Crea Baufest equipo de investigación centrado en el metaverso

0
356

La consultora tecnológica Baufest conformó un equipo de investigación centrado en el estudio de todas las posibilidades que ofrece el metaverso para las empresas. El M-Lab tiene como objetivo explorar las capacidades que ofrece esta nueva tecnología y, además, estudiar cómo afectará el nuevo universo a las personas, su accesibilidad y seguridad.

Tal y como indican los expertos, este mundo virtual será capaz de sumergirnos en una experiencia única que ninguna otra tecnología ha conseguido hasta ahora.

El metaverso ofrece la oportunidad de creación artística, la compra de estos objetos y obras, y la realización de actividades y eventos empresariales dentro de este nuevo mundo. Es tal el boom de este fenómeno que varios artistas como Bruno Mars o Ariadna Grande y marcas como Balenciaga o Ferrari también han hecho sus apariciones en el mundo virtual. 

Aunque los beneficios superan con creces a los costos, los expertos de Baufest indican que estos mundos virtuales también pueden albergar ciertos peligros. Igual que sucede con las compras por internet o con las redes sociales, puede ocurrir que dentro del metaverso se den casos de robos virtuales, suplantaciones de identidad o pérdidas de información.

Cada año se invierten US$ 54.000 millones en bienes virtuales, el doble de lo que se gasta en música a nivel global, según un estudio de JP Morgan. De hecho, algunos metaversos como Roblox registran 60.000 mensajes enviados cada día, y otros como Second Life movieron una masa monetaria de US$ 650 millones en 2021. Según estimaciones de la firma, la inversión dentro del metaverso para 2027 podrá alcanzar los US$18.410 millones si se mantienen estas tendencias.

En el ámbito empresarial, el metaverso ofrece la oportunidad de comprar terrenos para construir en ellos sedes virtuales de las grandes empresas o realizar eventos. En 2021, el precio medio de una parcela de tierra virtual se duplicó en apenas seis meses. En los cuatro principales metaversos, el precio ascendió de los US$ 6.000 en junio, a los US$ 12.000 en diciembre.

Artículo anteriorEdición 121 / Mayo 2022
Artículo siguienteEmerson y AspenTech se unen para crear nueva empresa global de software industrial