Tuesday, January 23, 2018

NAICM, mantiene el vuelo en medio de turbulencias nacionales y globales

0

La expectativa de que sea inaugurado en 2020 se mantiene vigente.
Algunas licitaciones esperadas para este año ya se realizaron.

Onza de oro en riesgo de perder etiqueta de refugio de inversión

0

Las apuestas de que la Fed aplicará
una política monetaria más restrictiva
en los próximos meses han presionado
a la baja la cotización de este metal.

Archivo: México, la desaceleración está a la vuelta de la esquina

0

Los efectos de los terremotos serán inicialmente negativos y obligarán a una contracción en el PIB, aunque después vendrá un repunte.

Nuestra perspectiva: Prevemos un crecimiento del PIB de 1.9% en 2017 y 1.6% en 2018. Esto es un cambio de nuestras expectativas anteriores de 2.1% y 1.3%, respectivamente. Ya hemos incorporado la desaceleración esperada del tercer trimestre de 2017 después de los terremotos, y la esperada aceleración posterior por el gasto de gobierno y la reconstrucción. Prevemos una inflación de 6.4% al cierre de 2017, y 3.6% a finales del 2018. Vemos que Banxico se mantenga con una tasa en 7% por el resto del año y que recorte la tasa de interés en 100 puntos base (pb) en la segunda mitad del 2018. El TLCAN será una negociación complicada, la cual es probable que se extienda más allá de este año.

Perspectiva principal: Prevemos que el PIB se desacelerará debido a políticas fiscales y monetarias más estrictas, aunado a la incertidumbre creada por las negociaciones del TLCAN. Un crecimiento lento ayudará a la inflación. Vemos que el TLCAN se actualizará de forma trilateral, pero después de una larga y complicada negociación.

Principales riesgos: El riesgo al alza más importante para nuestra perspectiva de crecimiento es que Estados Unidos continúe con un crecimiento fuerte sin inflación. El principal riesgo externo a la baja son las políticas públicas de Estados Unidos y las ventas de autos nuevos en ese país.

Cambios a nuestro pronóstico del crecimiento del PIB después de los terremotos:

Hemos modificado nuestro pronóstico del crecimiento del PIB a 1.9% de 2.1% para el 2017, y a 1.6% de 1.3% para 2018. Debido a dos razones: el impacto de los dos terremotos durante septiembre y la desaceleración más de lo esperado en la actividad en el margen.

Los terremotos significan una contracción en el tercer trimestre…

Estimamos una contracción en la actividad económica de 2pp durante el tercer trimestre de 2017, como consecuencia de los dos grandes terremotos de septiembre (sobre la tasa de crecimiento trimestral, anualizada usando datos ajustados por estacionalidad). El primer terremoto tuvo una magnitud de 8.2 y afectó a los estados de Oaxaca, Tabasco, y Chiapas. Combinados, estos estados representan un 6.4% del total del PIB. El segundo terremoto tuvo una magnitud de 7.1, y afectó a Puebla, la Ciudad de México, Morelos, y el Estado de México, entre otros estados. Estos estados equivalen a un 30% de total del PIB. El impacto en la economía del segundo terremoto es mayor, aunque fue de menor magnitud. La contracción en septiembre debido a los terremotos junto con la contracción del IGAE en julio, nos llevó a reducir nuestra expectativa del crecimiento anual del PIB por debajo del 2%.

 …seguido de una aceleración

Prevemos un impacto positivo neto en la economía después de los terremotos, tomando en cuenta la reconstrucción y el apoyo. El gobierno tiene varios recursos. Uno de ellos es el FONDEN (Fondo Nacional para Desastres Naturales), con cerca de $850 millones de dólares disponibles en el 2017 y 2018. Pero el gobierno también puede utilizar recursos fiscales, a expensas de un menor superávit primario este año y el próximo. En general, el gobierno podría utilizar 1% del PIB para la reconstrucción y el apoyo a los damnificados, y aun así tendría un superávit primario en ambos años. Estimamos que estos recursos tendrán un impacto positivo en la economía durante el último trimestre de 2017 y la primera mitad del 2018. El apoyo fiscal nos llevó a incrementar nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para 2018 a 1.6% de 1.3%. Todavía esperamos una desaceleración en la economía, pero menos marcada que antes, gracias a una menor consolidación fiscal después de que ocurrieran los desastres naturales.

