Tecnología se ha vuelto indispensable para diseñar redes de distribución en cadenas de suministro

0
999

A punto de cumplirse dos años de haber iniciado la pandemia por el Virus SARS-CoV-2, uno de los retos de la cadena de suministro ante la vacunación para combatir el Covid-19 se centra en el diseño de las redes de distribución para hacer llegar de forma más efectiva las vacunas y los implementos de seguridad a los rincones más inhóspitos y de difícil acceso.

Anteriormente, tanto en instituciones públicas como privadas, la operación y la cadena de suministro era un tema secundario, pero ahora se ha vuelto la prioridad número uno, y la implementación de tecnologías ha ganado mucha relevancia para resolver sus desafíos.

Ante este panorama, COUPA es una compañía que ofrece al mercado una plataforma especializada que ayuda a las empresas a gestionar de forma efectiva el gasto empresarial por medio de tres componentes principales: soluciones en torno al Procurement para transformar todo el proceso de compra, llevar mejores controles y capturar toda la información de las transacciones; soluciones para el área de tesorería, que se conectan de forma natural con la gestión de gastos, compras o proveedores; así como una área de Supply Chain o suministro, que da visibilidad a la gestión de gastos para facilitar la toma de decisiones. “Al conectarse estos tres grandes bloques, se proporcionan los datos y la información requerida para mejorar el negocio”, explicó en entrevista exclusiva para Global Industries, Rafael Vasquez, Regional Vice President Value Services de COUPA.

Para determinar el flujo de inventarios, evitar retrasos y garantizar que las vacunas conserven sus propiedades durante los traslados, la tecnología ha cobrado vital relevancia en el diseño continuo de las redes de distribución de las cadenas de suministro, ya que ayuda a tener varios planes disponibles que permiten diseñar redes dinámicas y mitigar los riesgos de los diferentes puntos de abastecimiento y producción, así como para crear caminos flexibles que den resiliencia a la operación en caso de presentarse variables comunes de limitaciones, restricciones en capacidad de transporte o altos costos de combustible.

“Desde el contexto de la distribución de vacunas, podemos hacer una comparación con la que realizan las empresas de alimentos y bebidas, y en la que COUPA ha estado colaborando en los últimos 15 años para distribuir de manera efectiva sus productos, ya que tienen ciertos estándares sobre cómo quieren que su producto llegue al mercado y cómo planear la producción y distribución para cubrir las demandas específicas y los diferentes patrones de consumo de sus clientes”, detalló Vasquez, quien agregó que el comparativo surge, por un lado, por la semejanza que existe entre la demanda dispersa en un mercado global con concentraciones urbanas y áreas de difícil acceso, por otro lado, porque se trata de producto con características de fragilidad o perecedero que necesita garantizar la seguridad en su manejo y transporte, al igual que los alimentos.

Otro punto muy importante que la tecnología apoya es la forma de predecir y prescribir cómo se va a comportar la demanda con variables diferentes, como es la economía de los países y de qué manera se van a ir consumiendo los inventarios. “En resumen, la tecnología permite tener en perspectiva la visibilidad y la capacidad de tener un diseño continuo de las redes de cadenas de suministro dinámicas por medio de algoritmos de Inteligencia Artificial que permiten traducir la información en decisiones puntuales”, subrayó el ejecutivo.

De acuerdo Rafael Vasquez, un punto importante para lograr un gran alcance, es tener la tecnología montada en la nube, porque muchas veces el principal reto lo encontramos más allá de la disponibilidad de la información para tomar una decisión. “Lo que permite tener una plataforma digital basada en la nube, es desarrollar el concepto que nosotros llamamos `La inteligencia de la comunidad´, que consiste en integrar los datos del negocio, de los proveedores y clientes para poder ir modelando y optimizando la cadena de valor completa y mitigar riesgos”, detalló.

Contribución y áreas de oportunidad

A pesar de que, desde hace aproximadamente 10 años COUPA cuenta con una división llamada Global Health and Development, conformada por un equipo de expertos en cadenas de suministro y tecnología, que se dedica exclusivamente a trabajar con organizaciones sin fines de lucro a nivel global que patrocinan proyectos de diseño de redes, sobre todo en países de bajo poder adquisitivo, para mantener inventarios esenciales de salud y que ha realizado innovaciones con socios estratégicos en temas de distribución con drones, durante el punto más crítico de la pandemia, habilitó aplicaciones para captar visibilidad sobre las redes de suministro global, con las cuales las organizaciones pueden saber qué puertos permanecen cerrados, o las capacidades de distribución o importación en ciertas regiones por cuestiones de contagios, lo que le ha permitido transformar el mercado donde participa, tanto de manera externa, como interna.

“De manera externa, uno de los más grandes cambios que tuvimos en México fue en el sector de retail, donde proyectos icónicos que generaban sus plataformas de compra en línea y estrategias de omnicanalidad, tuvieron que acelerar su estrategia digital para poderse mantener en el mercado. De manera más interna, tuvimos que pasar de hacer servicios presenciales a un ambiente virtual, lo que nos volvió más eficientes, ya que podíamos trabajar con varios clientes al mismo tiempo por la flexibilidad que nos dio apoyarlos de forma remota”, reveló el entrevistado.

Sin saber exactamente cuánto tiempo más va a durar la pandemia, los principales retos y oportunidades que vislumbra Rafael Vasquez para el presente año en materia de cadenas de suministro, estarán enfocados hacia la optimización y visualización de las cadenas de valor como ecosistemas, buscando colaboraciones con empresas con intereses cruzados, lo que ayudará a generar planes dinámicos, que, en caso de concretarse, no sólo traerá beneficios financieros, sino también se van a apalancar más activos para no estar a expensas de un sol proveedor.

Al hablar sobre los planes de COUPA para 2022, el Vicepresidente Regional de Servicios de Valor de la compañía comentó que esperan un crecimiento importante, sobre todo en América Latina, con la recuperación económica que se está viviendo de diversas industrias y la posibilidad acelerar sus estrategias de digitalización.

“Desde el año pasado ya nos estamos preparando para ello, por lo que hicimos una inversión muy fuerte impulsar nuestra presencia en México, Brasil, Colombia y Panamá, que son nuestros principales mercados en la región. Ya tenemos la tecnología, pero ahora queremos atraer más talento local que conozca ampliamente los detalles de lo que está viviendo cada mercado y con eso poder estar más de cerca con nuestros clientes”, aseguró.

Por último, informó que del 4 al 7 de abril se llevará a cabo en Las Vegas, el COUPA Inspire, el evento global de la compañía, donde los líderes con visión de futuro de la cadena de suministro, compras, finanzas, tesorería y TI se unen para aprovechar el poder del gasto para transformar los negocios y el mundo, así como para discutir sobre temas de la industria, tendencias y evolución de la tecnología.

Artículo anteriorPresenta Oracle nuevas capacidades de logística para aumentar la eficiencia y el valor de la cadena de suministro
Artículo siguienteMéxico, 4o mercado con mayor volumen de ventas para Nissan a nivel global