¿Cómo hacer de la manufactura un trampolín para el desarrollo regional?

0
687

Por José Rivero, Country Manager de Infor México

La industria de la manufactura en México tiene un importante potencial para fomentar el desarrollo en el país. En las últimas décadas se ha vuelto no solo un pilar del crecimiento económico de distintas regiones, sino un sinónimo de resiliencia frente a las crisis que enfrentamos. Para muestra un botón: mientras durante la crisis por Covid 19 diversos sectores vieron caídas estrepitosas que se mantuvieron por varios trimestres, la manufactura se recuperó con relativa rapidez y en algunos casos creció durante la contingencia sanitaria.

De acuerdo con el registro histórico del Indicador Global de la Actividad Económica, las industrias manufactureras que sufrieron un descalabro durante los primeros meses del confinamiento, para el registro más reciente, en mayo 2022, ya habían superado los indicadores previos a la pandemia. A su vez,  las estadísticas del programa a IMMEX, integrado por empresas de maquila y manufactura de exportación, muestran un crecimento en 2021 de 29.5 puntos porcentuales respecto al 2019.

La integración a las cadenas de valor regionales está dando a la manufactura un potencial muy amplio que debe ser aprovechado. ¿Cómo enfrentar el reto de lograr un mayor impulso a este sector que sea cada vez más un motor para la innovación y el crecimiento del país a pesar de las disrupciones globales y regionales?

Muchos productores han empezado a implementar tecnología 4.0, para lograr una fábrica inteligente y rentable en la producción por unidad. Esta tecnología permite compartir, analizar y guiar acciones inteligentes en los distintos procesos industriales para lograr que las máquinas sean más inteligentes y disminuir los tiempos cuando éstas se detienen. Los análisis también pueden utilizarse para otros aspectos como la logística, los pronósticos de demanda y el control de calidad, uso de la capacidad y aumento de la eficiencia.

No obstante, todavía estamos en los comienzos de poder aprovechar el verdadero potencial de las grandes innovaciones que ofrece la tecnología para el sector de manufactura. Como la Industria 4.0, la tecnología inteligente que ofrece nada menos que la posibilidad de rediseñar los procesos de la manufactura global para posicionar a las fábricas más cerca de los mercados, disminuir los problemas de logística y aumentar la visibilidad del ecosistema de socios, proveedores y clientes.

La ciencia, tecnología e innovación son una amalgama indispensable para el impulso a la manufactura en un entorno económico con presiones inflacionarias y de suministros como el que vivimos en estos momentos. Las nuevas exigencias que refleja el sector de manufactura es que sea completamente digital, que utilice tecnología como inteligencia artificial (IA), Internet de las Cosas (IoT) y robótica para ayudar a las empresas a manufacturar sus productos, crear mayor valor empresarial, descubrir datos y automatizar o eliminar procesos empresariales, herramientas indispensables para impulsar al sector.

¿Cómo vinculamos a todas estas herramientas para lograr una manufactura inteligente que pueda crecer a los ritmos que México requiere?

  • La adopción de soluciones basadas en la nube brinda agilidad, lo que permite aumentar la individualización, añadir servicios y una mayor flexibilidad.
  • Desarrollar fábricas más pequeñas e inteligentes centradas en el cliente para disminuir demoras y costos de transporte, así como establecer una producción más sustentable.
  • Las decisiones inteligentes necesitan contar con visibilidad de punta a punta. Esto requiere una vista consolidada en todo el sector de manufactura, incluyendo departamentos comerciales, compras y operación.
  • Optimizar los procesos de operación de planta y de la cadena de suministro para lograr el mejor uso de la capacidad y la gestión de los requisitos y mejoras en todo el sistema.
  • Visión global y estructura de comando para reaccionar rápidamente a los retos de la cadena de suministro, ello mejorará la velocidad y agilidad para responder a las disrupciones en forma eficiente y a tiempo.
  • Utilizar Inteligencia Artificial para que las líneas de ensamblado se ajusten automáticamente.

Esta tecnología permite que las personas realicen sus trabajos en una forma más productiva e inteligente mejorando la calidad y la seguridad general. También permiten que las fábricas inteligentes se adapten y optimicen las operaciones de manufactura

Las soluciones en la nube alojadas en operadores de vanguardia permiten que las empresas escalen rápidamente y pierdan menos tiempo en gestionar infraestructura y puedan dedicarse a sus iniciativas estratégicas.

Al lograr fábricas inteligentes, nuestro sector manufacturero se fortalece para continuar como pilar de desarrollo de muchas regiones y fuente de empleo para los mexicanos.

Artículo anteriorLas nuevas válvulas de Emerson para estaciones de abastecimiento de hidrógeno garantizan la seguridad del mantenimiento, reducen las fugas
Artículo siguienteSiemens presenta Siemens Xcelerator: una plataforma empresarial digital abierta para acelerar la transformación digital