Empresas mexicanas estancadas en el uso analítico de la información, revela estudio de CALA Analytics

0
335

Los datos obtenidos de los clientes se han vuelto sin duda una herramienta fundamental para las empresas, pero no basta con tenerlos, analizarlos y tomar decisiones con base a ellos puede ahorrar miles de pesos, así como crear consumidores fieles a la marca. 

Brindando un panorama amplio sobre el uso y forma en que se está desarrollando e implementando la analítica avanzada dentro de las organizaciones alrededor de Latinoamérica, principalmente en México, Colombia y la región Andina[1], CALA Analytics, empresa pionera al análisis del DATAVERSO, en su Centro Analítico Latinoamericano, quien presenta su informe: “Índice de Madurez Analítica de la región para el año 2022”. Un análisis anual que identifica el nivel en el que se encuentran las capacidades analíticas de las compañías para ayudarles a transformarse en organizaciones analíticamente competitivas.

Con la participación de más de 500 profesionales pertenecientes a 300 empresas dentro de los países ya mencionados -a partir de la calificación de ellos mismos se realiza el estudio- ha concluido que en los últimos tres años las organizaciones de la región se han mantenido estancadas como “aspirantes analíticos”, es decir, que aunque reconocen el valor de la analítica como valor diferencial y cuentan con una verdadera conciencia frente a la importancia de su uso, no han logrado completar una transformación.

Incluso, aunque han invertido más en tecnología y datos durante los últimos tres años, les hace falta avanzar a nivel de personas y procesos.

Sergio Gutiérrez, director ejecutivo de CALA Analytics, menciona que este resultado seguramente ocurre como consecuencia de las innumerables innovaciones que han surgido tras la pandemia, pues las empresas se han enfocado en adquirir tecnología y datos buscando estar a la par del mercado independientemente de si es o no lo que realmente necesitan y no han trabajado bajo una estrategia de datos clara que involucre los procesos adecuados y la adquisición de nuevo talento especializado.

“Aunque el 45% de las organizaciones recolectan cada vez más información, en la mayoría de los casos no tienen la capacidad de analizarla por completo” aseguró Gutiérrez.

Ahora bien, a nivel de organización analítica, las organizaciones han comenzado a ser conscientes de los nuevos conocimientos que se requieren para llevar a cabo proyectos analíticos, se han involucrado cada vez más con estos y han entendido tanto la necesidad, como las ventajas de tomar decisiones a partir de los datos. Sin embargo, aunque el 61% ya está en el proceso, se encuentra estancado en una etapa baja/media.

Por otro lado, en lo que respecta a procesos y metodologías, es evidente que las empresas aún tienen camino por recorrer: solo el 26% en promedio emplea alguna metodología analítica o proceso enfocado al gobierno de datos de forma frecuente y el 45% aún no define y/o establece algún proceso dentro de la organización orientada a la analítica o el gobierno de datos, ya sea por desinformación o porque simplemente no lo consideran necesario para la etapa en la que se encuentra.

Para finalizar, a nivel de capacidades analíticas, aunque las empresas son conscientes de la necesidad y de los beneficios que conlleva realizar una transformación digital e implementar la analítica dentro de sus procesos, aún no cuentan con todas las herramientas e infraestructura:

Datos del estudio indican que el 51% de las compañías no cuentan con ningún elemento que aumente sus capacidades tecnológicas y analíticas. Todo esto es probablemente provocado por la falta de una estrategia de datos alineada a la estrategia de negocios, que les indique a las organizaciones que necesitan realmente adquirir.

Para contribuir y entender el actual escenario, CALA Analytics apoya a las empresas a sacar el máximo provecho de los datos. Con más de 30 años de experiencia, ha desarrollado El CAMINO 4D, un proceso de 4 fases en el que las empresas pueden visualizar la información con la que cuentan: Discovery (descubrimiento), Deep Dive (profundización), Design (diseño) y Deploy (despliegue).

  • Discovery: realiza la valoración inicial de cada organización mediante el IMA.
  • Deep Dive: entiende el contexto actual del negocio y revisa la visión analítica.
  • Design: ejecuta el diseño de la solución con base al análisis de los elementos anteriores.
  • Deploy: procede con el despliegue de las actividades necesarias para alcanzar los objetivos deseados.

[1] Para este informe, la región andina corresponde a Perú, Ecuador y Bolivia. Colombia se toma como grupo aparte dado que al igual que México, son países que representan un foco específico de negocio para Cala Analytics.

Artículo anteriorBosch y AWS colaboran para digitalizar la industria del transporte y la logística
Artículo siguienteAlistan en Guanajuato el Foro de Proveeduría Automotriz 2022