spot_img
viernes, abril 19, 2024
HomeEspecialesColumnasLa IA aumentará la inteligencia humana, no la reemplazará

La IA aumentará la inteligencia humana, no la reemplazará

Por Jim Chappell
Director global de IA de AVEVA

¿La inteligencia artificial (IA) te quitará el trabajo? Esa es la pregunta equivocada. Pregúntate cómo la IA puede ayudarte a hacer mejor tu trabajo.

Llevo más de 30 años trabajando con IA. La IA generativa existe desde hace 60 años, pero la tecnología finalmente se está consolidando con el acceso público a grandes modelos lingüísticos (en inglés Large Language Models- LLM) de empresas como OpenAI, Anthropic, Google, Microsoft y muchas otras.

Las aplicaciones de IA ahora pueden reconocer rasgos faciales, aprobar exámenes, producir texto, video e imágenes, además de ayudar a acelerar los descubrimientos científicos. Estas herramientas están revolucionando muchas industrias, y seguirán haciéndolo.

Las previsiones recientes de Morgan Stanley indican que la tecnología podría afectar al 44% de los puestos de trabajo en los próximos años a medida que se amplíe el alcance de los procesos empresariales que pueden automatizarse.

Tenemos razón en estar preocupados por el auge de la IA

Sin embargo, las aplicaciones de IA están bastante lejos de poder replicar el tipo de pensamiento creativo, comprensión contextual, habilidades interpersonales y valores éticos que son tan exclusivos del intelecto humano.

Hay mucho que no sabemos sobre cómo funciona el cerebro humano, por lo que sigue siendo difícil, si no imposible, recrear esta computadora tan compleja.

Lo que hemos sido capaces de hacer es crear nuevos tipos de aplicaciones que funcionan mejor que los seres humanos en áreas relativamente estrechas. Se trata de la Inteligencia Artificial Estrecha (en inglés Narrow Artificial Intelligence-NAI), que realiza muy bien las tareas funcionales. Vemos sus aplicaciones en el análisis predictivo, la programación impulsada por IA e incluso el ajedrez informático.

La consultora McKinsey cree que la IA generativa tiene el potencial de generar un dividendo empresarial de entre 2.6 y 4.4 billones de dólares en 16 funciones empresariales. Para entender esa cifra en contexto: todo el producto interior bruto del Reino Unido fue de 3.1 billones de dólares en 2021.

El mayor impacto de la IA en los negocios, alrededor del 80% de las transiciones ocupacionales de aquí a 2030, se sentirá en cuatro áreas, dice McKinsey. Estos incluyen operaciones de clientes, ventas y marketing, ingeniería de software e investigación y desarrollo.

Pronto estarás trabajando con IA, si aún no lo haces.

La IA puede mejorar la calidad y la eficacia de las funciones industriales. Puede ayudar a que los procesos industriales sean más eficientes, reducir los costos y el uso de recursos, e incluso respaldar los resultados de sostenibilidad.

Por ejemplo, la analítica infundida por IA ya puede decirle a un gerente de planta cómo será su operación dentro de un mes. Del mismo modo, puede ofrecer predicciones casi precisas sobre la vida útil restante de un activo.

Pero la visión humana seguirá siendo esencial para las decisiones conceptuales y estratégicas. Tales juicios pueden implicar cuestiones de desigualdad, sesgo, seguridad y protección, pero también determinar dónde se despliegan mejor los recursos limitados.

Por ejemplo, ¿un conjunto de datos representa con precisión el proceso de producción del mundo real? ¿O se podría hacer un cambio en los procedimientos operativos que pueda mejorar el mantenimiento y las emisiones de gases de efecto invernadero?

La adopción de opciones de IA proporcionará la mejor manera posible de llevar a cabo cada escenario, pero la decisión final a menudo requiere la intervención humana. Los grandes modelos de lenguaje pueden sugerir la mejor estrategia, los expertos humanos tendrán que ponerlos en práctica.

La IA aumentará la inteligencia humana, no la reemplazará.

Pero al mismo tiempo, a medida que la IA se encarga del trabajo pesado, al igual que Excel reemplazó la aritmética manual, es hora de elevar el listón para los seres humanos. Ahora tenemos la información al alcance de la mano pero, ¿cómo podemos aplicarla, defenderla, criticarla?

