El Tren Maya privilegia la visión integral de desarrollo para la frontera sur del país: Raúl Bonifaz

0
201

En el foro “Iniciativas de articulación productiva del sector agroalimentario en torno al Tren Maya”, diputados, expertos, académicos, productores y funcionarios señalaron la relevancia de impulsar el desarrollo integral del sur-sureste del país por medio de esta obra con viabilidad económica en el mediano y largo plazos, en beneficio de la población.

El presidente de la Comisión de Asuntos Frontera Sur, diputado Raúl Eduardo Bonifaz Moedano (Morena), destacó que “a quien se le ocurrió esta visión integral de desarrollo, en especial para la Península de Yucatán, de verdad, un aplauso”, porque no nada más se contempló un proyecto de fomento turístico con el Tren Maya, sino una perspectiva amplia que abre oportunidad para impulsar al sector agroalimentario.

Apuntó que desde la responsabilidad de la Cámara de Diputados y de los congresos locales “estaremos muy atentos al avance del proyecto”.

Esta reunión, señaló, ha causado una extraordinaria impresión y motivación en los cinco estados de la frontera sur: Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Chiapas y sus sectores agroalimentarios.

Reconoció el interés de los sectores productivos por participar en la definición de los planes adyacentes del Tren Maya y refirió que el Congreso de Chiapas aprobó la concesión del eje carretero transversal del proyecto Pijijiapan-Palenque.

Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), afirmó que la visión integral del proyecto se debe a Andrés Manuel López Obrador. “Siempre habló de un tren turístico. En el fondo es un proyecto integral de desarrollo que incide en todos los sectores y fundamentalmente en el área agroalimentaria”, precisó.

“El Tren es un vehículo ideal para detonar muchas actividades en la región, siempre y cuando tenga una visión de compromiso y de desarrollo integral que implica la consideración fundamental de inclusión, ambientalmente responsable, consecuente culturalmente y, sobre todo, que tenga viabilidad económica”.

El sector primario, el agroalimentario, tiene una penetración social e incidencia cultural muy fuerte porque la mayoría de la población depende directamente y trabaja en éste; por ello, impulsarla dentro de este proyecto es una visión vital para detonar el crecimiento económico regional, además de conectar la producción primaria con los centros de acopio, puertos, ciudades y poblaciones.

El problema del sector agroalimentario en la región, explicó, es por no darle el valor agregado. En ese sentido, aprovechar la infraestructura del Tren Maya con la combinación de las cadenas de producción y centros de acopio lograría una viabilidad económica de mediano y largo plazos.

Olga Vázquez, asesora económica de Fonatur, apuntó que el Tren Maya aprovechará el alto potencial de producción primario del sector agroalimentario de los cincos estados adyacentes a la construcción de la vía férrea, con excepción de Quintana Roo.

Resaltó la necesidad de prepararse para aprovechar la oportunidad de invertir en infraestructura, porque el diez por ciento de la carga transportada requiere frigoríficos para su conservación.

Las encuestas de percepción con diversos sectores productivos indican que 92 por ciento de las personas consideran que el tren es una opción positiva para la movilización de carga y de personas, además de la conectividad con puertos, aeropuertos y la red ferroviaria nacional, incluso con la de Estados Unidos para llegar a ese mercado y al canadiense.

Carlos Barceló Ruiz, enlace territorial del Tren Maya en Chiapas, planteó la necesidad de conocer la ejecución y planeación del proyecto con una visión de desarrollo integral, con el objetivo de aprovechar las nuevas oportunidades que se van a generar con los gobiernos estatales y empresarios.

Roberto Rendón Mendel, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, sostuvo que el sector académico está llamado a ser un gran aliado del Tren Maya y debe responder con la formación de profesionistas altamente especializados en infraestructura de refrigeración y capacitación de personal.

Germán de Coss Tovilla, presidente de la Unión Ganadera Regional, refirió que el Tren Maya favorecerá el desarrollo de la ganadería de la zona norte de Chiapas, donde se concentra el 45 por ciento del hato, porque abrirá una importante puerta para movilizar la producción cárnica.

Julio César Jesús Montiel, coordinador estatal del Programa Sembrando Vida, resaltó que este proyecto se vincula con el Tren Maya y refirió que por medio del Sistema Agroforestal se impulsa la siembra de árboles maderables, café, cacao, achiote, hule, pimienta gorda y negra.