Eastman inicia operación comercial de tecnología innovadora para la industria química

0
260

Eastman, la compañía líder en la industria química que, a principios de 2019 se convirtió en miembro de la red EMF’s Circular Economy, ha dado un significativo y definitivo paso hacia adelante para la evolución de la economía circular, al iniciar con la operación comercial de una innovadora tecnología química de reciclaje que contribuirá en la solución al problema de residuos plásticos.

La nueva tecnología de renovación de carbono de Eastman descompone los residuos
plásticos en elementos moleculares básicos como son: carbón, oxígeno e hidrógeno,
dando con ello una solución de por vida para variedad de plásticos de diversas fuentes,
como los de un solo uso, textiles y tapiz, que los métodos mecánicos tradicionales de
reciclado no pueden procesar, transformando así el reciclaje de desechos plásticos
contaminantes que, eventualmente, terminan en basureros o son incinerados.

La compañía estima que para 2020 se habrán aprovechado hasta 50 millones de libras
de residuos plásticos para las operaciones de tecnología de renovación de carbono, por
lo que actualmente trabaja en el desarrollo de nuevos proyectos que contribuyan a
aumentar de manera significativa esa cantidad.

“Cerrar el ciclo de los residuos plásticos es un problema complejo que tiene que ser
resuelto con soluciones innovadoras. Con las personas correctas, tecnologías de clase
mundial y nuestra integración vertical, Eastman está en una posición única para ampliar
esta solución rápidamente. Con la tecnología de renovación de carbono, nosotros
revolucionaremos el reciclaje a nivel molecular” dijo Mark Costa, presidente del consejo
y CEO de Eastman.

La tecnología de renovación de carbono es operada en la sede mundial de la empresa
en Kingsport, Estados Unidos, en donde además cuenta con su planta manufacturera
de mayor tamaño. En ella, Eastman modificó la parte frontal del proceso de producción
de acetilos y celulósicos para aceptar residuos plásticos, con lo que reduce la cantidad
de materia prima fósil requerida y disminuye la huella de carbono, derivada del uso de
este tipo de recursos.

Durante el nuevo proceso, los residuos plásticos pueden ser reciclados un número infinito de veces sin perder su calidad, dado que son descompuestos a nivel molecular y usados como elementos para fabricar otros nuevos productos, que van desde textiles y cosméticos hasta artículos para el cuidado personal y oftálmico, de modo que los materiales reciclados tendrán más usos finales posibles.

“El problema de los residuos plásticos no es solo uno y no lo puede resolver una sola
compañía, pero en Eastman estamos tomando acciones definitivas para hacer nuestra
parte,” señaló Costa. “Comenzar la producción comercial de la tecnología de renovación
de carbono es prueba de nuestra determinación de actuar rápida y decisivamente para
acelerar la economía circular”, añadió.

Un ejemplo de este esfuerzo está en que, en la búsqueda por dar “nueva vida” a uno de
los residuos materiales más problemáticos en los basureros, como lo son las alfombras
para casa y oficina, ahora éstas, después de su uso serán recicladas mediante la
tecnología de renovación de carbono y convertidas en nuevos materiales para distintos
usos.

En alianza con Circular Polymers, una compañía que recupera los residuos de productos
post consumo para reciclarlos, y CARE, una organización sin fines de lucro creada en
2002 para apoyar y facilitar soluciones al mercado que mantengan a las alfombras fuera
de los basureros, se colectarán y reciclarán alfombras de poliéster, inicialmente,
mediante la separación de la fibra PET.

Estos materiales serán trasladados por vía férrea a la planta de Eastman y serán utilizados para crear nuevos productos para el mercado, con los que la compañía asegura tener una fuente constante de materia prima para aplicar la tecnología de renovación de carbono.
“Estamos emocionados de colaborar con Eastman en un proyecto que beneficia al
planeta,” dijo David Bender, CEO de Circular Polymers. “Los felicitamos por su liderazgo
en la economía circular y en el reciclaje de alfombras”, concluyó. Por su parte, el director
ejecutivo de CARE, Robert Peoples señaló que: “CARE está orgullosa de ser parte del
equipo que ofrece una solución para reintroducir los residuos de alfombras en el
mercado”.

Cabe destacar que los materiales reciclados de Eastman estarán certificados por la
Certificadora Internacional de Sustentabilidad y Carbono (ISCC, por sus siglas en
inglés), una agencia independiente para el rastreo de contenido sustentable en varias
industrias. Además de ello, la compañía trabajará a lo largo de la cadena de valor con
sus clientes, proveedores, fabricantes, marcas y organizaciones no gubernamentales,
para implementar esta solución circular a gran escala y reciclar residuos plásticos.