¿Cómo evitar bajas por lesiones y mejorar la satisfacción de tus trabajadores?

0
545

El sector industrial registró el año pasado año un total de 104,210 accidentes con baja durante la jornada laboral, de acuerdo con un estudio de la Secretaría del Trabajo hasta noviembre de 2018.

Esben Østergaard, CTO y cofundador de Universal Robots destaca que uno de los principales beneficios de los robots colaborativos es el hecho de poder liberar a los operarios de las tareas más pesadas, peligrosas y repetitivas, para destinarlos a otras en las que pueden aportar un valor añadido.

Pero ¿cómo ayudan los cobots a evitar las bajas por lesiones en las empresas mexicanas y alrededor del mundo, minimizando los riesgos en la producción con la automatización de tareas?

 Cuidar la integridad de los trabajadores es una prioridad

En primer lugar, cabe destacar que el sector industrial es la actividad que más siniestros registró el pasado año, siendo la manufacturera la que ocupa el primer lugar con93,440 accidentes, un 6% más que en el mismo periodo de 2017. Dentro de ella, el sector alimentario y la fabricación de productos metálicos son los que se llevaron la peor parte.

 Respecto al lugar donde se produjeron los accidentes, dentro de las zonas industriales las áreas de producción destacan sobre otros como los de mantenimiento o el almacenamiento.

Pero ¿de qué forma se produjeron la mayor parte de las lesiones? Por manipulación de objetos, concretamente por utilizar las manos, agarrar, sujetar y colocar objetos en un plano horizontal. Además, también destacan otras tareas como lijar, desatornillar, girar o fijar en plano vertical.

Por último, las partes del cuerpo de los trabajadores más afectadas por los accidentes durante la jornada de trabajo fueron las extremidades superiores, sobre todo los dedos, las manos y los brazos, y también la espalda, incluida la columna y las vértebras dorsolumbares.

Cobots colaborativos y seguros para todos

 ¿A que nos referimos cuando decimos que los cobots son colaborativos y seguros?

  • Colaborativos: pueden trabajar codo con codo con los operarios, de hecho, un robot colaborativo no está diseñado para trabajar solo de forma independiente, sino que una de sus misiones es trabajar junto a las personas, colaborando con ellas. Además, las formas de colaboración pueden ser muy diversas, desde sistemas de aviso como por ejemplo con luces que indican que el cobot ha finalizado su tarea para que pueda proceder el trabajador a continuar con el proceso, hasta la entrega en la propia mano del operario de una determinada pieza o producto.
  • Seguros: la seguridad de los trabajadores es uno de los aspectos clave en la automatización de la producción. Y precisamente una de las grandes diferencias entre los robots tradicionales y los cobots es que pueden trabajar sin vallas de seguridad adicionales. Los brazos robóticos de Universal Robots cuentan con sistemas de seguridad certificados y están equipados con sensores que les permite detenerse en caso de choque u obstrucción.

¿Cómo ayudan a evitar las bajas por lesiones?

Las aplicaciones de robótica colaborativa permiten reducir y evitar las bajas por lesiones de los empleados como son las causadas por esfuerzo repetitivo, manipulación de piezas pesadas o exposición a gases nocivos, virutas u objetos punzantes.

En este sentido, ¿cuáles son las operaciones concretas que pueden realizar los cobots para evitar las bajas por lesiones?

  1. Operaciones repetitivas: un robot colaborativo puede repetir una y otra vez durante horas un mismo movimiento con exacta precisión. Su grado de repetibilidad es de +/-0,03 mm, y no puede compararse a ninguna habilidad humana.
  1. Operaciones no ergonómicas: los cobots son capaces de realizar operaciones no ergonómicas liberando así a los operarios de los riesgos de salud derivados de posturas forzadas, movimientos repetitivos, manipulación manual de cargas y de la aplicación de fuerzas en una determinada tarea.
  1. Operaciones de bajo valor añadido: para realizar operaciones de bajo valor añadido que no requieren la intervención directa de humanos, los cobots son la herramienta perfecta. Mantendrán su grado de precisión y exactitud, dejando para los trabajadores otras funciones más específicas.

Tecnología robótica: mayor seguridad y satisfacción para los empleados

 Qué mejor que comprobar cómo la tecnología robótica incrementa la seguridad y la satisfacción de los empleados que con un caso real que ejemplifique los puntos antes citados.

La empresa Etalex, dedicada la industria del mobiliario y equipamiento quería liberar a sus trabajadores de las tareas más peligrosas y repetitivas en su línea de producción de estanterías. Para ello necesitaba un brazo robótico flexible que pudiera utilizarse para múltiples tareas y que a la vez ocupara poco espacio.

Etalex se decidió por un cobot modelo UR10, para realizar, entre otras, una tarea de descarga manual de una plegadora durante 8 horas al día. Un trabajo físicamente agotador que también puede derivar en accidentes, y en el que por lo tanto el brazo robótico evita bajas por lesiones.

“Necesitábamos una solución de automatización flexible que pudiera utilizarse en diez ciclos de producción diferentes. Puesto que solo contábamos con un espacio de 1,80 metros frente a la plegadora, era importante que el robot funcionara sin necesidad de resguardos de seguridad”, afirman los ingenieros de planta de Etalex.

Ahora, el cobot se encuentra en la nave de producción junto a otros 25 robots, pero a diferencia del resto, el UR10 no necesita ningún resguardo de seguridad. Además, las tareas manuales que realizan los empleados se han reducido a tan solo una hora, que invierten en comprobar la calidad de cada palé y en cambiar las bobinas. El resto del tiempo se dedican a tareas más gratificantes, por lo que el brazo robótico ha conseguido no solo mejorar la seguridad, sino también incrementar la satisfacción de los trabajadores.

Artículo anteriorCitrix ofrece soluciones de redes de última generación en Google Cloud Platform
Artículo siguienteMéxico es líder en producción de plata por noveno año consecutivo