Tendencias del sector ferroviario en México para 2023

0
460

En México el transporte ferroviario y la movilidad son esenciales para el desarrollo sostenible, ya que los proyectos de movilidad ayudan a intensificar el crecimiento económico y mejorar el acceso a la población.

Actualmente, se está generando una descentralización industrial que da lugar a la necesidad de tener una movilización masiva de personas y carga de forma eficiente y segura; ya que, del total de pasajeros transportados por ferrocarril en 2021, el tren suburbano movilizó el 99.2%, mientras el restante 0.8% corresponde a recorridos de trenes interurbanos y especiales turísticos.

Asimismo, tan solo en 10 años, el número de toneladas de carga transportada ha incrementado 19.8%, pasando de transportar 108.4 millones de toneladas en 2011 a 129.9 millones de toneladas en 2021.

Por lo que es necesario que el 2023 se vea como el año para el fortalecimiento del sector ferroviario, así como de la innovación, por lo que TÜV Rheinland, empresa con especialidad en la verificación del cumplimiento de la normatividad en el transporte ferroviario, brinda un panorama de las tendencias que encontraremos el próximo año para este sector en México:

  1. Dinamismo creciente: México se encuentra en un continuo desarrollo mediante la implementación de nuevas líneas ferroviarias y sistemas de metros, dando lugar al incremento de la movilidad entre las ciudades del país y zonas metropolitanas; favoreciendo el intercambio de bienes y servicios, teniendo en cuenta los aspectos socioculturales y ambientales. Con miras en un futuro al uso de tecnologías sustentables en el desarrollo de ferrocarriles.

Por otra parte, las grandes ciudades han tratado de fomentar el uso del transporte público. Es por eso que se platean soluciones, tal como uso de tranvías, lo cuales se están implementado en ciudades de todo el mundo. También, el uso de tecnología como vía cablebus o autotrenes, que se basan en ofrecer tecnología de trasporte público eléctrico y auto-conducido.

  • Mayor conciencia de la seguridad: “Si bien la seguridad siempre ha formado parte fundamental de los proyectos de movilidad del país, actualmente se ha destacado como un aspecto que requiere mayor cuidado y atención para contar con las certificaciones de terceros para el cumplimiento de la normatividad para las empresas y gobiernos, así como para brindar confianza a los usuarios”, señala Sandra Álamo, Directora de Desarrollo de Negocios para la Unidad de Movilidad en TÜV Rheinland México.

De esta manera, el próximo año se tendrá mayor conciencia sobre que todo proyecto ferroviario que se desarrollé debe cumplir con una serie de normativa de acuerdo a la propuesta de diseño que se contemple. Se destaca la normativa que está enfocada a la seguridad funcional, es decir, el uso de normas CENELEC pertenecientes a la familia EN 5012X, que se basan en la demostración de la seguridad del sistema. La normativa CENELEC es utilizada en los proyectos ferroviarios en Europa y se ha tomado como una buena práctica en proyectos ferroviarios en países de Asia, Sudamérica y actualmente en México, por ejemplo, el Tren interurbano México-Toluca.

  • Establecimiento de la normativa: En México se debe establecer de manera clara y especifica toda la normatividad obligatoria a cumplir durante el desarrollo de un proyecto ferroviario y principalmente, considerar las normas que están relacionada con la seguridad, es importante que en el país se desarrolle la normativa relacionada con la seguridad funcional. De esta forma, se podrá planificar adecuadamente un proceso para la gestión de seguridad del sistema.

“En TÜV Rheinland hemos apoyado la creación de Agencias y regulaciones para dejar las bases del desarrollo en términos de Gestión de Seguridad para comenzar con un estilo de vida en proyectos, cultura de seguridad funcional. Somos la primera empresa en México con acreditación local ante la Entidad Mexicana de Acreditación para evaluar sistemas de gestión de seguridad funcional mexicana y esperamos en los próximos meses incorporar nuestra participación en todos los proyectos que el país requiera desarrollar en cualquiera de las actividades que necesiten, Evaluador ISA, Asesoría, Capacitación, etc.”, puntualiza Alamo.

  • Infraestructura inteligente y sustentable: En 2023 habrá un enfoque más marcado en buscar la sustentabilidad de la movilidad que se centre en la mejora de la seguridad y el acceso a los ciudadanos de acuerdo a sus necesidades, tanto en tiempos como en distancias menores principalmente. Ejemplos de esto serán: Movilidad como servicio (Mobility as a Service) por medio de app centralizadas, tráfico inteligente y comunicación entre vehículos o transporte público con una infraestructura inteligente.

Asimismo, se ha mostrado interés en el hidrogeno verde para incrementar la sustentabilidad, ya que su utilización en la industria del transporte podría reducir la generación de emisiones a la atmosfera. Sin embargo, existen dos grandes retos para México en este ámbito: la infraestructura y altos costos iniciales. La inversión para el desarrollo de esta infraestructura es alta; no obstante, la generación de empleos directos e indirectos podría ser acorde a esta inversión.

  • Generación de talento especializado: México tiene experiencia en el desarrollo de proyectos ferroviarios (líneas de tren, metro, etc.), por lo cual se tiene el conocimiento en este tipo de actividades. Sin embargo, la evolución de la tecnología hace que el país tenga que promover con mayor fuerza la generación de capital humano enfocado al sector ferroviario y de sistemas de teleféricos, desde la formación universitaria.

Un ejemplo de esto, es el Instituto Politécnico Nacional con la reciente carrera de Ingeniería Ferroviaria, además es preciso actualizar los planes y programas de estudio con competencias enfocadas hacia las necesidades de la industria ferroviaria, hasta la creación de posgrados, puesto que el avance tecnológico no se detiene. México al desarrollar capital humano en estos sectores podrá contar con ingenieros competentes que estén altamente capacitados para desarrollar, construir, implementar y mantener proyectos en materia ferroviaria y de sistemas de teleféricos.

De esta forma, las tendencias que tendrán lugar en el 2023 marcarán el incremento de la movilidad sustentable y segura, en la que todos los actores participantes tenemos responsabilidad para brindar mayor acceso a los mexicanos al transporte y así mejorar la calidad de vida, además de impactar positivamente en la economía del país.

Artículo anteriorIndustria 4.0: la intersección de la ciberseguridad y la seguridad en el lugar de trabajo
Artículo siguienteLa IA verá una consolidación en 2023 de la mano de soluciones de digitalización