lunes, julio 6, 2020

México tiene que subir al tren de la digitalización: Siemens

0

Importantes progresos económicos y productivos serán posibles
gracias a la digitalización, que permite ahorros importantes y facilita
la toma inteligente de decisiones.

Minería, ¿habrá llegado al final del túnel?

0

Para los meses siguientes, la incertidumbre
global podría beneficiar la demanda de
activos como los metales preciosos.

Minería, oportunidades por el inicio de un nuevo ciclo positivo

0

El trabajo del sector sigue en marcha, aunque ha bajado
su ritmo por el descenso de la rentabilidad global.

Acerera AHMSA retoma brillo en 2016

0

Hasta septiembre del año pasado, la siderúrgica acumuló una
ganancia de $200 millones de pesos, apoyada en la reducción de
costos, avances de eficiencia y una mayor variedad de productos.

Anticipan promisorio futuro para industria automotriz

0

A diferencia de pronósticos poco alentadores para otros rubros productivos
por el llamado “gasolinazo” y el proteccionismo de Donald Trump, las cifras
de 2016 han permitido crear una expectativa positiva para el sector.

NAICM, mantiene el vuelo en medio de turbulencias nacionales y globales

0

La expectativa de que sea inaugurado en 2020 se mantiene vigente.
Algunas licitaciones esperadas para este año ya se realizaron.

Peso esquiva impacto por Gasolinazo

0

A pesar de una fuerte depreciación en los primeros
días del año por la liberalización de los precios de los
combustibles, la divisa mexicana ha logrado recuperarse
y estacionarse sobre la banda de las 21 unidades.

¿Estamos ante un crash bursátil en Wall Street?

0

Si nos atenemos a lo que dicen las cifras la respuesta inmediata es sí, el desplome acumulado de la bolsa de valores de Nueva York nos indica que ya se trata de un nuevo crash en Wall Street, aunque con características diferentes, que bien valen la pena analizar.

Primero veamos los números; para tal efecto utilizaremos el icónico Índice Industrial Dow Jones, aunque como sabemos, el índice más representativo del mercado es el S&P500 por considerar, como su nombre lo indica, a las 500 empresas estadounidenses con mayor valor de capitalización.

El otro índice relevante, que pudiera incluso pelearle al S&P500 el sitio de privilegio es el índice de acciones tecnológicas Nasdaq. El desplome de esta semana es dramático; el viernes previo el Dow Jones cerró en 25,520.96 unidades, y este jueves se ubicó en 23,860.46 puntos; lo anterior quiere decir que la caída acumulada es de 1,660.50 puntos, equivalente a 6.51 por ciento.

Los dos días de descalabros históricos significaron un acumulado de 2,208.10 unidades, igual a 8.75 por ciento. Nunca en la historia del mercado de valores de Estados Unidos el Dow Jones se había desplomado más de 2 mil puntos en dos sesiones casi consecutivas de la misma semana, aunque también vale la pena decir que nunca había estado en los niveles que alcanzó previo al desplome, éste es un punto clave.

Explotó la burbuja bursátil antes de tiempo

Es un hecho que había en el mercado de valores de Wall Street una burbuja iniciada incluso antes de las elecciones de noviembre de 2016 en Estados Unidos; de hecho, en cierta forma los inversionistas fueron proclives a Trump por sus promesas de campaña, el recorte a los impuestos, finalmente cristalizado, era uno de los grandes atractivos.“Compra el rumor y vende la noticia”; así dicen en los mercados, eso es lo que hicieron los inversionistas, compraron poco a poco ese rumor, el de los impuestos, junto con otros más; las compras se profundizaron con la victoria de Trump y su llegada a la Casa Blanca; él mismo se atribuyó ser la causa principal, y tenía toda la razón.

Era posible que el mercado siguiera con su tendencia alcista; si bien las cifras financieras de las principales emisoras no fueron las mejores durante 2017, faltaba que reflejaran en 2018 el recorte de impuestos y el constante crecimiento del consumo.

Pero, el contexto global no es el mejor, el crecimiento económico tampoco, la inflación puede convertirse en un problema, y, por si fuera poco, la llamada “burbuja del todo” es una amenaza constante, especialmente en la parte de las llamadas criptomonedas. Por eso estalló la burbuja bursátil antes de tiempo, a eso se debió que el icónico Dow Jones se haya desplomado más de mil puntos en dos ocasiones durante una sola semana.