Parece que la inflación ha llegado a su nivel máximo

En agosto, parece que la inflación ha alcanzado su máximo, con 6.7%; lo cual está en línea con nuestras expectativas y la visión de Banxico de que no se necesitan más alzas en las tasas de interés. El registro de la primera mitad de septiembre mostró que varios de los sub-índices afectados por las alzas en precios energéticos de principio de año, y la depreciación del peso hasta enero, ya van a la baja. La inflación subyacente mostró evidencia de que la apreciación del peso desde mediados de enero está ayudando a reducir la inflación.

Banxico recortará tasas durante la segunda mitad del 2018

Prevemos que el siguiente movimiento de Banxico sea un recorte, debido a la desaceleración en la actividad económica y la inflación que anticipábamos. El riesgo es que Banxico pueda hacer recortes de forma anticipada, si la inflación o la economía se desaceleran más rápido. Prevemos un recorte de 100 puntos base durante la segunda mitad del 2018, después de las elecciones. El total de los recortes, incluso la posibilidad de ellos, depende de los movimientos de la Fed. Nuestro equipo de economistas para Estados Unidos esperan que la Fed suba 25pb en diciembre 2017, y tres veces en 2018.

Un evento importante es la renegociación del TLCAN

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está en un proceso de renegociación. Las autoridades esperan que las negociaciones terminen en diciembre del 2017, para poder mandar a aprobación un borrador a los cuerpos legislativos de cada país. Pero esta fecha parece ser muy apretada, debido a que la eliminación del capítulo 19 y la imposición de las medidas por parte de Estados Unidos que buscan reducir el déficit comercial con México no se han puesto a discusión todavía. El calendario también se ve muy apretado debido a las recientes discusiones comerciales entre Estados Unidos y Canadá, entre otros dada la insistencia de Canadá de mejorar las regulaciones laborales en el TLCAN.

Vemos que existe una importante probabilidad de que las negociaciones o al menos el proceso de aprobación de la actualización del TLCAN se empalmen con las elecciones en México y Estados Unidos en 2018. Creemos que existe una baja probabilidad de que Estados Unidos se salga del TLCAN, dados los beneficios que reciben los productores de dicho país y el fuerte poder de cabildeo de algunos beneficiarios del TLCAN en Estados Unidos. La incertidumbre seguirá alta si las renegociaciones del TLCAN toman más tiempo de lo esperado por las autoridades y se empalman con las elecciones, retrasando las inversiones. Si las renegociaciones del TLCAN se salen de control y se imponen políticas proteccionistas, la economía sufrirá dos grandes shocks: menor demanda externa y altas primas de riesgo, lo cual tendría un impacto negativo en la economía y en el precio de los activos.

Carlos Capistrán
Economista en Jefe para México y Canadá
Bank of América, Merrill Lynch

De la palabra de honor…. a la de horror

0

Haciendo un análisis y reflexión sobre lo
que está viviendo México en relación
con los políticos y sus diversas promesas
de campaña o simplemente de administración
como:
• Ya no subirá más ni la gasolina ni la luz.
• Resolveremos el caso Ayotzinapa y daremos con
los responsables.
• El peso está estable y fuerte.
• Voy a pedir licencia de gobernador para enfrentar
mis acusaciones sin huir.
• Si atrapamos al Chapo, también vamos a atrapar
a Duarte.
• En la CDMX no existen bandas criminales.
• Todos los responsables del fraude de la Línea 12
serán castigados.
• 100% de los priístas son honestos.
• Guerrero, Tamaulipas y Michoacán
están controlados.
• No cederemos ante los maestros de la CNTE.
• Los maestros que incumplan serán despedidos.
• Mi administración fue transparente y honesta.
• Los recursos de la delegación se utilizaron para el
bienestar de la comunidad.
Y una bola inmensa más de mentiras y corruptelas,
traigo a línea la siguiente reflexión:
En el año de 1892 murió don Carlos Fuero. Una calle
en la ciudad de Chihuahua, Saltillo y Parral, llevan su
nombre y la historia es digna de ser conocida por ustedes,
mis queridos amigos.
A la caída de la ciudad de Querétaro, quedó prisionero
de los “Juaristas” el general don Severo del Castillo,
jefe del Estado Mayor de Maximiliano. Fue condenado
a muerte y su custodia se encomendó al coronel Carlos
Fuero. Durante la víspera de la ejecución del general don
Severo del Castillo, dormía el coronel Fuero, cuando su
asistente lo despertó.
El general del Castillo, le dijo, deseaba hablar con él.
Fuero se vistió de prisa y acudió de inmediato a la celda
del condenado a muerte, no olvidaba que don Severo del
Castillo había sido amigo de su padre.

