Tuesday, January 23, 2018

Resumen 2017: Renegociación del TLCAN

0

TLCAN, entre dimes y diretes se acercan los momentos definitorios

Los mercados parecen haberse acostumbrado al “activismo tuitero” de Donald Trump; expectativas sobre un acuerdo para diciembre próximo.

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) siguen las etapas marcadas desde un inicio, ya culminaron las dos primeras, en Washington y la Ciudad de México, y para finales de septiembre, entre el 23 y 27, se llevará a cabo la tercera ronda en la ciudad de Ottawa, Canadá. Más allá de los dimes y diretes, no se conocen todavía detalles concretos de las negociaciones, pero no porque no los haya, sino porque es voluntad de las partes negociadoras no darlos a conocer, evitar filtraciones, lo que concretaron en un acuerdo formal firmado por Estados Unidos, Canadá y México, para evitar que se conozcan detalles de las negociaciones.

Éstos son algunos de los puntos relevantes en la ruta que hasta ahora ha recorrido la renegociación del TLCAN, no solo en términos geográficos sino en los aspectos más interesantes, empecemos con lo que ha señalado el inquilino de la Casa Blanca, quien sin duda le ha puesto el “sabor al caldo”, con su manía matutina de escribir en el “pajarito azul”.

Factor Trump, me lo dijo un pajarito

“México no está feliz de que Estados Unidos quiera renegociar y amenace con salir del acuerdo, pero tal como les dije: hicieron mucho dinero por muchos años y nadie los molestó. Vamos a cambiar eso. Y ojalá podamos renegociarlo, pero si no, le pondremos fin y empezaremos de cero con un acuerdo de verdad”, expresó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a finales de agosto.

Además, unos días antes del tweet contra México en la red social del pajarito azul, expresó también que México y Canadá se ponían difíciles en la renegociación, por lo que se preguntó si acaso era el momento de terminar con ese acuerdo. Meses antes, el presidente Trump había amenazado con terminar el acuerdo si México y Canadá no aceptaban su renegociación, por lo que los dichos en torno al tema no son nada nuevos y los mercados han empezado a acostumbrarse.

$313,000 mdd, costo las exportaciones de México hacia EU y Canadá en 2016

Tanto así, que por ejemplo la cotización del peso contra el dólar en México ha reaccionado más a las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos, que por los dimes y diretes de Donald Trump. Éstos son algunos recuentes de otros momentos en los que Trump critica el TLCAN y amenaza con sacar a su país del acuerdo.

Enero 20 de 2017: Estados Unidos dejará el tratado de libre comercio con México y Canadá, si no se renegocian sus términos, dijo el viernes la Casa Blanca apenas instalada la nueva administración encabezada por Donald Trump.

Abril 30 de 2017: En su discurso por la conmemoración de los 100 días al frente de la Casa Blanca, el Presidente de EU, Donald Trump, indicó que México se ha aprovechado de su país por décadas, por lo que si no se llega a un acuerdo justo abandonará el Tratado de Libre Comercio.

Agosto 29 de 2017: “Estamos en el proceso de renegociar el acuerdo. Creo que probablemente tenga que iniciar el proceso de cancelación antes de que se pueda llegar un acuerdo justo. Porque ha sido un acuerdo que sólo ha sido bueno para un lado”, dijo Trump en la Casa Blanca, en una conferencia de prensa.

Lo anterior sin considerar que como candidato amenazó en diversas ocasiones con sacar a Estados Unidos del “horrible y peor acuerdo de libre comercio que se haya firmado en la historia”, como él mismo lo calificó. Hasta el momento, los mercados parecen haberse acostumbrado, pero sin lugar a dudas que se acercan momentos definitorios, sobre todo en cuanto concluyan la tercera etapa de la renegociación y se abra un paréntesis en el que seguramente empezarán los debates internos en cada uno de los tres países con las diversas propuestas que se trataron en la mesa de renegociación del acuerdo.

Cierran la puerta a reporteros y medios, blindan renegociación contra filtraciones

Los negociadores de México, Estados Unidos y Canadá pactaron a través de la firma de un acuerdo de confidencialidad no revelar información sobre las mesas de trabajo del Tratado de Libre Comercio (TLCAN). En este acuerdo se incluyen listas de normas diseñadas para evitar fugas de información que incluyen divulgar correos electrónicos, posturas, propuestas o información intercambiada entre cada país. Asimismo, los gobiernos de los tres países han acordado prohibir durante los próximos cuatro años la difusión de materiales y propuestas presentadas por los otros socios sobre el acuerdo comercial.

482 millones, de habitantes conforman la región del TLCAN

Nada más que decir, los negociadores blindaron de ésta forma la renegociación del TLCAN contra cualquier posible filtración, que pudiera contaminar más las negociaciones, mismas que ya de por sí tienen varios factores en contra, uno de ellos es nada más y nada menos que uno de los hombres más poderosos sobre la tierra en éstos momentos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La ruta de la renegociación, objetivo diciembre de 2017

Al margen de lo que suceda en Ottawa, en donde se espera que siga la fijación de propuestas por las tres partes involucradas, para el gobierno mexicano es importante que la renegociación concluya a más tardar en diciembre de este año para no contaminarla con el proceso electoral de 2018, mismo que en los hechos ya inició. El objetivo entonces para los negociadores del TLCAN por parte de México es alcanzar un acuerdo antes de que concluya el año, luego entonces el proceso de consulta legislativa deberá llevarse a cabo tan pronto como termine la tercera etapa pactada de la renegociación, en Ottawa. Sin embargo, al parecer también existe interés en las otras dos partes para alcanzar pronto un acuerdo, según se desprende de algunos comunicados.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conversó vía telefónica con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para discutir la renegociación en marcha del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y ambos subrayaron “su esperanza” de llegar a un acuerdo para finales de este año. “Los dos líderes discutieron la renegociación en marcha del TLC y subrayaron su esperanza de alcanzar un acuerdo para finales de este año”, indicó la Casa Blanca en un comunicado emitido el jueves 31 de agosto.

TLCAN importante, pero no vital para la economía

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) “ni es un pase automático al desarrollo de México ni tampoco es un boleto para la crisis de nuestro país”, advirtió Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin). El líder de la planta productiva nacional comentó que, si Estados Unidos decide cancelar el acuerdo trilateral, México tendrá que trabajar en dos frentes: avanzar en la parte económica del comercio internacional y emprender ajustes institucionales a nivel interno.

Si Estados Unidos decidiera salirse del TLCAN, tardará seis meses en concretarse, por lo que el acuerdo no se desechará de inmediato. “El funcionamiento seguiría como está”, dijo el presidente de la Concamin, así que nos regiríamos bajo las reglas de la Organización Mundial de Comercio. Afirmó que cerca de 80 por ciento de lo exportado por México tendría un arancel promedio de 3 por ciento y otras cero. Canadá, Estados Unidos y México han sostenido reuniones a puerta cerrada a partir del 1 al 5 de septiembre en la Ciudad de México, como parte de la segunda ronda de negociaciones para actualizar el TLCAN, vigente desde 1994, previamente se reunieron en agosto en la ciudad estadounidense de Washington. De fracturarse el convenio entre México, Canadá y Estados Unidos, “no es el fin del mundo”, expresaron los líderes empresariales.

16% costo las exportaciones del comercio global se lleva a cabo en el área del TLCAN

“Si hay condiciones inaceptables para algún sector de la economía del país o en contra de la soberanía de México, y que sean absolutamente inaceptables, tendremos que lidiar con una economía que no cuente con el tratado, no lo tuvimos en el pasado y podemos no tenerlo en el futuro. El país no se va a acabar si éste (el TLCAN) se termina”, detallaron. El TLCAN es importante para el país porque promueve la inversión y la generación de empleos; no obstante, de romperse, México tiene opciones de diversificación en los mercados y ésa es la estrategia prioritaria, incluso de mantenerse el pacto comercial con Canadá y Estados Unidos.

“Se están actualizando las negociaciones con Europa, tenemos tratados de libre comercio con algunos países de Asia y también que se está trabajando la alianza del Pacífico, así como con Brasil y Argentina”, de acuerdo con los líderes empresariales. Es un hecho que no puede negarse la importancia de la relación comercial con Estados Unidos, tanto que 80 por ciento de las exportaciones mexicanas van a ese país. Sin embargo, solamente 47 por ciento de ese volumen se rige bajo las reglas del TLCAN; el resto lo hace bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio y en este esquema podría traducirse todo el comercio con el vecino del norte.

35,000 mdd Inversión Extranjera en México registrada el año pasado, gracias al TLCAN

México fijó previo al inicio de las renegociaciones sus prioridades en el tema, lo que de alguna manera marca la ruta y las prioridades para el sector productivo nacional. Mejorar la entrada de productos mexicanos a otros países, buscar la movilidad laboral de empleados y de personas de negocios, impulsar a las pequeñas y medianas empresas, adecuar el Tratado con las reformas estructurales y combatir la corrupción, serán algunos de los temas que guiarán la posición de México en la renegociación. Por su parte, la Secretaría de Economía sostiene que el TLCAN es el instrumento comercial más importante del que México forma parte, por lo que es de vital importancia llevar a buen puerto un proceso de modernización del acuerdo.

Para el Gobierno mexicano, el TLCAN es el motor principal de crecimiento del comercio exterior y base de la competitividad internacional del país; es, ante todo, la posibilidad de que miles de personas tengan trabajo por las cadenas de valor que se generan gracias al Tratado. En su “Informe sobre el inicio de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Canadá, Estados Unidos y México”, enviado al Senado de la República –Cámara del Congreso de la Unión que tiene la facultad de ratificar los tratados internacionales-, la dependencia señala que se trata de un proceso de modernización del acuerdo.

Cifras muy positivas para México

El TLCAN creó una de las áreas de libre comercio más grandes del mundo. En ella viven alrededor de 482 millones de personas (el 7 por ciento de la población mundial); genera el 28 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y aquí se realiza el 16 por ciento del comercio global. Para México, el Tratado fue una catapulta para su economía. El intercambio comercial de nuestro país con el mundo se multiplicó 6.5 veces entre los años 1993 y 2016; pasó de 117 mil millones de dólares a 761 mil millones de dólares.

La inversión extranjera directa pasó de 2.5 mil millones de dólares antes del Tratado, a 34 mil millones de dólares después de él. De cada 100 dólares de intercambio comercial que México realiza con el mundo, sostiene Economía, 66 dólares son resultado del comercio con Estados Unidos y Canadá. Las exportaciones de México hacia Estados Unidos y Canadá se multiplicaron por siete gracias al acuerdo comercial. En 1993 eran de 44 mil 474 millones de dólares; en 2016, llegaron a 313 mil millones de dólares. Las importaciones de productos de esos dos paí- ses también crecieron, pero en menor medida: en 1993 se importaron 46 mil 470 millones de dólares y para 2016 fueron 189 mil 139 millones de dólares.

Sin embargo, no debemos olvidar que México era y es el país menos desarrollado de la región, además de que la consolidación de una región de libre comercio impulsó ante el mundo a las economías de Estados Unidos y Canadá, además de que consolidó el liderazgo económico estadounidense.

