Inversión de 4.7 mdd de Apple en Bonos Verdes respalda la tecnología ecológica

0
1080

Las inversiones de 4,700 millones de dólares de Apple en Bonos Verdes han ayudado a impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías de reciclaje y fabricación con bajas emisiones de carbono, anunció la compañía.

Desde 2016, Apple ha emitido tres Bonos Verdes con proyectos que muestran cómo las inversiones pueden reducir las emisiones globales y llevar energía limpia a las comunidades de todo el mundo.

Como parte de este trabajo, Apple está comprando aluminio libre de carbono directo luego de un gran avance en la tecnología de fundición para reducir las emisiones. El aluminio es el primero que se fabrica a escala industrial fuera de un laboratorio sin generar emisiones de carbono directas durante el proceso de fundición. La compañía tiene la intención de que el material se introduzca en el iPhone SE.

“Nuestras inversiones están impulsando las tecnologías innovadoras necesarias para reducir la huella de carbono de los materiales que usamos, incluso cuando pasamos a usar solo materiales reciclables y renovables en todos nuestros productos para conservar los recursos finitos de la tierra”, dijo Lisa Jackson, vicepresidenta de Medio Ambiente, Política e Iniciativas Sociales de Apple.

En total, Apple ha emitido 4,700 millones de dólares para acelerar el progreso hacia el objetivo de la empresa de convertirse en carbono neutral en toda su cadena de suministro para 2030. Sus dos primeros bonos en 2016 y 2017 ahora están totalmente asignados. El Bono Verde de 2019 respalda 50 proyectos, incluido el avance del aluminio con bajas emisiones de carbono. Estos 50 proyectos mitigarán o compensarán 2 millones 883 mil toneladas métricas de CO2e, instalarán casi 700 megavatios de capacidad de energía renovable en todo el mundo y promoverán nuevas investigaciones y desarrollos de reciclaje.

ELYSIS, la compañía detrás del primer proceso de fundición de aluminio directo sin carbono del mundo, anunció que ha producido el primer aluminio primario de pureza comercial a escala industrial para su uso en productos Apple. La tecnología innovadora produce oxígeno en lugar de gases de efecto invernadero, y el logro marca un hito importante en la producción de aluminio, uno de los metales más utilizados en el mundo.

Por otra parte, Apple continúa utilizando sus Green Bonds, que se encuentran entre los más grandes del sector privado, para desarrollar nuevas fuentes de energía renovable. Más de 500 millones de los ingresos de los bonos verdes de 2019 de la compañía se han asignado a proyectos de energía limpia. Esto incluye las turbinas eólicas terrestres más grandes del mundo, que alimentan el centro de datos de la compañía en Viborg, Dinamarca, y toda la energía excedente se devuelve a la red danesa.

Durante el próximo año, Apple expandirá las operaciones del centro de datos de Viborg y construirá una nueva infraestructura para capturar el exceso de energía térmica para el beneficio a largo plazo de la ciudad. Al igual que con sus centros de datos, todas las oficinas y tiendas minoristas de Apple en 44 países han obtenido energía 100 por ciento limpia desde 2018, incluso a través de los ingresos de Green Bond.

Artículo anteriorAsume Alejandro Díaz de León, exgobernador de Banxico, la dirección corporativa de Grupo Bal
Artículo siguienteIncorpora Soriana 40 unidades Kenworth para fortalecer el traslado de mercancías en México