Carlos —le dijo el general—, perdona que te
haya hecho despertar. Como tú sabes me quedan
unas cuantas horas de vida y necesito que me hagas
un favor: quiero confesarme y hacer mi testamento.
Por favor manda llamar al padre Montes y al licenciado
José María Vázquez.
— Mi general —respondió el Coronel Fuero—,
no creo que sea necesario que vengan esos señores.

Industria de la construcción, cimientos vulnerables

0

Mientras el crecimiento económico de México sea modesto,
las empresas del sector tendrán problemas para su desarrollo.

Peso esquiva impacto por Gasolinazo

0

A pesar de una fuerte depreciación en los primeros
días del año por la liberalización de los precios de los
combustibles, la divisa mexicana ha logrado recuperarse
y estacionarse sobre la banda de las 21 unidades.

Noviembre negro para el peso; se deprecia 8.5%

0

La moneda nacional
experimentó su peor
caída para un mes en
casi 30 años, sacudida
por el inesperado triunfo
de Donald Trump en la
elección presidencial
estadounidense.

Con desarrollo a la baja, la industria de la construcción seguirá en obra negra

0

Estamos en un contexto negativo, y una
de las industrias que más lo resiente es la
de la construcción, lo cual puede generar
una onda expansiva a otros sectores.

El susto del TLCAN; panorama económico industrial previo al cierre de año

0

Aunque se mantiene la expectativa de un TLCAN renegociado para dentro de unos meses, tampoco se descarta su eventual finalización

Nuestra predicción
Esperamos un crecimiento del PIB de 1.9% en 2017 y de 1.6% en 2018. Ya incorporamos la desaceleración esperada en el tercer trimestre del 2017 después de los terremotos, y la esperada aceleración por las reconstrucciones. Esperamos una inflación del 6.3% para finales del año 2017 y del 3.6% para finales del 2018. Esperamos que Banxico mantenga la tasa en 7% por el resto del año y que corte 100bp en la segunda mitad del 2018. Nosotros esperamos que el TLCAN sea actualizado después de una larga y turbulenta negociación.

Nuestra visión
Esperamos que el PIB se desacelere por las políticas fiscales y monetarias restrictivas, y también debido a la incertidumbre en relación con las renegociaciones del TLCAN. Aunque es posible la salida de EUA del tratado, nosotros creemos que es más probable que las negociaciones se alarguen.

Riesgos principales
El más importante riesgo al alza en nuestra perspectiva de crecimiento es que EUA continúe con un crecimiento fuerte sin inflación. Los principales riesgos externos a la baja es la salida de EUA del TLCAN, las tasas de interés más altas de lo esperado, o una baja en las ventas automotrices. El riesgo principal nacional a la baja es la desaceleración económica más pronunciada de lo esperado debido a la alta inflación y políticas fiscales y monetarias restrictivas. La baja producción de petróleo sigue siendo un riesgo. El proceso electoral del 2018 mantendrá niveles altos de incertidumbre.

México se desacelerará
Esperamos que el crecimiento del PIB se desacelere a 1.6% el siguiente año debido a políticas fiscales y monetarias restrictivas, al igual que la incertidumbre generada por la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). La economía hasta ahora muestra datos mixtos. El PIB mensual, IGAE, estuvo por arriba de las expectativas en agosto en 0.8% mes a mes ajustado por estacionalidad, pero se contrajo 0.7% en julio mes a mes ajustado por estacionalidad. El IGAE creció 2.2% durante este año (contra el 2.0% del año pasado) con una contracción en el sector industrial (0.3% durante el año), pero los servicios aun crecieron por encima del 3% (3.6% durante el año). En el lado industrial, la historia sigue igual; una producción de petróleo baja es el lastre para la minería (-2.3% mes a mes ajustado por estacionalidad en agosto), pero la manufactura sigue salvando el día (0.5% mes a mes ajustado por estacionalidad,3.3% interanual), con el soporte de la producción industrial en Estados Unidos.

Del lado de la demanda, el consumo se está desacelerando con ventas minoristas mostrando una sorpresa negativa en el mes de agosto de -0.2% interanual. En este año las ventas minoristas han crecido 4.3% con datos ajustados por estacionalidad; mostrando una desaceleración en comparación con el 6.6% el año pasado. Las ventas de tiendas departamentales (ANTAD) también se están desacelerando. Esperamos que el consumo continúe desacelerándose debido a la inflación y mayores tasas de interés. El sector automotriz ilustra perfectamente la dualidad de la economía mexicana entre el crecimiento doméstico y el externo. En este año la exportación de automóviles aumentó 11.6% (contra el -1.5 del año anterior) y la producción incrementó 9.9%(contra el 0.9% del año anterior), pero la venta domestica de automóviles se contrajo 1.1% (contra el 18.4% del año anterior).

