Por fuerte regulación, se reducen en 16% accidentes en industria minera

0
333

De acuerdo con las cifras disponibles de la Cámara Minera de México (Camimex), en 2017, las empresas afiliadas a este organismo reportaron una tasa de incidencia de accidentes del 1.69, lo que significa una reducción de 16 por ciento respecto de 2016. Esta disminución es relevante para acercarse a la meta de “cero accidentes” en el sector.

La tasa media de incidencia de accidentes a nivel nacional fue de 2.19 y la actividad con el mayor indicador fue la compraventa en tiendas de autoservicio y de departamentos con 4.27, seguido de la compraventa de alimentos, bebidas y tabaco, con 3.52. Únicamente tres sectores de quince registrados presentan mejores cifras que el sector minero: servicios de administración pública y seguridad social; servicios profesionales y técnicos, así como construcción, reconstrucción y ensamble de equipo de transporte con 1.31, 1.25 y 1.23, respectivamente.


Actualmente, el sector minero trabaja en la implementación de estrategias y herramientas innovadoras que permitan un trabajo más seguro y procesos más eficientes:

1. Los grupos mineros más importantes del país cuentan con un dispositivo de última
generación, el Key Out, que permite saber en tiempo real la ubicación de cada
colaborador.

2. Un número importante de operaciones mineras cuentan con tecnologías de
detección de fatiga, un sistema basado en el uso de lentes para el monitoreo de fatiga de los operadores, así como el uso de un radar que detecta los deslizamientos en taludes y áreas críticas.

3. El sector cuenta con programas que ayudan a compartir las mejores prácticas de
seguridad entre los trabajadores, por ejemplo, el programa “Llegar a casa seguro
todos los días”, el cual se basa en tres ejes: administración de la seguridad, control
documental y cero accidentes, ofreciendo -entre otras cosas- inducción,
entrenamientos e inspecciones.

4. Autoridades y empresas han fortalecido la normatividad bajo los mejores estándares nacionales e internacionales en materia de seguridad. Tal es el caso de la Norma 032 Seguridad para Minas Subterráneas de Carbón, donde el sector trabajó muy de cerca con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para su elaboración y la del taller de capacitación; además de la realización de nueve cursos e-learning que forman parte del catálogo del Aula Virtual del Programa de Capacitación a Distancia para Trabajadores (Procadist) en materia de seguridad en los centros de trabajo, y

5. El sector minero tiene firmado un Convenio con la STPS, con especial énfasis en el
Programa de Autogestión de Empresa Segura. Además, en 2011 se ratificó un
convenio para la formación del Comité de Gestión por Competencias de la Industria
Minera; y existe la revisión quinquenal y publicación de la Norma-023-STPS-2012,
Minas Subterráneas y Minas a Cielo Abierto, Condiciones de Seguridad y Salud en el
Trabajo.

Camimex señala que la minería es una actividad altamente regulada y auditada en relación a supervisar sus acciones y estrategias de seguridad, protección y salud ocupacional.

El sector minero se mantiene a la vanguardia y enfocado en mantener instalaciones y
operaciones seguras para sus colaboradores, promoviendo e implementando programas, estrategias y herramientas nuevas que propicien la reducción de accidentes y proporcionen un entorno ocupacional idóneo.

La Cámara Minera de México es la primera de las cámaras industriales constituida en el país, fundada en 1906. Agrupa a los principales grupos mineros de México. En 2017, 35 grupos mineros recibieron el distintivo de Empresa Socialmente
Responsable.

Asimismo, tres grupos mineros, integran el primer Índice Sustentable de la Bolsa Mexicana de Valores y tres operaciones mineras recibieron el reconocimiento de Excelencia Ambiental, máximo reconocimiento otorgado por PROFEPA.