Antonio Sandoval

Publicado en la edición 66 de Global Industries:

Resumen 2017: Oro, el ganador del 2017

0

Oro y plata, los que más brillan en México

A medida de que los precios del oro suben, también las empresas mineras que operan en México, buscan elevar su producción: hay intensas inversiones comprometidas.

Los precios del oro durante el mes pasado tuvieron movimientos importantes: durante la primera parte del mes alcanzaron máximos, en parte potenciados por negociaciones geopolíticas de gran relevancia, como la decisión en materia de política monetaria de la Reserva Federal y los datos de crecimiento económico que dio a conocer Estados Unidos en su segundo semestre,

Los precios del oro alcanzaron los USD$1,257 por onza troy, su precio más alto desde finales de junio. Este repunte dejó ganancias del 2 por ciento, impulsado en buena medida por la constante y creciente demanda del metal precioso, y por el relativo debilitamiento del dólar. Poco después, cayeron desde su máximo de seis semanas; presionados por un rally en la moneda americana, y su recuperación. Para los inversores, la nueva política monetaria de la FED es uno de los elementos más importantes para evaluar el impacto de sus planes de compra o venta.

1,282 dólares por onza, pico alcanzado en Agosto

Y es que este metal se mantiene como uno de los principales refugios de inversión para el dinero. Durante este periodo la demanda de barras de oro en China, que es el mercado más grande para los lingotes, creció más de 50% en los primeros seis meses de este año. Las ventas, por otro lado, aumentaron un 51% respecto del mismo periodo del año anterior, llegando a las 158.40 toneladas métricas, informó la Asociación China del Oro. De igual forma, el consumo global del metal creció casi 10%, para llegar hasta las 545.2 toneladas, incluidas las 330 toneladas que se fueron en venta de joyas; por otro lado, la demanda industrial creció también 9%.

La creciente demanda de este metal se dio, principalmente, por las preocupaciones de los inversores ante la depreciación de la moneda china, y la inestabilidad del mercado bursátil; sumada a los temores por la caída de los precios de propiedades, y el desempeño de otros commodities. “El oro físico está teniendo un rol cada vez importante en la cartera de inversiones de los residentes chinos”, dijo la asociación. “El oro es ampliamente elegido por los inversores como reserva de riqueza en tanto los mercados globales se vuelven más frágiles, la Reserva Federal sube las tasas de interés y crece la incertidumbre geopolítica”.

Para todo este año, se prevé que la demanda exceda las 1000 toneladas, el nivel más alto en cuatro años. No obstante, la producción China del oro ha sufrido descalabros: Zhang Yongtao, secretario y vocero de la asociación, dejó saber que la producción de oro en China, incluida la producción de materia prima importada, cayó 6% el primer semestre. Esto por normas ambientales más estrictas, y una disminución de recursos mineros.

México aumenta producción

A través de doce empresas, entre las que destacan Torex Gold, Goldcorp y Fresnillo, nuestro país recibirá inversiones por cerca de USDS2,486 millones para nuevos proyectos de producción de oro entre 2017 y 2020, según lo informado por la Cámara Minera de México (Camimex). Y es que, durante el 2016, la producción minera de oro en nuestro país presentó una contracción de 1.70/0 interanual, alcanzando las 4.26 millones de onzas.

Fueron tres empresas las que produjeron más del 47% de toda la producción nacional: la primera de ellas: Fresnillo PLC, seguida de Goldcorp y Minería Frisco. También la compañía Torex Gold, nueva en nuestro país, se sumó como un productor relevante durante el año, ubicándose en quinto lugar. Estos nuevos proyectos de oro, para el presente año, comprenden la expansión de la mina Dolores del Pan, de la American Silver, a la que dedicarán USD$112 millones de dólares; de la mina San Agustín, de Argonaut Gold, a la que destinarán USD$43 millones; y la de La Yaki, en manos de Álamos Gold, a la que inyectarán USD$12 millones.

9,198 kilogramos, producción mexicana a mayo de 2017

Por Su mayor monto, los proyectos dispuestos para los próximos años son: la expansión de la mina Media Luna, en manos de Torex Gold, a la que destinarán USD$482 millones; el Proyecto de Lixiviación de Piritas, en manos de Goldcorp que significará una inversión de USD$420 millones; la expansión de Orisyvo, en manos de Fresnillo PLC, que significa una inversión de USD$350 millones; la de Juanicipio de Fresnillo PLC y MAG Silver, que requiere una inversión de USD$305 millones.

Por minas, la mayor producción del mineral precioso en México fue responsabilidad de La Herradura, la mina de oro más grande de Sonora; Su producción en 2016 aumentó 30% respecto al 2015; detrás estuvo el Peñasquito y El Limón-Guajes. La proyección de Camimex para ese año, anticipan una mayor producción de oro, al concretarse la segunda fase de la mina San Julián, en manos de Fresnillo PLC, ubicada en Durango, y programada para el segundo semestre de 2017.

De igual forma Se espera que la construcción de la unidad de lixiviación de Fresnillo PLC en su planta de piritas, presente un avance significativo que pueda redundar en una mayor producción. La inversión necesaria asciende a USD$155 millones, los cuales se destinarán en tecnologías de recuperación de oro y plata, gracias al procesamiento de relaves de las minas Fresnillo y Saucito.

Aumenta la producción de plata

Esta misma empresa mantiene importantes actividades también en lo que respecta a la plata, y es que durante el segundo trimestre de 2017, su producción de plata en la mina Fresnillo, sufrió un aumento de 13.2%, comparado con lo registrado en el mismo periodo del año anterior. En el reporte enviado a la Bolsa de Londres, la compañía sostiene que extrajo 13-3 millones de onzas de plata durante el segundo trimestre de este año, y especificó que esto es gracias a un mayor volumen del mineral procesado tanto en su mina Fresnillo como en las minas de Ciénega y San Julián.

50% creció el mercado de lingotes en el 1T17

Por otro lado, la producción del oro entre abril y junio de este año, también Se colocó al alza: con una producción en ese periodo de 223,479 onzas de plata procesadas, significa un aumento de 2.37% respecto del mismo periodo del año anterior. “Nuestro enfoque a corto plazo es poner en marcha la fase 2 dela mina San Julián para tenerlo a plena capacidad en dos meses y la operación de la mina Fresnillo… Mientras continúa desarrollándose la infraestructura para preparar una mina en el futuro”, comentó al respecto Octavio Alvídrez, director general de la empresa.

Eduardo Medina

Publicado en la edición 65 de Global Industries:

Resumen 2017: Crisis del cemento

0

El cemento más caro del mundo es el mexicano

El alza del cemento tiene importantes repercusiones para el sector; y para controlarlas, sus líderes pretenden importar el insumo.

Recientemente, la empresa constructora más poderosa de México reveló un importante incremento, del 12 por ciento, al precio de su cemento. Esta medida fue calificada de drástica, y de arbitraria por el sector público. Gustavo Arballo, presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), fue el primero en señalar que el alza del cemento tendría importantes repercusiones en el mercado, entre ellas, que podría incentivar la importación del insumo, y la posibilidad de que las empresas que mantienen vigentes licitaciones para obras, incluyan el coste del cemento en un apartado de licitación para reconocer el gasto adicional.

Cemex controla el 52% del mercado nacional

El primer cuestionamiento que se hizo, fue el por qué el insumo incrementaba su costo si no habían subido los precios energéticos, ni había depreciación de la moneda. Dijo Gustavo Arballo: “en este país no hay control de precios, en este sentido cualquier empresa puede subir los precios de sus productos cuando así lo crea conveniente, pero no deja de ser un cuestionamiento legítimo el que nos estamos haciendo. En mi caso”, señaló, “no encuentro elementos que lo justifiquen. El malestar es generalizado, no ha habido un solo estado de la república que no se haya quejado con nosotros”. Es importante señalar que el aumento anunciado por Cemex para la segunda parte de julio de este año, como dijimos arriba, del 12%, se añade a otros importantes incrementos: en diciembre de 2016, el precio del insumo rondaba los $2,200 pesos por tonelada, para marzo de 2017, había registrado un aumento de 8.4% al llegar a los $2,430 pesos.

De entonces hasta ahora, volvió a aumentar otro 2.8%, al llegar a los $2,500 pesos por tonelada. Estos incrementos acumulados representan un 12%, sin considerar el incremento de Cemex. Si consideramos que el cemento, como insumo principal para las obras constructivas representa el 60%, un incremento del 12% dispara directamente el precio final de la obra, hasta un 7%, esto sin considerar, una vez más, el aumento de Cemex. Gustavo Arballo, al respecto de esto comenta: “la consecuencia directa de esto es que haya cada vez más empresas que estén dispuestas a importar el cemento, ya que se sabe que en otros países hay una diferencia importante de precio, respecto del que se vende en México”. Y es que nuestro país mantiene una política abierta de intercambio comercial del cemento, lo que permite importarlo libre de arancel, lo que haría viable importarlo de Estados Unidos o China, en donde su precio es alrededor del 50 o hasta 300% más barato, según los datos de CMIC Guanajuato.

24% de incremento acumulado

El principal riesgo de esto es que, en palabras de Arballo, el cemento es un insumo de baja densidad económica, lo que significa que es muy caro transportarlo: “a veces el flete es más caro que el producto, sobre todo si se transporta por tierra”, dice. En este sentido, para que la importación del cemento fuera rentable, la planta productora no tendría que estar muy alejada de su destino. Si esta fuera la estrategia, las ciudades costeras serían las que menos inversión de flete tendrían que llevar a cabo.

Alrededor de la frontera existen cerca de 25 plantas productoras, que podrían fácilmente exportar su insumo a nuestro país. Si fuera de China, el ahorro por tonelada de cemento sería alrededor del 35%, si se considera que el costo de transporte entre China y México es USD$75 por metro cúbico: un metro cúbico representa 1.51 toneladas de material. Entonces, el costo por tonelada del cemento chino sería de USD$110, a diferencia de los USD$168 por tonelada del cemento mexicano. Este incremento acumulado de 24%, afectará no sólo al sector privado, sino también al público, señala Guillermo Ramos Mena, presidente de la CMIC Guanajuato. En su estado, afirma, se verán afectadas de manera directa 220 obras de las 440 que se ejecutan al día de hoy. Además, “el menudeo será el más golpeado con este aumento atroz, si nosotros pagamos la tonelada $2,950, entonces al menudeo los precios podrían llegar hasta los $4000 por tonelada”, lo que afectaría sobremanera de manera horizontal al sector.

Eduardo Medina

Publicado en la edición 64 de Global Industries:

Resumen 2017: NAICM, el próximo presidente deberá finalizarlo

0

Pésele a quién le pese, obras en el NAICM no podrán revertirse

Son miles de millones de pesos invertidos y un proyecto cuya viabilidad para los próximos 50 años está comprobada científica y técnicamente

Contra viento y marea, pese a las impugnaciones con y sin sustento que ha registrado la obra, desde quienes aseguran que es una obra plagada de irregularidades y concesionada a importantes grupos empresariales con diversos intereses, hasta quienes aseguran que en las pistas “solamente se está aplanando el piso”, lo cierto es que las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) siguen su marcha. Las críticas siempre son buenas, incluso aquellas que se hacen con malas intenciones, entre más criticada esté la obra y más vigilada se encuentre, será en beneficio de los recursos que invirtió el país.

