IIoT para Manejo de inventario de químicos

0
146

Por Alfredo Sánchez, Industry Manager / Mining, Minerals & Metals en Endress+Hauser

Los químicos que se usan en minería

Para extraer el mineral de interés de la ganga, se usan distintos procesos de beneficio, dependiendo del mineral de interés, si son óxidos o sulfuros, entre muchas otras consideraciones. Las operaciones básicas para la obtención de metales se pueden clasificar cómo:

  1. Operaciones físicas: triturado, molido, filtrado, centrifugado, decantado, flotación, disolución, destilación, secado y precipitación, entre otras. 
  2. Operaciones Químicas: tostación, oxidación, reducción, electrólisis, hidrólisis, lixiviación, electrodeposición y cianuración, entre otras.

En varias de estas operaciones se dosifican aditivos, o reactivos, para promover las reacciones que facilitan la dinámica de recuperación.

Por ejemplo, para lixiviación se ocupa ácido sulfúrico para el cobre y cianuro de sodio para el oro. Este último puede almacenarse en solución o en polvo. Así también, para flotación, se ocupan reactivos como los espumantes, colectores represores, etc. Algunos reactivos para la flotación de metales base son:

Reactivos colectores. Tienen la función de hacer que las partículas de cobre, molibdeno, Zinc, etc, hagan todo lo posible por rechazar el agua. Su objetivo es generar una conducta hidrófoba en el mineral para que este se adhiera a las burbujas de aire.

Reactivos depresores. Su objetivo es generar un efecto hidrofílico en las partículas que no interesa recolectar, como la pirita, de tal forma que no se adhiera a la burbuja y se quede en el agua.

Reactivos espumantes. Encargados de generar burbujas resistentes para que el mineral de interés se adhiera a un lugar firme.

Reactivos activadores. Convierte al material de interés en hidrofóbico, cuando inicialmente era hidrofílico.

Otros aditivos. Se usan para estabilizar la acidez a un valor predeterminado. Un aditivo común es la lechada de cal.

Así también, en casi todos los procesos mineros se usan los floculantes, que ayudan a la operación de los espesadores y de los clarificadores.

Ya sea que los reactivos, o aditivos, se encuentren en estado sólido o líquido, se requiere de un control de inventario adecuado para evitar quedarse sin material o tener exceso de este; así también, se quiere evitar tener los vehículos de los proveedores detenidos porque no hay espacio. Hoy día, se requiere no depender del error humano y de facilitar y automatizar estas operaciones.

Hay muchos requerimientos distintos, cada operación minera tiene su forma particular de operar, adaptado al material que usan y a los proveedores que se lo surten. Es por este motivo que Endress+Hauser tiene un portafolio muy flexible para el control de inventarios.

Desde la solución más básica, como la medición de los niveles y envío al cuarto de control para la toma de decisiones, hasta el proyecto completo donde se haga la medición, se tenga en la nube el histórico de las mediciones, valores máximos y mínimos, alarmas y diagnósticos, se tenga conectividad total con el sistema ERP, se envíen ordenes de pedido a los proveedores con base al nivel actual y a la velocidad histórica de consumo. Se hagan facturas, y pagos. ¡Todo automáticamente!

La medición del nivel es el primer paso. En caso de que sea un silo fijo para polvos o un tanque fijo para líquidos la medición se puede hacer con un radar básico FMR20, el cuál se puede seleccionar para medir líquidos o para medir sólidos, a bajo costo.

La señal llega al cuarto de control, al PLC/DCS o a un registrador RSG35, un Fieldgate FXA42 o cualquier otro Gateway, y el valor se sube a la red ethernet y, mediante un Gateway, a la nube.

Pero si, en lugar de ser un silo fijo, se trata de un recipioente trasportable o movible, donde no hay alimentación fija al sistema de control. Entonces se requiere un radar que ya venga con pila incluida y que la señal la mande directamente a la nube con un chip celular, como el radar FWR30 que cumple con esta función.

De tal manera que el usuario siempre tiene una vista de rápida de todos sus inventarios, además de la automatización completa que puede conseguir para evitar errores humanos.

La gran experiencia en la materia de Endress+Hauser, permite ofrecer distintas soluciones a esta necesidad, para adaptarse a los requerimientos y gustos del usuario.

  • Planifique según la demanda y consumo de sus inventarios
  • Automatice sus procesos de compra con la integración a su sistema.
  • Monitoree la existencia de sus productos desde cualquier lado y cualquier dispositivo.
  • Configure límites y alarmas.
Artículo anteriorCelebra Ford Hermosillo 35 años de vida, produciendo vehículos emblemáticos de la marca a nivel mundial
Artículo siguienteIndustriales quieren convertir a NL en un hub tecnológico de vanguardia