Perspectivas de la industria del automóvil 2023: El valor de la mentalidad de una startup

0
255

Por: Nand Kochhar, vicepresidente de Automoción y Transporte, Siemens Digital Industries Software

2023 será un año crítico para las empresas automovilísticas. Los fabricantes de automóviles tendrán que transformar aspectos fundamentales de sus empresas y organizaciones para satisfacer las necesidades del futuro de la movilidad. Años de desarrollo en sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), electrificación de vehículos, software, electrónica y otras tecnologías están dando sus frutos, impulsando un cambio masivo en la composición del mercado automovilístico.

Figura 1: La composición del mercado automovilístico está cambiando a medida que la demanda de características y funcionalidades avanzadas altera la naturaleza de los vehículos. Esto ha sido particularmente cierto con el aumento de ADAS y las capacidades parciales de autoconducción.

A medida que la industria se esfuerza por introducir en el mercado soluciones de movilidad cada vez más avanzadas en 2023, también tendrá que superar retos importantes. Las cadenas de suministro tradicionales de la automoción tendrán que adaptarse para satisfacer la creciente necesidad de baterías, componentes electrónicos y otros componentes eléctricos en los vehículos modernos. Ante la reducción de los plazos de desarrollo, la creciente necesidad de innovación, las demandas de los consumidores en constante evolución y las impredecibles interrupciones de la cadena de suministro, los fabricantes de automóviles de todos los tamaños deben ser más ágiles, colaborativos y receptivos en un panorama automovilístico cada vez más dinámico. Mientras tanto, la naturaleza cambiante del desarrollo de vehículos seguirá remodelando las habilidades y competencias básicas que exigen los equipos de ingeniería de automoción.

Las tendencias en el mercado automovilístico impulsan el cambio

La industria automovilística está inmersa en una transformación generalizada tanto de la naturaleza de los vehículos como de la forma en la que los utilizan los consumidores. Esta transformación es el resultado de cambios tecnológicos, normativos y sociales; todos ellos con el fin de proporcionar mayor seguridad, sostenibilidad, equidad y comodidad en la movilidad humana. El resultado ha sido un aumento rápido de la electrificación de los vehículos y el desarrollo continuo de funciones de conducción automatizada y vehículos autónomos.

Los fabricantes de automóviles ya están notando el impacto del desarrollo de vehículos autónomos en el mercado a medida que aumenta la competencia por producir vehículos nuevos y avanzados. Hoy en día, los fabricantes de automóviles deben centrarse en el desarrollo de características y funciones avanzadas para destacar en un mercado competitivo. A medida que crece el énfasis en las características avanzadas de los vehículos, también lo hace la importancia del software y la electrónica para la funcionalidad del vehículo y su atractivo entre los consumidores.

Para los fabricantes de automóviles, el desarrollo de estas funciones avanzadas y capacidades de autoconducción no debe ser una propuesta de «autonomía total o fracaso». En búsqueda de la visión de verdaderos vehículos auto conducidos, las empresas pueden desarrollar nuevas características para los vehículos e implementarlas en el mundo real. La explosión de los sistemas avanzados de asistencia al conductor, o ADAS, es un buen ejemplo. Estos sistemas ayudan a los conductores automatizando tareas de conducción específicas en condiciones muy limitadas, como un sistema de frenado de emergencia automatizado que puede detener un vehículo a baja velocidad si está a punto de colisionar con un objeto.

A su vez, los vehículos eléctricos (VE) se han consolidado como una pieza clave del mercado automovilístico del futuro. Los VE son una herramienta importante en los esfuerzos globales por reducir las emisiones y el impacto global de nuestros sistemas de transporte y movilidad en el medio ambiente, un hecho que motiva cada vez más las decisiones de compra de los consumidores de todo el mundo. Al mismo tiempo, muchos gobiernos, desde el nivel municipal hasta el nacional, están adoptando nuevas normativas que incentivan u obligan a la producción y el uso de VEs. En respuesta a estas presiones, los fabricantes de automóviles están desarrollando líneas de productos totalmente nuevas de vehículos electrificados, atractivos y cargados de tecnología.

Figura 2: VEs, una herramienta importante en los esfuerzos mundiales por reducir las emisiones, se han consolidado como pieza clave del mercado automovilístico del mañana.