$180,000 millones de pesos, costo estimado total de la obra

Las obras del NAICM son y deben ser altamente fiscalizadas, sin importar incluso que haya excesos, es mejor eso y no que con el paso del tiempo se presenten fallas que pongan en peligro la vida de quienes lo utilizarán, personas de todo el mundo. De acuerdo con las estimaciones oficiales, el avance de las obras ronda niveles de entre 10 y 15 por ciento, de acuerdo a lo que se considere como obra terminada.Entre otras cosas, ya se licitó para la edificación del edificio terminal, la barda perimetral está prácticamente finalizada y los trabajos para la construcción de las primeras dos pistas avanzan favorablemente.

En línea con la “ruta crítica de vuelo”

En este contexto, la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) tiene un avance a la fecha de 10 por ciento, dio a conocer recientemente el director corporativo de infraestructura del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), Raúl González Apaolaza. Detalló que hasta el momento se ha finalizado la cimentación de dos pistas de aterrizaje y despegue, además de otras obras. “Vamos de acuerdo con la ruta crítica, en tiempo, sin problema”, señaló González Apaolaza. El funcionario adelantó que para el 2018 prevén tener concluidas las pistas 1 y contar con un avance de 60 por ciento de otra para aviación militar en este tiempo.

Por su parte, Federico Patiño Márquez, el director general del GACM y responsable del proyecto de infraestructura, afirmó que dicha obra equilibrará la zona oriente con la poniente de la Ciudad de México, en especial para los municipios de Nezahualcóyotl, Texcoco, San Mateo Atenco, Chimalhuacán y Ecatepec. El NAICM contará con una inversión total de 180 mil millones de pesos, al tiempo que se pretende que tenga seis pistas de aterrizaje y despegue, así como un tráfico anual de 100 millones de personas cuando esté en plena operación.

Imposible frenar y revertir una obra magna en el siguiente sexenio

El director de Infraestructura del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), aseguró que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) lleva un avance general que ronda 30% (incluidos trabajos preparatorios) y 15% en obras, incluido el inicio del edificio terminal, por lo que confió en que en el próximo sexenio no se detendrá el proyecto. “Cualquier presidente sensato no va a parar una obra de estas características. La realidad es que dices una cosa en campaña o precampaña y otra es la realidad. Yo creo que todo mundo está convencido de la necesidad del aeropuerto”, comentó durante su participación en la primera edición en México de Airport Solutions.

120 millones, total de pasajeros atendidos para el año 2070

El funcionario recordó también los resultados de una encuesta que realizó el GACM entre los habitantes de los cinco municipios colindantes con la nueva terminal, donde 85% de los entrevistados está de acuerdo con la obra, por los beneficios económicos que va a generar. Hay una secuencia constructiva. En un cambio de gobierno, a lo mejor cambian las políticas, pero ya hay una serie de compromisos y el más grande es con los usuarios. El aeropuerto actual ya no da para más, llegó a su límite de 40 millones de usuarios. Si no hacemos nada se paraliza todo. La carga aérea es fundamental, estamos saturados.

No podrán revertir la obra, no se hace por decretos ni caprichos

En un escenario político-económico en el que el actual y único candidato visible, Andrés Manuel López Obrador, del partido Morena, gane la elección presidencial de julio de 2018, las obras del NAICM deberían detenerse y revertirse, según ha dicho el político en campaña. Lo cierto es que, si llegara a ganar, no podría cumplir su palaba, o sí podría, pero a un costo elevadísimo no solo para él y su naciente gobierno, sino para el país. Cuando el supuesto ganador tomara las riendas de la administración pública federal, si los escenarios y calendarios previstos siguen en tiempo y forma, el avance de la obra del NAICM será de aproximadamente 60 por ciento, con miles de millones de pesos invertidos, aproximadamente 108 mil millones de pesos.

Los gobiernos se sustentan en muchos factores, uno de ellos se llama “confianza” y es vital para su sobrevivencia, lo contrario, la desconfianza, es un elemento que incluso puede “tirar” esas administraciones. Lo anterior, sin considerar que no existen los estudios técnicos suficientes y sustentados en evidencias científicas de que “hay mejores opciones”, como dice el candidato. Si existen mejores opciones éstas deben presentarse ya, y la que maneja López Obrador, la de la Base de Santa Lucía, ha quedado suficientemente demostrado que no es la opción más adecuada. El NAICM pretende resolver el problema de movilidad y conectividad aérea en el país en forma inmediata y también para los próximos 50 años, la Basa Aérea de Santa Lucía resolverá esos problemas para los siguientes 12 meses una vez que inicie su supuesta operación.

50 años, vida estimada útil para el NAICM

No se trata de resolver esos problemas con un decreto o con un capricho, están presentados los estudios técnicos, medioambientales y comerciales, que sustentan la obra magna. El encargado de Infraestructura del grupo afirmó que recientemente el consorcio que construirá el edificio terminal (liderados por Cicsa, de Grupo Carso) inició la entrega de algunos planos para empezar formalmente sus trabajos. “Tenemos tres contratos en la terminal: pilotes, losa y la estructura de construcción. Empezamos las tres de manera simultánea. Lo de los pilotes va muy avanzado, la semana pasada entregamos la primera área de construcción de la losa a ICA (que la tiene a su cargo). El consorcio constructor nos empezó a entregar los planos del taller de la estructura, éstos se aprueban, en su caso, e inicia la construcción de la estructura”, refirió.

Al final de la administración, NAICM al 65%

El director de Grupo Aeroportuario Ciudad de México estimó un avance de 65% en la primera fase del nuevo aeropuerto al final de la administración de Enrique Peña Nieto, en 2018. El primer avión que despegue de la nueva terminal lo hará el 20 de octubre de 2020. No obstante, el ex gobernador de Hidalgo recordó que el aeropuerto será operativo hasta 2020, el 20 de octubre de ese año a las 7:01, esté despegando el primer avión comercial. Durante su primera fase, el nuevo aeropuerto contará con un edificio terminal de 550,000 metros cuadrados, 92 puertas de contacto, 42 posiciones remotas y tres pistas paralelas que operarán simultáneamente.

Esta infraestructura tendrá capacidad para 50 millones de pasajeros y se atenderán hasta 550,000 vuelos por año. La segunda fase de construcción y operación estará subordinada a la demanda y tendencia de la economía de México. Mucho va a marcar la demanda. Si sigue a la velocidad que va, en los siguientes cuatro años (a partir de 2020) deberá iniciarse la construcción del otro edificio satélite, los cálculos se extendieron hasta una vida útil de 50 años, con una proyección de 120 millones de pasajeros en el año 2070. En la nueva terminal aérea mexicana han participado incluso instituciones tan serias como el Instituto Politécnico Nacional (IPN), cuyas autoridades ya presentaron ante el Grupo Aeroportuario de la capital sus avances y contribuciones para el cumplimiento de los compromisos ambientales adquiridos para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). Las campañas y promesas políticas son una cosa, la frialdad de los números y su influencia en la confianza de los capitales es otra muy distinta. El NAICM seguirá su ruta de despegue, al margen del color de quien ocupe la casa presidencial.

Antonio Sandoval

Publicado en la edición 64 de Global Industries:

Resumen 2017: Sector minero en recuperación

0

Sector minero está al final del túnel, viene el resurgimiento

Hace algunos años también se auguraba el colapso de la industria de la construcción; en la industria minera mexicana las inversiones siguen.

El año pasado la industria minera registró su peor desempeño desde el año 1994, y las expectativas no son positivas para este 2017, aunque se trata de una tendencia generalizada en el sector industrial mexicano. Sin embargo, en las industrias como en la economía en general, los ciclos son algo constante, y suelen reimpulsar actividades que se consideran perdidas y muchas veces hasta en fase de desaparición. No obstante, las inversiones no se detienen, solo este año se han invertido alrededor de 515 millones de dólares en el estado de Chihuahua, con el objetivo de desarrollar un proyecto muy ambicioso, el mayor de los últimos tiempos. Así, Fresnillo PLC estima una producción de plata de entre 49 y 51 millones de onzas, que haría de esta empresa la mayor productora de ese metal por segundo año consecutivo a escala mundial, mientras que la expectativa en producción de oro es de entre 850 mil y 870 mil onzas.

Asimismo, en Fresnillo, Zacatecas, iniciaron la construcción de una nueva planta que ayudará a procesar los jales antiguos y los de Saucito, con una inversión de 155 millones de dólares, además está en proyecto otra nueva mina de plata en la entidad, para alcanzar el objetivo de 65 millones de onzas de este metal. Si las cosas se encuentran tan mal, ¿porqué hay inversiones?, y ¿porque no se retiran de una vez los consorcios de un negocio que está en etapa terminal, la respuesta está en los ciclos.

Cuando la luz sale al final del túnel

Hace unos años, incluso en la actualidad debido a la delicada situación de empresas ligadas al sector, se decía que la industria de la construcción estaba por colapsar, no pocos veían la quiebra inminente de ICA como el gran suceso que determinaría dicho final, nada de eso ha sucedido y si bien la industria de la construcción tampoco enfrenta sus mejores momentos, lejos está de convertirse en la gran quiebra económica que muchos auguraban. Es el mismo caso de la industria minera, estamos frente a un entorno muy complicado, una crisis de grandes proporciones. Además de datos y otras estadísticas que son indispensables para entender la trayectoria sectorial de industrias como la construcción y la minería, existen otros elementos que nos refieren el verdadero pulso económico que vive la industria mexicana.

Las inversiones son básicas para el impulso de la economía de cualquier parte del mundo, México no puede ser la excepción. De acuerdo con los análisis del Centro de Estudios de la Industria, La inversión continúa siendo el componente más afectado de la economía. Durante febrero del presente año tuvo un retroceso de -3.1%, con lo cual el acumulado del año también es negativo: -1.8% en el primer bimestre del año. Lo anterior se dio en un escenario congruente en cuanto a la baja en las expectativas empresariales en relación al indicador del mejor momento para invertir, el cual se ubicó por debajo del umbral de 50 puntos, es decir con una perspectiva negativa en los sectores de análisis de este indicador: construcción, manufacturas y comercio.

USD$515 los millones, monto estimado de inversión para este año en minas de Chihuahua

De igual manera, se encuentra en línea con la menor inversión pública generada en el mismo periodo, con una caída del -31.4% en la erogación en inversión física. Este resultado profundizó la tendencia a la baja en la formación bruta de capital fijo, debido a que tanto el componente de construcción como el de maquinaria y equipo mostraron retrocesos durante febrero en su tasa de variación anual: -4.4% y -1%, respectivamente. En el caso de México se puede citar que se apostó todo a la apertura económica pero no se fortaleció adecuadamente su base productiva. Dicha estrategia no ha incido favorablemente en incrementar su participación en el mercado global: en 1990 tenía el 1.2% de las exportaciones globales, hoy su participación apenas excede el 2%. China, una economía de Estado Capitalista, elevó su penetración de 2.1% al 13%.