Quizás paradójicamente, la IA también puede ayudar a las personas a mejorar sus habilidades y mantenerse empleables en un momento en que los roles laborales están evolucionando más rápido que nunca.

La experiencia es el mejor maestro, como dice el viejo adagio. Sólo tienes que empezar a utilizar la IA generativa hoy mismo. La experiencia práctica con la IA es la mejor manera de abrir las puertas a nuevas oportunidades.

A medida que la IA avanza más en el lugar de trabajo, aquellos que ya están familiarizados con ella, o están dispuestos a aprender a usarla, tienen más probabilidades de sobresalir y progresar.

Las herramientas actuales de IA generativa pueden ayudar a dar sentido rápidamente a grandes conjuntos de conocimientos. Pueden servir como socios creativos, simulando rápidamente las opciones de diseño de activos en función de parámetros específicos. En algunos casos, las simulaciones impulsadas por IA brindan la oportunidad a los operadores y mecánicos de familiarizarse e interactuar virtualmente con sistemas complejos, experimentar con diferentes escenarios y solucionar problemas.

A un nivel más amplio, las herramientas de IA pueden ayudar a los empleadores a cerrar la brecha de habilidades. En agosto del año pasado, solo había seis personas desempleadas por cada diez puestos de trabajo en Estados Unidos, según las estadísticas de la Oficina de Trabajo.

Al igual que con los individuos, los empleadores pueden usar simulaciones de capacitación inmersivas para equipos, implementándolas a escala para que el personal pueda incorporar nuevas habilidades y habilidades de resolución de problemas en entornos libres de riesgos, a veces, incluso desde la comodidad de sus hogares. Luego, la IA generativa se puede utilizar para crear material de aprendizaje atractivo, como videos, de forma rápida y bajo demanda.

Una tercera aplicación puede ser como tutor personal, donde los materiales educativos técnicos se pueden adaptar a los patrones de aprendizaje y fortalezas individuales, de modo que cada ingeniero u operador pueda seguir un procedimiento a su propio ritmo. Todos estos ejemplos son solo una pequeña muestra de lo que la IA generativa puede o pronto podrá hacer.

La IA representa un cambio profundo en todos los aspectos de los negocios.

La tecnología a menudo se ha comparado con la introducción de Internet. La comparación no podría ser más acertada. Unos 5.300 millones de personas, o alrededor del 66% de la población mundial, tienen ahora acceso a Internet, según la UIT, unos 30 años después de que sus aplicaciones se generalizaran.

A nivel mundial, la IA y las tecnologías de automatización podrían impulsar el crecimiento de la productividad hasta un 3.3% hasta 2040, estima McKinsey. Eso es si la gente se mantiene al día con los nuevos desarrollos. No hay razón para no hacerlo.  Es probable que unos 12 millones de personas requieran mejorar sus habilidades para 2030 solo en los EE. UU.

Al igual que hoy tenemos trabajos que no existían cuando se inventó Internet, la IA transformará los perfiles profesionales. Creo que, en última instancia, veremos un aumento neto en los puestos de trabajo generales de las tecnologías de IA, incluida la IA generativa, pero aprovechar esas oportunidades requiere que cada uno de nosotros se adapte y crezca. El aprendizaje práctico es la mejor manera de hacerlo.

Te podría interesar

Cuando las cosas se ponen difíciles, los desafíos se enfrentan con sistemas MES Multisitio

Cómo la tecnología digital está transformando el mundo de la producción de chocolate

Últimos Artículos

Otras Noticias

Artículos Relacionados

La importancia de los datos para comenzar un proyecto de Inteligencia Artificial

Por Leonardo Tocci, Data Practice Head de Baufest En los últimos años, los datos han tomado una gran relevancia, especialmente al considerar el crecimiento que...

“Reconstruir la confianza”, un reto en el que el mundo deberá trabajar para garantizar su desarrollo

Por Alejandro PreinfalkPresidente y CEO de Siemens para México, Centroamérica y el Caribe En un escenario en el que temas como la creciente hostilidad, el...

Implicaciones Éticas: certeza laboral en la industria

Por: Dr. Moisés Moreno MedellínDoctor en filosofía, profesor investigador del Instituto Politécnico Nacional De antemano, el título de este comentario parece controvertido y casi ilógico....