Alfa logra una ganancia neta de 242 millones de dólares en el segundo trimestre

0
161

AFP. El conglomerado industrial Alfa, uno de los mayores de México, reportó ingresos por 96,873 millones de pesos en el segundo trimestre de 2022, un crecimiento interanual del 29.5 por ciento.

Entre abril y junio, la compañía consiguió una ganancia neta de 4,863 millones de pesos, unos 242 millones de dólares, más del doble que los 1,992 millones de pesos registrados en el segundo trimestre de 2021.

Alfa recortó su pronóstico de flujo para este año, debido a los efectos en sus registros de la anunciada escisión de su unidad de telecomunicaciones Axtel y menores perspectivas para su negocio de alimentos Sigma.

Alfa, que también agrupa a la petroquímica Alpek, dijo en su informe de resultados del segundo trimestre que ahora espera un flujo de 2,280 millones de dólares desde los 2,283 millones de dólares anticipados previamente.

La compañía anunció a finales de junio su intención de escindir su participación en Axtel y crear una nueva compañía que cotizaría en el mercado bursátil. El mes pasado su plan recibió el visto bueno de su asamblea de accionistas.

«Con la escisión de Axtel, Alfa simplifica aún más su estructura corporativa y fortalece su posición financiera ya que las dos subsidiarias restantes, Alpek y Sigma, tienen calificación crediticia con grado de inversión», afirmó el director de la firma, Álvaro Fernández, citado en el reporte.

Entre abril y junio, el conglomerado obtuvo una utilidad neta de 4,863 millones de pesos, más del doble que los 1,992 millones de pesos registrados en el segundo trimestre de 2021. Sus ingresos, por su parte, crecieron 29.5% interanual a 96,873 millones de pesos.

Alpek presentó un incremento a nivel de ingresos y flujo operativo (EBITDA) de 52.1 y 85.7%, respectivamente, cifras superiores a los estimados. (Con información de agencias)

Artículo anteriorInflación en México se habría mantenido en máximo de 21 años en primera mitad de julio
Artículo siguienteGoogle instala en México una «región de nube», la tercera en América Latina