El beneficio de lo anterior llega en forma de inversiones y empleo, representa el resultado de invertir para crecer, de apostar a exportar más de lo que se compra al exterior, fortaleciendo los encadenamientos productivos internos y creando grandes empresas que pueden competir o integrarse a las trasnacionales que generan las Cadenas Globales de Valor. Todo ello complementado con una creciente proveeduría nacional de empresas de menor tamaño, altamente competitivas, innovadoras y generadoras de alto valor agregado. El resultado en materia de valor agregado es contundente, aun dejando de lado el clásico ejemplo de China.

-0.8% cayó la industria minera en primer cuatrimestre del año

Entre 1990 y el 2015, la tasa de crecimiento del valor agregado en las manufacturas de Vietnam aumentó a una tasa promedio anual de 10%; la de México al 2.5%, ello a pesar de que abrió su economía y se convirtió en una nación exportadora. ¿Cómo puede explicarse la paradoja de exportar más sin que eso se encuentre respaldado por mayor valor agregado? Muy simple, se denomina maquila: exportar importaciones. La maquila funcionó para generar vínculos en los mercados globales de los años 80´s y 90´s, no funciona para la Industria 4.0 y la Mentefactura, es decir en la era de la innovación. Ya concretamente en lo referente a la industria minera, los resultados por sectores industriales muestran que continúa la crisis en la minería.

Al interior del sector, los servicios relacionados con la minería disminuyeron en -37.3%, también mostró una caída del -8.5% la rama correspondiente al petróleo y gas, mientras que el rubro de la minería de metálicos y no metálicos tuvo un retroceso del -2%. Con estos resultados solo el último componente mantiene un crecimiento acumulado positivo con un 2.7%. Con lo cual la tendencia de su ciclo se mantiene a la baja.

Algunos retos

Algunos de los retos para el sector minero en México van más allá de recuperar el crecimiento, se trata de impulsar un desarrollo renovado y con visión de muy largo plazo. Por ejemplo, el éxito del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en materia de intercambio siderúrgico obliga a un trabajo conjunto de México, Canadá y Estados Unidos para impedir que el comercio desleal afecte a una industria que es fundamental para el desarrollo soberano de los tres países, afirmó Alonso Ancira Elizondo, presidente de AHMSA. Por otra parte, La directora de la Unidad Académica de Ciencias de la Tierra de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Patricia de Lira Gómez, reconoció que la unidad académica no alcanza a cubrir la bolsa de trabajo de empresas minera instaladas en la entidad.

1994 año del peor desempeño en el sector minero mexicano

En cuanto a la demanda de profesionistas de la minería en las empresas, la académica comentó “sí (se cubre con egresados de la UAZ), pero se quedan plazas sin poderse ocupar, debido a que a veces nos piden perfiles demasiado elevados en cuanto a años de experiencia y áreas específicas de trabajo, pero en lo general estamos tratando de darle cobertura a esa bolsa de trabajo”. De Lira Gómez reconoció que se han tenido complicaciones para cubrir algunos de esos puestos con egresados de la unidad académica a su cargo. “Ha sido complicado el atender a toda la bolsa de trabajo porque apenas tenemos ocho meses en la administración y propiamente la universidad ha sido objeto de diferentes situaciones de conflicto y situaciones complicadas en la operación, pero pues hemos tratado de resolverlo”, sentenció.

Asimismo, se dijo consciente de que “no hemos atendido al 100 por ciento todo lo que se nos ha solicitado, pero estamos, en estos días, planeando tener ese acercamiento que nos ha faltado todavía para dar esa respuesta a la gente que nos están solicitando bolsas”. “Afortunadamente sí tenemos solicitudes, bastantes, de bolsa de trabajo. No tengo conocimiento pleno de la rotación de personal de las empresas, pero sí tengo solicitudes de trabajo para los tres programas de Ciencias de la Tierra”, señaló. La consolidación de profesionistas en ciencias mineras, es uno de los grandes retos que enfrentan México y el resto del mundo, en una actividad vital para la economía.

Antonio Sandoval

Publicado en la edición 63 de Global Industries:

Resumen 2017: Industria nacional sufre retroceso

0

Urge programa emergente de reactivación económica: Centro de Estudios de la Industria

La peor noticia es que nos encontramos frente a un sector industrial deprimido en toda la región, según el análisis publicado.

En su reporte mensual, el Centro de Estudios de la Industria, perteneciente a la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), señala la urgencia de reactivar a la industria mexicana, sustentándolo en un análisis. Enseguida consignamos los puntos más relevantes. El sector industrial requiere de un programa emergente de reactivación productiva, durante el primer cuatrimestre del 2017 retrocedió (-) 0.8% a tasa anual, una cifra que sintetiza el entorno negativo que enfrenta la mayor parte de la industria mexicana.

Durante abril se profundizó su bajo desempeño: el sector de las actividades industriales presentó retroceso del -4.4% de variación anual y con lo cual su ciclo se mantiene a la baja. Este resultado se presenta a partir de que tres de sus cuatro componentes presentan un desempeño acumulado negativo en los primeros cuatro meses del año, donde solo el sector de manufacturas mantiene un acumulado positivo del 3.1%. En tanto que la variación anual durante abril fue negativa para todos los componentes industriales: el sector de la minería continúa en crisis con 35 tasas consecutivas negativas, con una reducción del -9.6%; así como el debilitamiento del sector de la construcción que tuvo una caída del -6.5%, electricidad, agua y gas con -3% y manufacturas con -1.7%.

0.08% anual retrocedió el sector industrial durante el primer cuatrimestre de 2017

En este entorno, plantea un escenario delicado para los siguientes meses, ya que el retroceso acumulado de la industria del -0.8% en los primeros cuatro meses del año, se dio frente al avance marginal del 0.4% en el mismo periodo de 2016. Sin embargo, el mejor desempeño de Estados Unidos puede aportar elementos positivos para la industria mexicana, como se ha dado para las manufacturas que presentaron el mejor resultado, mientras que la minería continúa siendo un desafío estructural. Por lo que la industria manufacturera representa un elemento fundamental para aportar a la recuperación industrial, en particular a partir de los resultados más favorables manufactureros de Estados Unidos.

Los resultados por sectores industriales muestran que continúa la crisis en la minería. Al interior del sector, los servicios relacionados con la minería disminuyeron en -37.3%, también mostró una caída del -8.5% la rama correspondiente al petróleo y gas, mientras que el rubro de la minería de metálicos y no metálicos tuvo un retroceso del -2%. Con estos resultados solo el último componente mantiene un crecimiento acumulado positivo con un 2.7%. Con lo cual la tendencia de su ciclo se mantiene a la baja. Por su parte, la industria de electricidad, agua y gas mostró una disminución anual en energía eléctrica del -3.7% durante abril, mientras que la industria de agua y gas creció en 1.4%.

Con estos resultados el ciclo del sector se encuentra estancado. La industria de la construcción comienza a revertir la tendencia de su ciclo ubicándose al alza, no obstante, el resultado de la variación anual de abril fue negativo con un -6.5%, por los retrocesos registrados en edificación del -7.1% y obras de ingeniería civil del -11.3%, este último con trece caídas consecutivas, mientras que únicamente el componente de trabajos especializados tuvo un avance del 7.8%.

El escenario del sector es delicado, ya que se da en un entorno de menor gasto de gobierno, limitando las condiciones de inversión en infraestructura para el resto del año. La industria manufacturera se desacelera. Aun cuando corresponde al único sector industrial que mantiene un ritmo de avance acumulado positivo en los primeros cuatro meses del año con un 3.1%, su tasa de variación anual durante abril fue negativa: con un -1.7%, debido a que 16 de sus 21 sectores presentaron un retroceso, mientras que en el acumulado anual 6 sectores mantienen una variación anual negativa hasta abril.

Debilitamiento productivo generalizado en Latinoamérica: Brasil -4.5%, Chile -4.2%, Argentina -2.5%, Perú -3.1%, México -4.8%

Este escenario se da aun frente a la mejora en la actividad industrial de Estados Unidos, lo cual se evidencia a través de los ciclos económicos, mientras que la manufactura nacional presenta un ciclo a la baja desde finales del año anterior, la correspondiente americana muestra una marcada tendencia positiva en su ciclo. Los mejores resultados fueron mostrados por Metálicas básicas con 6.6% y Equipo de cómputo y electrónico con 5.5%. En sentido contrario, las manufacturas que mostraron el desempeño más bajo corresponden a los sectores de Muebles con -6.3%, Química con -6.8%, Insumos textiles con -7.5%, Impresión con -10.5%, Prendas de vestir con -13.0%, Derivados de petróleo y carbón con -13.0%, Cuero y piel con -14.6% y Productos textiles con -15.9%. En términos generales, la industria global ha presentado señales de recuperación, en relación a las tasas registradas durante 2016.

Sin embargo, en América Latina persiste el debilitamiento productivo, como lo evidencian Brasil (-4.5%), Chile (-4.2%), Argentina (-2.5%), Perú (-3.1%) y, como ya se indicó, México (-4.4); únicamente Colombia mostró un resultado positivo en el último mes reportado con 4.8% de crecimiento anual. En este sentido, es factible retomar el curso y buscar alternativas que devuelvan el liderazgo productivo en América Latina a México. La industria requiere de programas estratégicos de fondo que le permitan revertir su tendencia negativa, de otra manera el segundo semestre del 2017 reportará un crecimiento inferior al 2.5% que en promedio se ha contabilizado en las últimas décadas y al cual parece nos hemos acostumbrado.

Antonio Sandoval

Publicado en la edicion 63 de Global Industries:

Resumen 2017: Sector turismo continua creciendo

0

Industria sin chimeneas hace ‘BOOM’

Los arribos de turistas continúan su escalada, después de cerrar con plácemes el 2016. Se prevé que este año sea un histórico para la industria sin chimeneas.

La llamada industria sin chimeneas, el turismo, ha tenido un desempeño notable desde el año pasado. Algunas coyunturas que afectaron sobremanera el desempeño de otras industrias, al turismo resultaron sumamente beneficiosas, como la depreciación del peso. Al ser nuestra moneda más barata, atrajo una gran cantidad de turistas nuevos, dispuestos a gastar más. Nuestro país es el octavo país del mundo que más visitantes recibe, y desde el año pasado, ha tenido un crecimiento sostenido en su industria turística, gracias a la influencia de coyunturas estructurales y hasta internacionales.

Las cifras son irrefutables: en 2016 recibimos 34.9 millones de turistas extranjeros, cuando que tres años antes, en 2013, recibimos 24.2 millones, de acuerdo a las cifras reportadas por la Organización Mundial de Turismo. Detrás de este desempeño, como decíamos, hay en acción diversas coyunturas estructurales e internacionales. Una de ellas, por ejemplo, la caída de Turquía como destino turístico, provocada por su aguda crisis de seguridad, en el marco de la guerra en medio oriente, que le ha restado 10 millones de turistas en un solo año.