La inflación continua arriba del 6%
La inflación continúa siendo alta, y la reciente depreciación del peso pone riesgos al alza en nuestras predicciones de inflación. Después de que se observó un dato muy bajo ayudado por precios más bajos justo después del terremoto en septiembre, la inflación en las dos primeras semanas de octubre volvió al nivel de 6.3%. La inflación subyacente se mantiene por encima del 4%. Esperamos una inflación del 6.3% para fines de 2017 y 3.6% para el final de 2018 (Chart 169). Creemos que la inflación ya pasó su pico. Aunque consideramos que el riesgo aumentó, dada la reciente depreciación del peso y las renegociaciones en proceso para incrementar el salario mínimo en 2018. Los principales riesgos a la baja son que la desaceleración económica sea más pronunciada de lo esperado y una tendencia a la baja en la inflación de productos de agricultura.

La siguiente acción de Banxico es probable que sea un recorte de tasas
Esperamos que Banxico permanezca en pausa este año y que reduzca 100bp en la segunda mitad del 2018, después de las elecciones en julio de 2008. El mercado espera que Banxico aumente tasas una vez más en diciembre de 2017 y luego reduzca la tasa interbancaria dos veces a finales del 2018 o principios del 2019. Creemos que es difícil que Banxico suba las tasas este año, a pesar de la reciente depreciación del peso y probablemente más depreciación a medida que México transita a través de un período volátil de renegociación del TLCAN, elecciones presidenciales y las políticas menos laxas de la Fed.

Banxico tendrá un nuevo gobernador
El gobernador de Banxico Agustín Carstens dejará Banxico para presidir el Banco de Pagos Internacionales (BIS) empezando en diciembre 1. El presidente Enrique Peña Nieto nominará un candidato que el senado debe ratificar por mayoría simple. El nuevo gobernador tendrá la tarea de completar el período de Carstens. Esperamos la nominación para el nuevo gobernador de Banxico antes de la salida de Carstens a fiales de noviembre. La mayor parte de la actual junta de gobierno continuará (cuatro de cinco), por lo tanto, es poco probable que las políticas monetarias cambien dramáticamente. El desafío más importante del nuevo gobernador será reducir las expectativas de inflación a la meta de inflación del 3%.

TLCAN, un riesgo importante
El TLCAN ha impulsado el comercio y la inversión entre Canadá, México y Estados Unidos por 23 años, pero el acuerdo ha sido abierto a renegociación a petición de Estados Unidos; el cual lo ve como desfavorecedor. Aunque los tres países siguen en la mesa de negociación, la posición de los Estados Unidos está muy lejos de las de Canadá y México. Creemos que las nuevas reglas del juego, inclusive con una actualización del TLCAN o sin el acuerdo, tomaran tiempo: pensemos en años, no meses. Estimamos que el escenario más probable es un proceso lento y pausado que culmina con una actualización del TLCAN, pero un rompimiento es posible. Creemos que esto causaría una pequeña recesión en México, y un revés para Canadá y algunos sectores de Estados Unidos. Si Estados Unidos se saliera del TLCAN pasaría un escenario parecido al Brexit: Un largo proceso de divorcio con un impacto diferenciado en países y sectores. México sería el más afectado; el canal de transición principal seria la inversión no el comercio, ya que los inversionistas perderían la protección dada por el TLCAN. Para evitar este divorcio, Canadá y México tendría que ceder en parte a las propuestas de Estados Unidos, y Estados Unidos tendría que ser menos rígido.

Vemos una baja probabilidad de que Estados Unidos se salga del TLCAN, si ese fuera el escenario lo más probable es que ocurran acuerdos bilaterales.

Carlos Capistrán
Economista en Jefe para México y Canadá
BofA Merrill Lynch Global Research

Minería, oportunidades por el inicio de un nuevo ciclo positivo

0

El trabajo del sector sigue en marcha, aunque ha bajado
su ritmo por el descenso de la rentabilidad global.

México tiene que subir al tren de la digitalización: Siemens

0

Importantes progresos económicos y productivos serán posibles
gracias a la digitalización, que permite ahorros importantes y facilita
la toma inteligente de decisiones.

Moldex pone a la venta sus camionetas 100% eléctricas

0

Empresa mexicana concreta un
proyecto automotor que ayuda a
reducir emisiones contaminantes.

Síguenos en Redes

291FansLike
33FollowersFollow

Últimas Noticias