Masisa acuerda la venta de dos complejos industriales en México

0
1192

Tras la resolución de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) respecto de la transacción que Masisa suscribió con Arauco en diciembre de 2017 para la venta a esta última de activos industriales de Masisa en México, las compañías suscribieron un convenio para la venta a Arauco de dos complejos industriales ubicados en Durango y en Zitácuaro/Lerma por un total de US$160 millones.

Asimismo, Masisa optó por mantener la propiedad del complejo industrial ubicado en Chihuahua, por lo que seguirá siendo un actor relevante en el país.

El complejo Chihuahua cuenta con una línea de tableros PB-MDP con una capacidad instalada potencial de 220.000 m3 anuales, tres líneas de recubrimientos melamínicos con una capacidad instalada total de 76.000 m3 anuales y tres líneas de acabados (folios, enchapados y cubiertas de cocinas), lo que le permitirá a Masisa seguir atendiendo los mercados de México y Estados Unidos.

“Esta operación se enmarca en el proceso de desinversión de activos industriales de la compañía en Argentina, Brasil y México anunciado hace poco más de un año. Dicho proceso le permitirá a Masisa focalizar su actividad comercial en negocios de mayor valor agregado en la región del Pacífico (Chile y Países Andinos, México, Estados Unidos, Canadá, Centroamérica y otros mercados de exportación), manteniendo su capacidad productiva para abastecer la región desde Chile, México y Venezuela”, señaló Roberto Salas, gerente general corporativo de Masisa.

Con estas desinversiones la compañía bajará significativamente su nivel de endeudamiento, lo que, junto a una reducción de gastos corporativos y operacionales ya implementada, le permitirán una mejora importante en la rentabilidad de su negocio.

De esta manera, Masisa podrá volcar sus esfuerzos en acelerar su estrategia comercial y maximizar su rentabilidad a través de sus fortalezas y ventajas competitivas, como son el acercamiento con el cliente final, la innovación y diseño, expandir las alternativas de valor agregado en productos y servicios, impulsar nuevas soluciones integrales y desarrollar los canales de venta a través de nuevas tecnologías.

Artículo anteriorChatbots, una herramienta para la comunicación de empresas
Artículo siguienteEn marcha construcción del primer Centro de Telecomunicaciones Espaciales de México