   4% crecimiento en el 1T17

A esto, se ha sumado la volatilidad cambiaria, provocada particularmente por la incertidumbre que generaron las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y que tiraron un 20% el peso frente al dólar. Al abaratarse nuestra moneda, más visitantes extranjeros pudieron llegar a nuestro país. Nuestro país es especialmente conocido por la belleza de sus playas; sin embargo esa tendencia ha comenzado a transformarse. Gracias a la promoción que hace el gobierno federal de los destinos culturales, como pueblos mágicos, el turismo de negocios, o el médico, se han fortalecido.

El reto que enfrentan nuestras autoridades es el mantener esta tendencia hacia finales de este año. De acuerdo con el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) se prevé que en 2017 lleguen a México 374 millones de turistas: un crecimiento de 7% respecto a 2016; y una generación de divisas por USDS21,332 millones. Cifra que bien puede ser superada, pues al primer trimestre de este año, el turismo mexicano ha continuado con su escalada: el crecimiento que se registró de enero a marzo de este año, frente al mismo periodo del año anterior, fue de casi 6 por ciento. De acuerdo con el reporte del Banco de México (Banxico), en este periodo se registró un arribo de turistas extranjeros de casi 9, 281,000. En números exactos, un crecimiento de 5-9%.

De acuerdo a lo reportado por Banxico, los turistas que arribaron a estados fronterizos tuvieron un crecimiento de 33%, mientras que los que arribaron a otras entidades, aumentaron en 7-5 por ciento. En cuanto a las divisas generadas en este primer trimestre fueron de USD$5,781 millones: un alza de respecto al mismo periodo del año pasado. A este respecto, el Consejo Nacional Empresarial Turístico, expresó que, pese a la incertidumbre que se vive por el efecto Trump, la llegada de turistas extranjeros, especialmente los estadunidenses, seguirá en aumento.

USD$5,781 millones generados en los primeros tres meses

Otro dato que es importante mencionar, del reporte de Banxico, corresponde al gasto que han asumido los turistas. El informe subraya que, en promedio, los turistas gastaron USD565.86: un aumento de 4.4%. En cuanto a los excursionistas, aquellos que pasan sólo pocas horas en tierras mexicanas, el informe detalla que la cifra trimestral fue de 15 millones: un crecimiento de 0.8% respecto al mismo periodo del año anterior.

Otro factor importante para el desempeño de la industria sin chimeneas, se le debe a la Secretaría de Turismo (Sectur), quien en coordinación con empresas del sector, ha impulsado de manera coordinada estrategias para consolidar su competitividad. De manera puntual, la construcción de nuevos y más atractivos cuartos de hotel. En promedio se edifican 15,000 cada año. La dependencia ha enfatizado que este buen ritmo turístico redunda en la generación de empleos y en un aporte importante a la industria de la construcción; por ende, a la economía. Si el crecimiento de la industria turística tiene 3.9% en este primer trimestre, la economía en general presenta uno de 1.1%. Además, la Sectur ha reportado que, en total, la industria turística tiene 3,951 ,000 puestos de trabajo: un máximo histórico.

Eduardo Medina

Publicado en la edición 62 de Global Industries:

Resumen 2017: Industria automotriz mexicana, imparable

0

Industria automotriz mexicana, imparable

Diversos factores han contribuido al fortalecimiento de nuestra industria automotriz, desde la creciente demanda, hasta las grandes inversiones; nada, ni Trump, han parado el crecimiento de toda nuestra cadena de valor automotriz.

La llegada de Donald Trump a la silla presidencial de Estados Unidos representó para muchos países un signo de alarma, en particular para México. Su política proteccionista en materia de inversión y tratados comerciales, pusieron en jaque a industrias de todo el mundo, y en serios problemas a la política y economía industrial mexicana. Aun hoy, cuestiones de trascendencia fundamental como la reestructuración del Tratado de Libre Comercio y la construcción del muro fronterizo, están siendo discutidas y se mantienen como una de las más importantes en la agenda política mexicana

En materia de industria automotriz, los primeros meses de este año fueron particularmente desalentadores: antes de tomar posesión, el primer mandatario amenazó con aplicar un impuesto fronterizo a las automotrices que no sacaran su producción de Mexico. Como consecuencia, Ford retiró una inversión de USD$1,600 millones de dólares para la construcción de una planta en San Luis Potosí. Esta decisión, causó pérdidas por casi USDS200 millones.

730,923 empleos directos, genera el sector

Ford anunció después que su inversión, ahora de USD$,200 millones, iría para fábricas manufactureras del sector automotriz del estado de Michigan. Poco después, General Motors tomó la decisión de trasladar su producción de nuestro país, al vecino. La compañía anunció que invertiría cerca de USD$1.000 millones en sus plantas americanas, y que, además, trasladaría su producción de ejes de nueva generación para sus camionetas pick up, hacia sus plantas en tierras estadunidenses. Con esta decisión, aunada a la mudar su producción de componentes hacia Michigan, nuestro país perdió cerca de 1000 puestos de trabajo.

Otro traslado importante estuvo en manos de Samsung: la compañía surcoreana mudó una inversión de casi USDS300 millones, y con ella, la producción de placas para hornos. Al menos cinco estados americanos recibirían el beneficio de esta mudanza, y nuestro país, se quedaría con 500 empleos menos. Ante esto, el panorama para la industria automotriz de nuestro país era muy desalentador: y no era para menos. De acuerdo con la Secretaría de Economía, la industria automotriz aporta el 3.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el 18.3 por ciento del PIB manufacturero.

Además, el sector genera alrededor de 730,923 empleos directos y 370,000 indirectos, principalmente en la fabricación de autopartes, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Sólo en 2014 fue la cuarta rama del sector económica en generar más fuentes de trabajo. Los empleos indirectos, por otro lado, tienen una importancia medular: estos son por la cadena de valor, es decir: proveedores, distribuidoras, talleres, y fabricas. Respecto a estas últimas, nuestro país produce anualmente cerca de 81,000 millones de pesos a través de los llamados clusters. Mismos que están concentrados sobre todo en el Bajío y en el Norte; esto es: San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro; y Sonora, Chiahuahua y Coahuila. También hay clusters importantes en el centro: sobre todo en Aguascalientes y el Estado de México.

363,687 unidades producidas en mayo de 2017

El golpe de Trump no era para menos: diez de las plantas de las 32 armadoras en nuestro país son americanas: cuatro de General Motors, tres de Chrysler y tres de Ford. Además, GM mantiene el segundo lugar de ventas después de la japonesa Nissan; y tiene un del control de nuestro mercado. Esto es una quinta parte.

El resto de las plantas son de Nissan, con catorce; dos de Honda, una de Mazda, otra más de KIA, un par de Toyota y otro par de Volkswagen. Mismas que también están en pues la mayoría de sus exportaciones son estadounidenses. Toda esta inversión norteamericana en México se dio precisamente a partir del Tratado de Libre Comercio. Además, la cercanía ayuda a la logística: el traslado de las partes, o del automóvil entero, cuesta menos desde aquí, aunado a una mano de obra más barata: el costo total de producción es menor. Por hora, la mano de obra mexicana cuesta USD1.5, frente a los USDS17 que cuesta en Estados Unidos.

Para los analistas, estos datos resultan contradictorios: la decisión de Trump redunda en un incremento en el costo de producción final, a razón de esta proporción, lo que le resta competitividad al automóvil estadunidense frente al mercado mundial. Lo cual implicaría una afectación importante al sector. A razón de todo esto, la incertidumbre de nuestra industria, durante los primeros tres meses del año, era importante. Sin embargo, el primer reporte anual de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), refleja un desempeño inesperado, que reactiva los motores de nuestra industria y la proyecta hacia un año de éxitos.

La producción total de nuestro país, en marzo de 2017, alcanzó una cifra récord para cualquier mes: 363,687 unidades producidas, frente a las 266,960 del mismo mes del año anterior: esto significa un incremento de 36%. Las cifras trimestrales también arrojan un incremento a doble dígito: de enero a marzo de 2017, las unidades producidas alcanzaron la cifra de 943 ,704; mientras que en el mismo periodo del año anterior alcanzaron las 805,736 unidades; esto es un incremento del 17 por ciento.

La AMIA también informó que las exportaciones de vehículos muestran una cifra récord: sólo en marzo de 2017 se exportaron 297,571 vehículos ligeros, el mejor nivel de exportación para cualquier mes; y en el acumulado del año se registran 750,162 unidades exportadas: más que en el mismo periodo de 2016. Este momentum se ve potenciado con cifras récord de ventas para algunas automotrices, y paras empresas de autopartes extranjeras, que han visto un signo positivo en el mercado de México, razón por la cual han destinado sus in versiones aquí. Es el caso de la corporación china JAC que de la mano de Giant Motors ensamblará automóviles en su planta de Hidalgo: la inversión asciende a los $4400 millones de pesos. También destaca la entrada en operación de la planta productora de Continental, en San Luis Potosí.

Nissan y Volkswagen también rompen récords

Las cifras positivas se ven correspondidas también a nivel corporativo, y es que nuestro país se mantiene como uno de los principales mercados para las grandes automotrices. De forma particular, Nissan y Volkswagen han reportado ventas récord al cierre del año pasado, y al inicio de este.

El caso de Volkswagen Vehículos Comerciales es destacable: durante el mes de abril reportó una venta de 1 ,451 vehículos en nuestro país, con lo que impusieron un record mensual para toda la historia de la marca en nuestro país. La corporación alemana agregó que estas ventas representan un crecimiento del 21 en comparación con el mismo mes del año anterior.

La producción total de nuestro país, en marzo de 2017, alcanzó una cifra récord para cualquier mes

Así, durante el primer cuatrimestre del año, los resultados acumulados en las entregas de la automotriz alcanzaron un índice de crecimiento de en comparación con 2016, con un total de 4,664 vehículos vendidos en el país. Entre los vehículos más exitosos en el mes de abril están Amarok, Caddy y Crafter, con un promedio de crecimiento de más del 30%, así como Saveiro y Transporter.

Por otro lado, está la japonesa Nissan, quien al cierre de su año fiscal 2016 estableció un nuevo récord histórico de ventas: logró vender 406,995 unidades, lo que representa un incremento del 14.3% frente al año anterior. De acuerdo con el reporte de la compañía, estos resultados le otorgan una participación en el mercado del 25%, con lo que se pone a la cabeza del mismo, y se consolida como uno de los líderes históricos indiscutibles: casi ocho años en la cresta de la ola.

En palabras de la presidenta de Nissan en México, Mayra González, estas cifras ratifican a nuestro país como el cuarto mercado más grande para la corporación en volumen, sólo detrás de Estados Unidos, China y Japón. “Mantenemos el compromiso de continuar brindando al público mexicano un atractivo e innovador portafolio de productos, así como una experiencia única en la atención a nuestros distribuidores”, declaró, y resaltó además que estos indicadores reafirman el liderazgo de Nissan en puntos clave como la producción, el financiamiento y la posventa.

