Continental y Volterio desarrollan robots de carga automáticos para vehículos eléctricos

0
943

Continental está revolucionando la carga de vehículos eléctricos. Junto con la startup Volterio, el proveedor de servicios de desarrollo y producción de Continental, Continental Engineering Services (CES), está desarrollando un robot de carga inteligente que hará que el llenado de electricidad sea mucho más fácil y conveniente en el futuro. Con este fin, CES y Volterio ahora formaron oficialmente una asociación que hará que este último desarrolle los primeros sistemas de casi producción para el robot de carga diseñado en conjunto para mediados de 2022. Dado que CES cumple con todos los criterios de certificación necesarios de la industria automotriz, también desarrollará el sistema hasta la madurez de producción y, en última instancia, se hará cargo de la producción del robot de carga. La producción en volumen del sistema está prevista para 2024 y tendrá lugar en Alemania. El desarrollo innovador destaca una vez más el enfoque estratégico de Continental Engineering Services en tecnología sostenible y soluciones de servicio. Las soluciones de carga inteligente para vehículos eléctricos en particular son hitos clave en el camino hacia una movilidad integral, sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

La solución de carga totalmente automática consta de dos componentes: una unidad en los bajos del vehículo y otra en el suelo del garaje. Tan pronto como el automóvil está estacionado, los dos componentes se conectan automáticamente a través de un sistema inteligente que, entre otras opciones, se controla a través de banda ultraancha, una tecnología de comunicación basada en radio para la transmisión de datos de corto alcance. Una ventaja práctica de esto es que el automóvil no tiene que estacionarse con precisión. El robot de carga corrige la desviación de hasta 30 centímetros de la posición de estacionamiento ideal. Además, es irrelevante qué ángulo se coloca un vehículo en relación con la unidad de piso. El diseño cónico del conector físico entre el piso y la unidad del vehículo permite cualquier alineación y orientación entre las unidades.

El vehículo y la unidad de tierra permiten una carga totalmente automática.

“Nuestro robot de carga es un paso real en la evolución de hacer que la movilidad eléctrica sea más conveniente y adecuada para el uso diario”, explica el Dr. Christoph Falk-Gierlinger, director gerente de CES. “Con Volterio, tenemos el socio ideal para desarrollar una solución eficiente y simple para cargar vehículos eléctricos. A través de esta cooperación, estamos combinando la creatividad y la flexibilidad de una empresa joven con la experiencia en desarrollo y la experiencia en automoción de Continental Engineering Services”.

“Con Continental, tenemos el socio perfecto a nuestro lado para industrializar nuestra tecnología de carga automatizada y lograr el éxito en un mercado en crecimiento”, explica Christian Flechl, director general de Volterio. “Continental tiene la capacidad de producción y las capacidades de escalamiento necesarias”.

Ambas compañías habían investigado previamente soluciones de robots de carga similares al mismo tiempo y de forma independiente. En la nueva cooperación, ambos socios se complementan entre sí, de modo que una solución que sea adecuada para la movilidad eléctrica diaria pueda desarrollarse rápidamente y ponerse a disposición de los clientes que ya están específicamente interesados.

La unidad del vehículo permite una conexión segura al robot de carga.

La nueva tecnología ofrece muchos beneficios. Por un lado, la energía fluye a través de una conexión física, tal como lo hace en las estaciones de carga convencionales. Esto significa que, a diferencia de la carga inductiva inalámbrica a través de un campo magnético, apenas se pierde energía cuando se llena con el robot de carga. Esto hace que esta solución sea particularmente sostenible y eficiente. La innovadora solución de carga se proporciona inicialmente para su uso en hogares privados con una potencia nominal adecuada de 22 kW de corriente alterna. En un segundo paso, se desarrollará una solución de carga rápida para áreas públicas que se pueda retraer en el suelo, por ejemplo, para estacionamientos, estaciones de servicio o áreas de fábricas con una capacidad de carga de más de 50 kW de corriente continua.

Artículo anteriorGobierno de Sinaloa apoyará a concretar negocios de emprendedores y microempresarios con nueva plataforma digital
Artículo siguienteRefrenda Dell Technologies su compromiso con nuevos modelos de aprendizaje y ciberseguridad en las ciudades inteligentes y el sector salud