A medida que el mercado de la automoción se reconfigura por las fuerzas combinadas del avance tecnológico, las demandas de los consumidores y las normativas gubernamentales, las exigencias a las empresas automovilísticas también cambian. Es probable que las interrupciones de la cadena de suministro sigan causando dificultades a los fabricantes de automóviles en 2023. Esto será especialmente cierto a medida que los vehículos eléctricos se generalicen, lo que supondrá una demanda adicional en el suministro de materiales y componentes clave para los paquetes de baterías. Las competencias requeridas por los equipos de desarrollo de automóviles también están cambiando a medida que cambia la naturaleza de los vehículos. La ingeniería de software es un proceso cada vez más importante en el desarrollo global del vehículo. Por ello, las empresas automovilísticas están ampliando agresivamente sus equipos y capacidades de software para ofrecer las características y funciones que exigen los vehículos modernos.

Adaptándose a la industria automovilística del mañana

A medida que nos adentramos en el nuevo año, ¿cómo pueden adaptarse las empresas automovilísticas a estos nuevos retos? La clave es adoptar la mentalidad de una empresa emergente del sector de la automoción. Las startups tienen la ventaja de la agilidad y la capacidad de respuesta ante un mercado automovilístico muy dinámico. Pueden desarrollar e implantar soluciones o nuevas características de los vehículos con rapidez y, como resultado, a menudo pueden ofrecer ideas interesantes antes que la competencia. Las startups también suelen fomentar la colaboración frecuente y eficaz entre dominios y equipos, lo que ayuda a impulsar la innovación rápida y las soluciones de ingeniería novedosas.

Las nuevas empresas automovilísticas presentan algunas características que les ayudan a lograr la colaboración y la ingeniería eficiente que exige el mercado del automóvil del mañana. En primer lugar, son relativamente pequeñas en comparación con los grandes fabricantes. Los departamentos de ingeniería pueden tener sólo una docena de personas, en lugar de varios cientos, y estos equipos suelen estar ubicados en el mismo lugar, trabajando todos en la misma oficina y pudiendo conversar e intercambiar ideas con frecuencia.

Figura 3: Las startups de nueva creación suelen tener departamentos y equipos de ingeniería más pequeños que favorecen la colaboración frecuente y los flujos de trabajo ágiles.

Evidentemente, no todos los aspectos y características de una startup serán útiles para que otras empresas intenten inculcarlos en su cultura y sus procesos. En cambio, las empresas de automoción de todos los tamaños deberían centrarse en dos aspectos clave. En primer lugar, las empresas deben tratar de mejorar su capacidad de colaboración entre ámbitos y equipos, tanto internamente como con organizaciones asociadas. En segundo lugar, las empresas deben fomentar diseños y pensamientos innovadores para destacar en un mercado cada vez más saturado. Y el mejor método para adoptar estas características es a través de la transformación digital de la cultura y los procesos de la empresa.

La transformación digital es la clave

La transformación digital permite a las empresas adoptar un nuevo enfoque para el desarrollo y la ingeniería de soluciones de movilidad. La digitalización permite a las empresas conectar todo su ciclo de vida a través de una red troncal digital, con información que fluye bidireccionalmente por toda la organización. Incluso las empresas asociadas pueden incorporarse de forma segura a su red troncal digital, lo que garantiza una colaboración más rápida y sencilla entre las organizaciones y favorece la rendición de cuentas con respecto a los objetivos generales de sostenibilidad.

La clave de este enfoque es un mellizo digital completo que capture todos los aspectos del diseño y la producción del vehículo. Con un gemelo digital de este tipo, las empresas de automoción pueden conectar equipos de ingeniería de los ámbitos eléctrico, electrónico, de software y mecánico. Esto no solo ayuda a las empresas a superar la complejidad de los vehículos del futuro, sino que también fomenta una nueva cultura de colaboración e innovación en la empresa que la llevará a superar los retos del mañana.

En resumen, la digitalización es un poderoso facilitador de la innovación tecnológica, la colaboración y la toma de decisiones informadas. Al invertir en transformación digital, empresas de todos los tamaños pueden afrontar los retos de desarrollar los vehículos del futuro eliminando antiguos límites a la colaboración y fomentando la innovación mediante la maximización de los datos disponibles. Estas capacidades serán cruciales para todos los fabricantes de automóviles en su búsqueda del futuro de la movilidad.

Artículo anteriorFonatur: avances en la construcción del Tren Maya
Artículo siguienteAmérica Móvil anuncia junto a Telxius el despliegue de un cable submarino Guatemala-EU