Los vehículos más populares de la marca fueron: el NP300 con 85,711 unidades vendidas, el March, con 58,812; el Sentra, con 48,588; Tsuru, con 45mil; todos fabricados en las plantas de Aguascalientes y Morelos.

Las chinas llegan a México

Otro aspecto muy importante de la imparable industria automotriz de nuestro país, es el arribo de las empresas chinas. A ocho años del fracaso de los automóviles chinos en nuestro país (los de la marca FAW que trajera Grupo Salinas en 2007, y partieran de nuestras tierras dos años después por los bajos niveles de seguridad que proporcionaban a sus conductores, y por las condiciones generalizadas de la crisis de un año antes) grandes corporaciones chinas han marcado su gran regreso a nuestro mercado, con grandes apuestas e inversiones.

A inicios de abril, la firma Great Wall Motors, ratificó ante los gobiernos de Nuevo León y San Luis Potosí su interés de colocar una planta ensambladora en sus entidades; que se sumarían a otras del país asiático, de las firmas BAIC y JAC que ya operan en tierras mexicanas. El interés de estas firmas por nuestro país es particular, ya que intentan la internacionalización de sus productos; y dado que las luces de nuestro mercado han alcanzado la esfera internacional, han decidido destinar sus inversiones aquí.

13% anual de crecimiento desde 2013

Desde 2013 nuestra industria ha soportado un crecimiento escalado; el volumen de ventas de autos nuevos en México presenta cada año un crecimiento del 13%, muy por encima del 3% observado en el resto del mundo. Es precisamente este crecimiento el que ha llamado la atención de las firmas asiáticas, y el que ha atraído sus intereses económicos. En palabras de Eduardo Solís, presidente de la AMIA, estas inversiones son naturales y perfectamente viables.

Situación que confirma Brais Alvarez Gallardo, analista de la práctica automotriz de J.D. Power México, quien ha dicho que estas empresas son fuertes competidoras chinas, y conocen muy bien las características de nuestro mercado, razón por la cual están plenamente capacitadas para entrar y hacer competencia. Si bien el crecimiento de nuestra industria ha venido escalando desde 2013, ha cobrado especial relevancia desde hace 18 meses: según datos de la Secretaría de Economía, en 2016 se importaron 10,443 vehículos del país asiático: un aumento del 21% comparado con un año antes.

Se trata de la variación porcentual más grande de los últimos cuatro años, y supera el avance promedio de la importación total de autos, que ronda el 8%. Con ello, China escaló de la posición 16 a la 14 entre los países que más colocan autos en México. Sólo en enero de 2017, el número de vehículos chinos que entró a nuestro país, ascendió a los 2,538, seis veces más que el mismo mes de 2016.

La entrada de los chinos al mercado de nuestro país, bien representa una oportunidad para el consumidor, ya que le permite acercarse a un atractivo tecnológico inédito, a un precio accesible. Con esto, la industria de nuestro país se fortalece, y se perfila como una de las más fuertes a nivel mundial.

Eduardo Medina

Publicado en la edicion 62 de Global Industries:

Resumen 2017: Hannover Messe 2017

0

Hannover Messe, escaparate para el futuro digital

Industria 4.0, robótica inteligente, y el sistema energético del futuro fueron los ejes centrales de la feria industrial que reúne a 6,500 expositores con las tecnologías más revolucionarias.

La transformación digital de las industrias es un hecho innegable que hoy atrae las miradas de aquellos negocios que buscan ser cada vez más eficientes en sus operaciones. Ejemplo de este gran interés es la Feria de Hannover, celebrada en la ciudad alemana del Estado de Baja Sajonia, del 23 al 27 de abril, en lo que constituye la más importante muestra en materia de innovación industrial y tecnológica. Este año reunió a cerca de 6,500 expositores, divididos en temas clave: Automatización Industrial; Intralogística y cadena de proveeduría; Fábrica Digital; Oferta industrial; Energía; e Investigación y Tecnología, todos ellos regidos bajo el lema “Industria Integrada Creando Valor”, y con Polonia como invitado, cuyo lugar tomará México en 2018.

México será el primer país de Latinoamérica invitado como socio al evento. Se espera que 250 empresas mexicanas presenten sus tecnologías y oportunidades de inversión en 2018

Se ha definido como el punto donde se generan las tendencias que determinan el futuro de las tecnologías industriales, para conocer con antelación el mundo laboral del mañana, así como los desarrollos perfeccionados en el último año, y las soluciones que ayudarán a reducir el tiempo al mercado, mejorarla flexibilidad e incrementar la eficiencia y calidad. Como tema central se mantuvo la Industria 4.0, donde lo físico comulga con lo digital para transformar el trabajo, ya no a manera de concepto del futuro, sino parte de la cotidianidad. Este tema involucra la forma en que se hacen los productos, además de los usos de tecnologías específicas, como robótica, inteligencia artificial y manufactura aditiva para mejorar la productividad y competitividad en las fábricas.

La Hannover Messe se trata de soluciones que permiten a las empresas beneficiarse de la digitalización no solo para recoger y procesar información a gran sino para convertir esos datos en ventajas competitivas a través de inteligencia artificial que ayude a alcanzar la excelencia en manufactura digital.

Soluciones para un nuevo tipo de manejo energético

El segundo tema más importante de la feria fue el denominado Integrated Energy, apartado donde se presentó el sistema energético del futuro, y las tendencias de desarrollo asociadas a él. En la Integrated Energy Plaza se mostró el sistema energético, completo y ordenado del futuro — desde producción y distribución hasta el uso eficiente y las tecnologías de movilidad. Porque menos es más, la eficiencia energética es una de las prioridades en Alemania, donde el objetivo es incrementar la eficiencia en 2.1 por ciento anual, con miras a alcanzar una reducción de 50% hacia 2050. La Hannover Messe fungió como foro para presentar el potencial de crecimiento de aquellas soluciones relacionadas con la eficiencia energética y su ejecución rentable, divididas en: Vehículos, Manejo de energía, Tecnología para la red eléctrica, Energía renovable, Almacenamiento, Redes inteligentes y plantas virtuales, Electricidad, calentamiento y enfriamiento.

De acuerdo con un foro de especialistas, se trata del más grande desafío global del siglo XXI, y como tal, no solo es de vital importancia contar con la tecnología adecuada, sino con motivación política para cambiar y los medios prácticos para ello, pues aunque la tecnología renovable es cada vez más asequible, todavía no existe el marco político adecuado en muchas partes del mundo. Entre los retos de la era digital destacaron que los operadores solían ser capaces de planear con mucha confiabilidad, pero el mercado energético actual es mucho más volátil que en el pasado, lo que demanda el establecimiento de nuevas regulaciones, en aras de permitir que el mercado se rija por la ley de la oferta y la demanda, y no por los niveles o ubicación de su producción.

5’000,000 negocios potenciales llevados a cabo en esta edición

La Hannover Messe sirvió para mostrar cómo el IoT puede ser trasladado a industrias como la de electricidad; por ejemplo, a lo largo de la red de distribución para Integrar y gestionar datos para el control en tiempo real en aplicaciones como Smart Grids. Asimismo, destacó la tecnología presentada por el Karlsruher Institut fur Technologie (KIT), que llevó a Hannover su revolución en conversión energética, pues recaban la energía solar en celdas transparentes instaladas en accesorios tales como lentes solares,  lo que representa una nueva versatilidad de colores y formas.

Algunas innovaciones

Festo mostró su BionicMotionRobot, inspirado en la trompa de un elefante y tentáculos del pulpo, con 12 grados de libertad; así como el BionicCobot, robot ligero neumático que asemeja un brazo humano, con siete grados de libertad realiza movimientos flexibles y delicados.

Microsoft expuso cómo avanzan en la transformación digital mediante la simplificación de IOT, con la recién anunciada Microsoft IOT Central y Microsoft Azure IOT Suite Connected Factory, mientras que Huawei dio a conocer su conjunto completo de capacidades basadas en plataformas abiertas para impulsar la transformación digital y facilitar que las empresas industriales puedan acceder a nuevas oportunidades.

A través de visitas guiadas, Schneider Electric llevó su tecnología EcoStruxure, arquitectura que conecta plantas, máquinas, instalaciones, redes energéticas y centros de datos. Esta innovación busca redefinir la potencia y la automatización para un nuevo mundo de energía, gracias a que las soluciones para IOT se conectan, recopilan, analizan y actúan sin interrupciones con datos en tiempo real.

IBM mostró cómo la manufactura cognitiva, el mantenimiento predictivo y la seguridad pueden prevenir retrasos en la producción y mejorar el desempeño de la línea de producción. Un ejemplo es su Cognitive Factory, que utiliza computación cognitiva para diagnosticar y reparar fallas de equipo directamente en el lugar de los hechos. A través de reconocimiento fotográfico se identifica la causa raíz de la falla y a través de lenguaje natural se da a los usuarios los pasos de resolución.

ABB anunció en conjunto con IBM la primera alianza estratégica en soluciones industriales de inteligencia artificial, que une la oferta digital de ABB Ability (portafolio también lanzado en Hannover) con las capacidades cognitivas de IBM Watson en el ámbito del Internet de las Cosas, para un valor superior a clientes de servicios públicos, industria, transporte e infraestructura ABB Ability incluye más de 180 soluciones digitales que emplea el Internet Industrial para conectar digitalmente los equipos, sistemas y servicios, que aumentan enormemente la productividad, reducen considerablemente los costos de mantenimiento y reducen el consumo energético hasta una tercera parte en la era digital actual.

En el stand de Siemens se mostraron innovaciones como la versión 9 del sistema de control de procesos Simatic PCS 7, que trabaja de forma combinada con la herramienta de ingeniería Comos sobre la base de una plataforma de datos compartidos. Esta versión es compatible con el estándar de Ethernet Industrial Profinet, con dos nuevas líneas de E/S para la digitalización de extremo a extremo a nivel de campo.

Kathya Santoyo

Artículo publicado en la edición 62 de Global Industries:

Resumen 2017: Industria mexicana, a media velocidad

0

Dinamismo de industria mexicana, a media velocidad

Las actividades generales de la industria siguen amarradas a factores como la inflación, el tipo de cambio y la inminente renegociación del TLCAN

La economía mexicana se mueve a mediana velocidad, mientras que algunos sectores se han visto impulsados pese al escenario negativo que se esperaba de ellos al inicio de año, otros muestran una clara trayectoria negativa. Al cierre del primer trimestre del año el PIB industrial retrocedió con base en cifras desestacionalizadas, en la comparación anual, es decir, primer trimestre de 2017 contra igual periodo de 2016.

Sin embargo, el PIB del sector industrial creció 0-2% en el primer trimestre del año respecto de igual lapso del año pasado, según datos oportunos y con base en cifras originales. Aunque dicho resultado constituye la mejor variación trimestral desde mediados del año pasado se ubicó por debajo del 0.6% que esperaban los analistas en los mercados; este desempeño obedece a que marzo tuvo más días laborables, ya que en este año las vacaciones de Semana Santa cayeron en abril.

