el impacto de la escasez de trabajadores especializados en robótica en los entornos industriales?

Robótica accesible para todas las personas

 Uno de los principales desafíos para los fabricantes hoy en día es el de superar la brecha entre la demanda y la disponibilidad de trabajadores con experiencia en manipulación robótica, programación, ingeniería y técnicas de mantenimiento para asegurar la automatización. Y es que en la mayoría de las industrias en Latinoamérica hacen faltan trabajadores cualificados para las fábricas del futuro, de acuerdo con un reciente estudio que asegura que el 55% de las empresas a nivel mundial tienen dificultades para dar con los perfiles buscados.

 

¿Cómo superar entonces la brecha de habilidades de los operarios? Muy sencillo, con la incorporación de robótica accesible para todas las personas a los entornos industriales. En este sentido, los cobots son una de las soluciones más fáciles para implantar la automatización en tu empresa, y que cuentan además con numerosas ventajas frente a los robots tradicionales.

Cobots que ayudan a superar la brecha de habilidades

Con un robot colaborativo de Universal Robots cualquiera de los trabajadores de una empresa podrá programarlo, utilizarlo y realizar el mantenimiento sin experiencia previa. De esta forma, un operario será capaz de desembalar un cobot, montarlo y programar su primera tarea sencilla en menos de una hora.

 Ante esto, ¿por qué los cobots permiten reducir la brecha de habilidades?

  • Porque no requieren experiencia previa de programación y funcionamiento.
  • Se reduce el número de trabajadores necesarios en tareas repetitivas, tediosas y peligrosas, ya que podrás destinar el cobot a dicho fin.
  • Podrás reubicar a los operarios en tareas de mayor valor añadido, mejorando así la cualificación y la satisfacción de los trabajadores.
  • Añaden valor a los procesos de automatización para asegurar el éxito continuo.

 Pero además de reducir la brecha de habilidades, es importante destacar que los cobots también ayudan a evitar bajas por lesiones gracias a sus características de colaboración y seguridad.

 ¿Cómo funciona la academia UR?

 Está formada por seis módulos interactivos cortos que cubren todos los aspectos básicos de lógica robótica, configuración, programación, interfaces y seguridad. Esto permitirá que los empleados actuales adquieran los conocimientos mínimos para convertirse en exitosos programadores e integradores de cobots en menos de 90 minutos, evitando así tener que contratar a personal externo cualificado.

 

Además, una vez que hayan adquirido las nociones básicas, tus trabajadores podrán continuar implementando avanzadas aplicaciones para el cobot en un futuro. En el caso de los operarios con experiencia en manipulación o programación robótica, podrán utilizar la información del sitio web de soporte de Universal Robots para añadir sofisticada programación e interfaces que permitan responder a las necesidades específicas de las aplicaciones.

Herramientas para una solución automatizada personalizada

 Toda esta sencilla formación se complementa a la perfección con diferentes herramientas que permiten convertir al cobot en una solución de automatización personalizada. Hablamos de la Soluciones UR+, un showroom online que ofrece productos de vanguardia basados en:

  • Efectores finales: donde se encuentran todos los tipos de herramienta de extremo de brazo, desde las pinzas más simples hasta los más innovadores efectores finales con destreza humana.
  • Accesorios: basado en productos de hardware tales como pasacables, cubiertas protectoras, sensores de fuerza/par, módulos de comunicación, sistemas de visión y paneles HMI.
  • Software: con plug-ins desarrollados con el kit de desarrollo de software de URcaps, programas para PC como simuladores, o plug-ins de UR-Library para software de terceros como programación de PLC.
  • Soluciones de visión artificial: con una amplia gama de herramientas para que su cobot pueda ver, inspeccionar, guiarse y un largo etcétera de aplicaciones.

 En Universal Robots llevamos más de 10 años transformando la automatización empresarial, y hoy en día, nuestros brazos robóticos trabajan en más de 34.000 centros de producción en todo el mundo.

Artículo anteriorMéxico requiere políticas públicas en ciberseguridad e infraestructura de las comunicaciones
Artículo siguiente¿Por qué hablamos tanto de 5G?