Sin embargo, este crash es un tanto diferente al de otras épocas, primero porque agarra a la economía de Estados Unidos en otra fase, muy cerca del pleno empleo y con incrementos sólidos en el PIB, a tasa anual de más de 2 por ciento. Segundo, porque la actuación de los bancos centrales es todavía indescifrable; en realidad el previsible incremento de la inflación fue solamente un pretexto y si bien es cierto que habrá aumentos en las tasas de interés, no se avisora un repunte impresionante de las tasas en ninguna parte del mundo.

Es decir, el crash no es generado por un factor económico-estructural, no al menos como elemento decisivo; estamos frente a un desplome determinado por el propio mercado, eso es una ventaja y una desventaja. Es una ventaja porque el propio mercado puede autocontenerse, calcular el momento en el que se ha excedido; una desventaja porque nadie sabe hasta dónde puede llegar el mercado.

Estallaron dos burbujas

Casualmente, en el mundo parece registrarse una cruzada de los bancos centrales contra las criptomonedas, lo que ha desplomado a todas ellas, el bitcoin ha perdido más de 50 por ciento desde su nivel máximo; pude que no haya una conexión directa, de hecho, las criptomonedas no son un mercado formal en la inmensa mayoría del mundo, pero sus conexiones son una realidad.

Estalló la burbuja de las criptomonedas y también la de Wall Street. ¿Qué más sigue?

Antonio Sandoval

 

Parques Industriales: una oportunidad de mercado e inversión

0

Los parques industriales, como la base de la actividad industrial de cualquier sector, representan una poderosa captación de capital para las entidades federativas, y una buena oportunidad de mercado para los inversionistas: Guanajuato y Querétaro, los líderes.

Los parques industriales constituyen la base de la actividad industrial y económica del país. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Parques Industriales (AMPIP), un parque industrial es una extensión delimitada de tierra que cumple con tres criterios fundamentales:

  1. Está asentado en tierra de propiedad privada y tiene los permisos requeridos para la operación de las plantas industriales y centros de distribución.
  2. Cuenta con infraestructura urbana y con servicios de agua y descarga, energía eléctrica, telecomunicaciones de manera obligatoria, y con opciones de gas natural, transporte ferroviario, planta de tratamiento de agua, estación de bomberos y otros servicios complementarios.
  3. Cuenta con infraestructura urbana y con servicios de agua y descarga, energía eléctrica, telecomunicaciones de manera obligatoria, y con opciones de gas natural, transporte ferroviario, planta de tratamiento de agua, estación de bomberos y otros servicios complementarios.

Como parte del impulso positivo que, desde 1999, promueve la AMPIP, promovió una certificación de cumplimiento de estándares que se entrega a través de la Norma Mexicana de Parques Industriales NMX-R-046-SCFI-2011. Esta norma, básicamente, verifica que los tres puntos arriba señalados se cumplan, en orden que el parque garantice la viabilidad de los proyectos; y sean competitivos e incluso sustentables. Uno de los estados con mayor impulso en la materia es Guanajuato, que, en el curso de cinco años, del 2012 al cierre de 2017, habrá inaugurado 23 complejos industriales con una inversión cercana a los USD$677 millones.

22 parques ya consolidados para Querétaro, al cierre del año

El gobierno estatal, liderado por Miguel Márquez, afirma que para el cierre de su administración en 2018 habrá sumado más parques, y la inversión se habrá consolidado en USD$852 millones. De acuerdo a datos ofrecidos por la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable, los parques más relevantes que se han levantado durante estos años son: Parque Industrial Colinas de Apaseo, que significó una inversión de USD$63 millones; Bajío Industrial Park, en Salamanca, con una inversión de USD$61.5 millones; Parque Industrial Colinas de León, Parque Industrial VYNMSA, en Guanajuato y León; y el parque Entrada Group, en Celaya: cada uno con una inyección de capital de USD$50 millones. También destacan los parques: Luis de la Paz Industrial Park, de USD$33 millones; el Parque Industrial San Miguel de Allende, de USD$31 millones, y el Parque Industrial San Felipe, de USD$9.8 millones, que el gobierno levantó fuera de la zona industrial acostumbrada, en orden de evitar la concentración de todos los parques en una sola región.