2.5% proyección máxima oficial de crecimiento del PIB para 2017

La Confederación de Cámaras industriales (Concamin), emite mes con mes su balance sobre la actividad industrial del país, denominado Pulso Industrial; el documento refleja buena medida lo que sucede en la industria mexicana, o aquellas queoperan en el territorio nacional. La realidad es que el balance es de altibajos; afortunadamente las expectativas negativas al inicio de año no se consolidaron por completo, pero sí hubo algunos factores que incidieron en el desempeño del sector industrial.

El reporte de Concamin señala lo siguiente. Tras los primeros meses del año nueve rasgos definieron el comportamiento de la actividad industrial del país:

  1. Prevalece la tendencia a la baja en el comportamiento de la mayor parte de sus componentes
  2. Sólo la producción manufacturera ofrece signos alentadores tras acelerar el paso (aumentó 2.7%) respecto al crecimiento reportado en el primer bimestre de 2016 (19%). Convirtiéndose en el principal soporte del sector industrial del país en los albores del año.
  3. La producción de hidrocarburos y la inversión en el sector energético continúan sin ofrecer signos de reanimación, lo que llevó a la producción minera a registrar una contracción de dos dígitos. -11-7%. en el primer bimestre del año.
  4. La industria de la construcción avanza a un ritmo (1.8%) equivalente a la tercera parte del mostrado en el periodo enero-febrero de 2016 (2.8%)
  5. El mercado interno pierde buena parte del dinamismo que mostró a lo largo de 2016 .
  6. Las exportaciones no petroleras. particularmente las de productos manufactureros comienzan a despegar, lo que significa que el motor exportador se ha encendido y pronto recuperará su papel protagónico en el impulso de la actividad económica, especialmente en los sectores, empresas y regiones que dependen en mayor grado de él.
  7. En materia de empleo, la industria aportó más de 224 mil puestos de trabajo, es decir el 60% de los casi 378 mil reportados por el IMSS en el primer trimestre del año en el sector formal de la economía.
  8. De acuerdo con cifras del INEGI, 17 de las 21 especialidades del sector manufacturero reportaron aumentos en sus niveles de empleo en los primeros meses de 2017.
  9. A partir de febrero mejoró la confianza empresarial tras la profunda caída reportada en el primer mes del año, de acuerdo con la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), aplicada por el INEGI a industriales de la construcción y las manufacturas.

Es decir, aun cuando prevalecen cifras poco estimulantes en el desempeño del mercado interno (las ventas comparables reportadas por ANTAD y el comercio al menudeo avanzan a un ritmo cada vez más lento respecto al mostrado en la mayor parte de 2016), la reanimación de los pedidos procedentes del exterior y el aumento de las exportaciones fabriles, favorecieron el repunte de la industria manufacturera, principal componente del sector fabril mexicano y evitaron que se profundizara la caída de la producción industrial en el primer bimestre del año.

Desempeño industrial dispar

De acuerdo con el reporta de la Concamin, en México existe un desempeño dispar, que no permite el despegue pleno de la economía. El organismo lo señala de la siguiente manera: “En suma, el comportamiento dispar del sector industrial, de sus cuatro componentes (Minería, Generación de electricidad, Construcción y Manufacturas) y de las 29 especialidades que lo integran, responde a la influencia de tres fuerzas que actúan en direcciones opuestas: la desaceleración del mercado interno; el repunte de las exportaciones y las dificultades presentes en el mercado de los energéticos y minerales.”

11.7% cayó la actividad minera en el primer trimestre del año

El peso específico de cada uno de estos factores, sumado al comportamiento de la inversión, el empleo y la confianza de empresarios y consumidores, determinará el comportamiento de la actividad industrial en lo que resta del año. El desempeño dispar de las actividades industriales tiene que ver con los ciclos en los que se encuentran actualmente las mismas; mientras que unas crecen impulsadas por ligas a una actividad económica más dinámica o por factores coyunturales, otras no viven sus mejores momentos y otras más incluso acumulan varios periodos con trayectoria negativa y expectativa en el mismo sentido. México y su actividad industria se mueven actualmente a media velocidad, eso es un elemento negativo.

Percepción industrial también con altibajos

Algunos factores medibles vinculados a la actividad industrial nos permiten hacer lecturas sobre lo que perciben los actores de la industria mexicana, en este sentido también se consolidan expectativas y se realizan escenarios para los siguientes meses. La Concamin también realiza escenarios para medir la percepción industrial, los resultados son interesantes. Los resultados del sondeo aplicado a líderes de los sectores agrupados en Concamin para recoger su opinión acerca de los resultados obtenidos en el primer trimestre del año en los sectores que representan, arroja resultados interesantes. Para los industriales encuestados, el primer trimestre del 2017 ofreció resultados alentadores en la mayor parte de los indicadores clave de su actividad empresarial. Pese a las dificultades que marcaron el arranque del año, el 45% de los encuestados calificó como “bueno” el primer trimestre del año, seguido por el 34% que los consideró “regular”.

A pregunta expresa acerca del comportamiento de los pedidos, la respuesta se dividió en tres partes casi iguales. Esto corrobora lo que hemos señalado a propósito del comportamiento de las especialidades del sector manufacturero: su desempeño se está polarizando en función de su dependencia de la inversión y adquisiciones gubernamentales, del comportamiento del mercado interno o del aumento en las ventas al exterior. Las decisiones de inversión correspondientes al primer trimestre del año, en comparación con lo reportado en el mismo lapso del año previo, indica que pese al complicado ambiente para los negocios en el arranque del año, la mayor parte de los industriales optó por mantener sin cambios sus planes de inversión (45%) o bien por capitalizar sus empresas (21%) y poco más de la tercera parte (34%) decidió recortar sus planes de inversión para esta año.

USD$500,000 millones monto de comercio bilateral entre México y Estados Unidos

La cobranza es un factor crucial para la operación de un negocio. De ella depende en una buena medida la liquidez de las empresas. De acuerdo con las respuestas recibidas a este respecto, para el 52% de los encuestados la cobranza se mantiene en forma normal. Sin embargo, el 31% de los participantes considera que comienza a complicarse debido a lentitud en la recepción de los pagos.

Finalmente, al preguntarles acerca de la perspectiva de crecimiento para 2017, la mayor parte de los líderes industriales (el 48%) considera que su sector cerrará el año con un avance moderado, de hasta 3% en su producción respecto al registro de 2016; el 31% espera que su sector terminará el año con un incremento de 3.1 a 6% y poco más de la quinta parte (21%) anticipa un retroceso en sus cifras de producción.

Como vemos, algunos factores determinantes para el desempeño de los negocios industriales se mueven con escenarios positivos, mientras que otros no tanto. La percepción en la industria va más allá, se considera que los mercados perciben, pero al mismo tiempo reflejan realidades, definitivamente en este sentido se van generando sentimientos en los negocios, así como trayectorias.

Mantienen escenarios negativos para el PIB

Con todo lo anterior, más otros escenarios como la inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte el desempeño de la inflación interna, y la inseguridad que cada día crece más afectando a importantes economías regionales internas, el escenario para el crecimiento del PIB en 2017 sigue muy negativo. En términos generales, la expectativa del PIB para este año está cercano a 1 por ciento, muy lejos de cualquier posibilidad de incremento notable, al menos para el corto plazo, así llegó al cierre del primer trimestre del año.

Prácticamente todas las casas de análisis consideran un máximo de 1.5 por ciento como crecimiento del PIB, aunque la expectativa oficial sí rebasa el 2%. De cualquier modo, incluso si la economía del país llega a crecer a su nivel máximo esperado por el gobierno de 2.5 por ciento, quedará muy lejos de lo que el potencial del país requiere, y desde luego de las promesas oficiales, que hablaban de una tasa de entre 4 y 5 por ciento para finales de la presente administración.

Es así como la industria mexicana tampoco tiene demasiadas probabilidades de expandirse, toda vez que los indicadores más relevantes como el PIB, dan muestra de una modesta trayectoria, al menos para los próximos meses. En un mercado más dinámico, por ese simple hecho los indicadores industriales podrían modificar y acelerar su trayectoria, no así en las condiciones actuales. Así, El Producto Interno Bruto (PIB) del sector industrial creció 0-2% en el primer trimestre del año respecto de igual lapso de 2016, según datos oportunos y con base en cifras originales.

Renegociación de TLCAN será determinante

“Creemos que las amenazas de Trump sobre el tratado de libre comercio han demostrado ser una táctica negociadora”, apuntan los analistas de Oxford Economics en una nota hecha pública poco después de que se conociera el dato de crecimiento entre enero y marzo de este año.

5,000,000 millones de empleos en EU dependen directa o indirectamente del comercio con México

Sobre la resistencia del consumo privado, uno de los principales motores que está sosteniendo a la economía de México, la consultora subraya tres factores explicativos: la creación de empleo, la recepción de remesas procedentes de Estados Unidos, también en máximos, y la escasa transmisión de las subidas de tasas de interés sobre la economía real. Aunque éste último factor podría tener efectos secundarios retardados. Sin duda alguna el futuro del TLCAN va a determinar muchas de las acciones en la economía y su futuro.

La Concamin también ha hablado al respecto

El comercio bilateral entre México y Estados Unidos ronda los 500 mil millones de dólares. En 2016 exportamos a Estados Unidos productos por 302 mil millones de dólares e importamos 179 mil millones de dólares de ese país. Preservar y fortalecer el libre comercio en América del Norte es un asunto estratégico para los tres países. En el caso de Estados Unidos porque alrededor de 5 millones de empleos dependen directa o indirectamente del comercio con México. En nuestro caso, porque a raíz del TLCAN se multiplicaron por ocho las ventas al exterior y el sector exportador se convirtió en auténtico motor de nuestra economía.

Pero además, es preciso recordar que México y Estados Unidos no intercambian únicamente productos terminados o materias primas, elabo- ramos conjuntamente productos industriales de diversa índole, desde automóviles, pantallas de TV, electrodomésticos, maquinaria, autopartes, piezas para la industria aeroespacial, todos ellos sectores estratégicos por su contenido tecnológico y por el valor agregado regional proveniente de las cadenas de suministro creadas para elevar la competitividad de los productos que conjuntamente ensamblamos.

Más allá del discurso que se empeña en descalificar al TLCAN están los hechos que acreditan la interdependencia lograda al cabo del tiempo y la visión estratégica de quienes se encargarán de renegociar modernizar el contenido de un acuerdo que generó más beneficios que resultados negativos a las tres economías. México está preparado para la negociación seria, constructiva e incluyente. México no irá la renegociación del TLCAN como una víctima, sin lugar a dudas es un actor primordial en el escenario económico de Norteamérica.