USD$852 millones de inversión para Guanajuato

“Estamos ya saliendo de corredor industrial y eso ha sido un gran éxito y hemos tenido grandes resultados: pronto tendremos nuevos parques en Salvatierra y Celaya”, dijo Miguel Márquez para los medios. Por otro lado, Querétaro, es también una de las entidades de nuestro país que ha impulsado este sector de la industria: durante este año, en el municipio El Marqués, se han consolidado nuevos cinco parques que representan inversiones por USD$300 millones, de acuerdo a la Secretaría de Desarrollo Económico del estado. De esta forma, al terminar este año, el municipio tendrá 22 parques industriales ya consolidados. El rubro principal al que están encaminados estos parques, es la industria automotriz.

Las compañías que han llegado a estos parques industriales, son principalmente americanas, pero, de acuerdo al titular de la secretaría, Juan Fernando Gorráez Aguilera, las nacionalidades han ido diversificándose: han llegado empresas indias, japonesas, austríacas.

Estado de México, en las peores condiciones

Por otro lado, el Estado de México, uno de los que representan la mayor fuerza industrial de todo el país, es el que enfrenta la mayor necesidad de modernizar sus parques, de acuerdo a la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM), se requiere de manera urgente una revisión exhaustiva de los parques de Naucalpan, Tlalnepantla, Ecatepec, Los Reyes, Toluca, Lerma, Tultitlán, Cuautitlán Izcalli, Tepotzotlán, Chalco, Ixtapaluca, Ocoyoacac y Atlacomulco. Algunos de estos parques tienen más de 60 años. De forma particular, en Ecatepec, la zona industrial de Xalostoc, tiene más de 60 años de funcionamiento, y es la que representa el mayor deterioro.

Eduardo Medina

El susto del TLCAN; panorama económico industrial previo al cierre de año

0

Aunque se mantiene la expectativa de un TLCAN renegociado para dentro de unos meses, tampoco se descarta su eventual finalización

Nuestra predicción
Esperamos un crecimiento del PIB de 1.9% en 2017 y de 1.6% en 2018. Ya incorporamos la desaceleración esperada en el tercer trimestre del 2017 después de los terremotos, y la esperada aceleración por las reconstrucciones. Esperamos una inflación del 6.3% para finales del año 2017 y del 3.6% para finales del 2018. Esperamos que Banxico mantenga la tasa en 7% por el resto del año y que corte 100bp en la segunda mitad del 2018. Nosotros esperamos que el TLCAN sea actualizado después de una larga y turbulenta negociación.

Nuestra visión
Esperamos que el PIB se desacelere por las políticas fiscales y monetarias restrictivas, y también debido a la incertidumbre en relación con las renegociaciones del TLCAN. Aunque es posible la salida de EUA del tratado, nosotros creemos que es más probable que las negociaciones se alarguen.

Riesgos principales
El más importante riesgo al alza en nuestra perspectiva de crecimiento es que EUA continúe con un crecimiento fuerte sin inflación. Los principales riesgos externos a la baja es la salida de EUA del TLCAN, las tasas de interés más altas de lo esperado, o una baja en las ventas automotrices. El riesgo principal nacional a la baja es la desaceleración económica más pronunciada de lo esperado debido a la alta inflación y políticas fiscales y monetarias restrictivas. La baja producción de petróleo sigue siendo un riesgo. El proceso electoral del 2018 mantendrá niveles altos de incertidumbre.

México se desacelerará
Esperamos que el crecimiento del PIB se desacelere a 1.6% el siguiente año debido a políticas fiscales y monetarias restrictivas, al igual que la incertidumbre generada por la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). La economía hasta ahora muestra datos mixtos. El PIB mensual, IGAE, estuvo por arriba de las expectativas en agosto en 0.8% mes a mes ajustado por estacionalidad, pero se contrajo 0.7% en julio mes a mes ajustado por estacionalidad. El IGAE creció 2.2% durante este año (contra el 2.0% del año pasado) con una contracción en el sector industrial (0.3% durante el año), pero los servicios aun crecieron por encima del 3% (3.6% durante el año). En el lado industrial, la historia sigue igual; una producción de petróleo baja es el lastre para la minería (-2.3% mes a mes ajustado por estacionalidad en agosto), pero la manufactura sigue salvando el día (0.5% mes a mes ajustado por estacionalidad,3.3% interanual), con el soporte de la producción industrial en Estados Unidos.

Del lado de la demanda, el consumo se está desacelerando con ventas minoristas mostrando una sorpresa negativa en el mes de agosto de -0.2% interanual. En este año las ventas minoristas han crecido 4.3% con datos ajustados por estacionalidad; mostrando una desaceleración en comparación con el 6.6% el año pasado. Las ventas de tiendas departamentales (ANTAD) también se están desacelerando. Esperamos que el consumo continúe desacelerándose debido a la inflación y mayores tasas de interés. El sector automotriz ilustra perfectamente la dualidad de la economía mexicana entre el crecimiento doméstico y el externo. En este año la exportación de automóviles aumentó 11.6% (contra el -1.5 del año anterior) y la producción incrementó 9.9%(contra el 0.9% del año anterior), pero la venta domestica de automóviles se contrajo 1.1% (contra el 18.4% del año anterior).

La inflación continua arriba del 6%
La inflación continúa siendo alta, y la reciente depreciación del peso pone riesgos al alza en nuestras predicciones de inflación. Después de que se observó un dato muy bajo ayudado por precios más bajos justo después del terremoto en septiembre, la inflación en las dos primeras semanas de octubre volvió al nivel de 6.3%. La inflación subyacente se mantiene por encima del 4%. Esperamos una inflación del 6.3% para fines de 2017 y 3.6% para el final de 2018 (Chart 169). Creemos que la inflación ya pasó su pico. Aunque consideramos que el riesgo aumentó, dada la reciente depreciación del peso y las renegociaciones en proceso para incrementar el salario mínimo en 2018. Los principales riesgos a la baja son que la desaceleración económica sea más pronunciada de lo esperado y una tendencia a la baja en la inflación de productos de agricultura.

La siguiente acción de Banxico es probable que sea un recorte de tasas
Esperamos que Banxico permanezca en pausa este año y que reduzca 100bp en la segunda mitad del 2018, después de las elecciones en julio de 2008. El mercado espera que Banxico aumente tasas una vez más en diciembre de 2017 y luego reduzca la tasa interbancaria dos veces a finales del 2018 o principios del 2019. Creemos que es difícil que Banxico suba las tasas este año, a pesar de la reciente depreciación del peso y probablemente más depreciación a medida que México transita a través de un período volátil de renegociación del TLCAN, elecciones presidenciales y las políticas menos laxas de la Fed.

Banxico tendrá un nuevo gobernador
El gobernador de Banxico Agustín Carstens dejará Banxico para presidir el Banco de Pagos Internacionales (BIS) empezando en diciembre 1. El presidente Enrique Peña Nieto nominará un candidato que el senado debe ratificar por mayoría simple. El nuevo gobernador tendrá la tarea de completar el período de Carstens. Esperamos la nominación para el nuevo gobernador de Banxico antes de la salida de Carstens a fiales de noviembre. La mayor parte de la actual junta de gobierno continuará (cuatro de cinco), por lo tanto, es poco probable que las políticas monetarias cambien dramáticamente. El desafío más importante del nuevo gobernador será reducir las expectativas de inflación a la meta de inflación del 3%.

TLCAN, un riesgo importante
El TLCAN ha impulsado el comercio y la inversión entre Canadá, México y Estados Unidos por 23 años, pero el acuerdo ha sido abierto a renegociación a petición de Estados Unidos; el cual lo ve como desfavorecedor. Aunque los tres países siguen en la mesa de negociación, la posición de los Estados Unidos está muy lejos de las de Canadá y México. Creemos que las nuevas reglas del juego, inclusive con una actualización del TLCAN o sin el acuerdo, tomaran tiempo: pensemos en años, no meses. Estimamos que el escenario más probable es un proceso lento y pausado que culmina con una actualización del TLCAN, pero un rompimiento es posible. Creemos que esto causaría una pequeña recesión en México, y un revés para Canadá y algunos sectores de Estados Unidos. Si Estados Unidos se saliera del TLCAN pasaría un escenario parecido al Brexit: Un largo proceso de divorcio con un impacto diferenciado en países y sectores. México sería el más afectado; el canal de transición principal seria la inversión no el comercio, ya que los inversionistas perderían la protección dada por el TLCAN. Para evitar este divorcio, Canadá y México tendría que ceder en parte a las propuestas de Estados Unidos, y Estados Unidos tendría que ser menos rígido.

Vemos una baja probabilidad de que Estados Unidos se salga del TLCAN, si ese fuera el escenario lo más probable es que ocurran acuerdos bilaterales.

Carlos Capistrán
Economista en Jefe para México y Canadá
BofA Merrill Lynch Global Research

Síguenos en Redes

339FansMe gusta
33SeguidoresSeguir