Para el amplio círculo de analistas es notorio que a ningún país le conviene abandonar el tratado, pero sí existen oportunidades de negociación en las que algunos pueden salir mejor librados que otros. Los mercados empezaron a reaccionar con temor al inicio de las amenazas del presidente Trump respecto a salirse del TLCAN, esas amenazas siguen, pero ya hacen poco efecto negativo en los mercados, mismos que consideran que será poco factible que Estados Unidos abandone el tratado, aunque no descartan una postura más agresiva hacia México y más suave con Canadá.

Antonio Sandoval

Artículo publicado en la edición 62 de Global Industries:

Resumen 2017: El TLCAN y la política industrial mexicana

0

Revisión del TLCAN, oportunidad para replantear la política industrial de México

Debido a los nuevos tiempos, en los próximos meses será obligatorio definir el rumbo del sector para las siguientes décadas.

México tiene una gran oportunidad para avanzar y replantear de una vez por todas— un tema en el que existen muchas lagunas desde hace varios años: su política industrial. De hecho, queda la duda de si existe una auténtica política industrial en nuestro país, o si acaso todavía vivimos como en décadas pasadas, cuando la sustitución de importaciones dio al traste con la industrialización. Algo pasó, es evidente, por eso es que la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) quizá es una oportunidad histórica que debería aprovecharse para replantear el tema y fijar de una vez por todas un auténtico plan de desarrollo industrial en el nuevo milenio.

¿Por qué México no es una economía industrializada?

México paga los platos rotos de políticas económicas erráticas de otras épocas, errores del pasado; sus orígenes se remontan varios años atrás, cuando incluso algunas de las generaciones actuales todavía no aparecían sobre la faz del país. Sus efectos perniciosos se resienten hasta la fecha. El país estaba en vías de iniciar un proceso de industrialización a mediados de la década de los años setenta del siglo pasado, las condiciones necesarias existían debido a su economía petrolizada que le proporcionaba los recursos indispensables. Sin embargo, estos fondos fueron destinados, entre otras cosas, a gasto corriente y mucho se perdió en quién sabe qué manos; la economía mexicana empezó a endeudarse en exceso ante acreedores internacionales.

80% de las exportaciones todavía se destinan al mercado de EU

Fue así como las exigencias de los acreedores monetarios obligaron a México, junto con otras naciones, a abandonar las políticas y el proceso de industrialización. A cambio se implantó un modelo de sustitución de importaciones, es decir, el país se volvió importador de productos y bienes que en su momento pudo fabricar para el consumo local y la exportación. Años más tarde, el proceso de desindustrialización ya estaba en marcha y fue entonces cuando se acuña esa famosa, lamentable y lapidaria frase política: “La mejor política industrial es la que no existe”, con eso se sentenció el atraso industrial de México y un fuerte daño a su economía, que hasta la fecha padecemos.

No era una frase gratuita o dicha al aire, era lo que en ese momento sucedía en el país y bajo las circunstancias en las que se desempeñaba nuestra economía. El primer gran error fue endeudarse demasiado, la consecuencia inmediata fue cancelar obligadamente el incipiente proceso de industrialización del país y abrir indiscriminadamente los mercados mexicanos. Otro buen pretexto para no implementar una política industrial es nuestro país fue el de disminuir al mínimo la participación del Estado en la rectoría económica; un gobierno menos participativo permitiría a los mercados desarrollarse con mayor rapidez y generosidad, impulsando de manera automática a la economía, teóricamente hablando.

Sin embargo, la realidad fue otra, las distorsiones de la economía no pudieron erradicarse, por el contrario, se hicieron más profundas. México no es un país industrializado por tres razones:

  1. La principal consiste en que nunca hemos contado con una auténtica política industrial, solamente esbozos de lo que debemos y/o podemos hacer. La política industrial de México se limita a estímulos para algunas industrias y sectores, pero no se ha diseñado una estrategia que abarque desde la formación académica hasta el desarrollo de áreas prioritarias.
  2. No se puede ser bueno en todo, al menos como país no es posible. México no se ha concentrado en la implementación de políticas industriales que busquen impulsar sus ventajas. Con una política errática, poco podemos hacer en materia de competencia frente a naciones que llevan décadas estudiando y fomentando sus propias fortalezas.
  3. Hay eternos contrastes en el país que nos llevan a otro factor que parece no tener fin, el de los dos Méxicos; solamente en años recientes, con el reconocimiento y aparente estímulo de las zonas económicas, se han tomado cartas en un asunto que lleva décadas e impide un desarrollo homogéneo. No es posible hablar de desarrollo y de política industrial con un México que vive en el atraso y otro que más o menos se ha desempeñado favorablemente.

Para lograr un repunte industrial es necesario fijar estrategias, que hasta hace algunos años ni siquiera aparecían en el mapa de las prioridades de nuestro país. Algo similar a lo que hicieron en su momento las naciones asiáticas, varias de las cuales pasaron en unas décadas de ser economías predominantemente rurales a industrializadas

¿Por qué tigres asiáticos sí pudieron?

Los tigres asiáticos y China sí pudieron industrializar sus economías porque hicieron exactamente lo contrario a lo que hace México. Los tres puntos mencionados arriba se registraron en esos países, pero al revés: Por principio de cuentas diseñaron una estrategia de política industrial, fijaron objetivos claros y un tiempo determinado para lograrlos. Inmediatamente identificaron sus ventajas comparativas y competitivas, y determinaron en qué eran buenos y cuáles eran sus capacidades y limitantes, para así concentrarse en donde podrían destacar e impulsar a su economía lo más posible.

“La política industrial de México está basada en la apertura comercial” –Enrique Peña Nieto, Presidente de México

Al mismo tiempo trataron de ser inclusivos, la economía rural de su país debía beneficiarse de su economía industrial y viceversa, no eran dos naciones distintas sino una sola con varias características. Fusionar o integrar lo más posible las dos economías de una nación fue un factor determinante en el caso de los tigres asiáticos, con todo y los rezagos que existen en esas naciones, en donde sus sociedades rurales tienen altos niveles de atraso.

La oportunidad

Redefinir una auténtica política industrial no será fácil, sobre todo considerando que en los próximos años habrá incertidumbre económica y financiera. Pasa el tiempo y México ni siquiera se atreve a empezar, es potestad y obligación de la Secretaría de Economía iniciar las tareas para llevar al país a un mayor desarrollo industrial y por lo tanto económico. Si bien la Reforma Energética podría ser uno de los primeros pasos que se dan al respecto, también es un hecho que hacen falta muchos más; la industrialización de las economías asiáticas requirió décadas, fueron procesos paulatinos antes de llegar al gran objetivo.

315% aumentaron los ingresos por exportaciones en los primeros tres años de la apertura tras la firma del TLCAN

Más aún, en estos tiempos hacer política industrial implica un costo mayor por el aspecto tecnológico y estos montos tienen que salir de inversiones públicas y privadas iniciales. Hacer política industrial implica hacer tecnología y también crear infraestructura, toda una serie de procesos que no se entienden uno sin el otro, empezando por donde se debe iniciar, el paso número Uno. Entonces, la revisión del TLCAN es una oportunidad histórica que debemos aprovechar para replantear nuestra política industrial de una vez por todas, no podemos seguir engañándonos ni pensar que no sucede nada, la realidad es que no hemos hecho nuestra tarea como debe ser.

Hoy día ya no aplica la frase lapidaria señalada líneas arriba, estamos en un momento cuando la mejor política industrial debe ser la que fijemos en los próximos meses, pero con una visión a muy largo plazo y con objetivos claros. En los siguientes meses, la mejor política industrial será la que sí existe y pueda ser mejorada con el paso de los años para adaptarla a las condiciones de los mercados nacionales y globales.

Antonio Sandoval

Artículo publicado en la edición 61 de Global Industries:

Resumen 2017: Carlos Slim y el factor Trump

0

Lo que Slim quiso decir sobre el factor Trump

EI pasado viernes 27 de enero, el empresario más visible de México, Carlos Slim Helú, atajó las especulaciones que lo colocaban como candidato presidencial; lastimosamente, la mayoría de los medios se fueron más por su dicho relativo al Terminator versus Negotiator, al referirse a Trump, que por su declinación al puesto.

Slim jamás será candidato ni presidente de México, porque simple y sencillamente no le interesa y en el fondo sabe que luego de su trayectoria, a estas alturas de su vida, lo último que desea es lidiar con una olla de grillos quienes le impedirían impulsar a México y llevarlo a donde quisiera. Slim dijo elegantemente que su vocación es empresarial, vaya que sí. ¿Para qué meterse en problemas tratando de explicar las otras causas que le impiden siquiera pensar en la posibilidad de vivir en Los Pinos?

USD $79,600 millones, fortuna máxima de Carlos Slim cuando llegó a ser considerado el hombre más rico del mundo

En Estados Unidos eligieron a un empresario, ¿por qué en México no? Además, sería el empresario más importante y rico del país, dicen quienes insisten en algo que jamás sucederá y solamente su propia visión anticipa.La diferencia es que Estados Unidos es un país tan grande y desarrollado que puede aguantar a un empresario como Trump, recordemos que esta nación ya tuvo como presidente a un actor (Ronald Reagan), y no le fue mal. La corrupción en ese país es otra cosa, no decimos que sea buena, de ninguna manera; sin embargo, en ese lugar sí genera crecimiento, mientras en México —y en la inmensa mayoría de los países subdesarrollados — ese mismo fenómeno permite que solamente unos cuantos se enriquezcan, generalmente a costa del desarrollo y las inversiones.

El nacimiento del empresario Slim

No, no nos referimos a su llegada a este mundo, sino al nacimiento de Slim como empresario, ahí es donde verdaderamente empieza la historia. Sin ánimo de enaltecer a quien no lo pide y no le interesa, si alguien puede hablarle a empresarios, industriales, políticos y público en general sobre estrategias para prosperar en tiempos de turbulencia es Carlos Slim. Sus orígenes empresariales se remontan a los inicios de la turbulenta década de los 80 del siglo pasado, o más bien su consolidación. En realidad, desde antes había puesto los cimientos de lo que hoy es su imperio empresarial.

Lo que Slim hizo el pasado viernes 27 de enero fue también dictar algunas vivencias de cómo se crece en medio de crisis, éstas se resumen en tres puntos:

  1. Nunca perder de vista el objetivo.
  2. Mantener la calma en medio de la tormenta.
  3. Buscar y aprovechar las oportunidades que siempre, incluso y sobre todo en tiempos de incertidumbre, se generan.

Varios empresarios mexicanos tienen el conocimiento, la experiencia y, por lo tanto, la calidad moral para hablar sobre estos temas, uno de ellos es el presidente vitalicio de Grupo Carso.

Lo que Slim quiso decir

A cambio de su declinación presidencial —por llamarla de alguna manera, ya que él nunca tuvo ni tendrá aspiraciones en ese sentido Carlos Slim nos dejó varias recomendaciones para lidiar con el llamado “factor Trump”, mismas que esperemos se tomen en cuenta. Por ejemplo, recomienda leer antes de actuar, conocer lo que sucede y por qué sucede para poder anticiparse a posibles acciones. Trump es un negociador, insistió una y otra vez a sus colegas quienes no siempre parecía que lo escuchaban.

¿Y qué quiso decir con eso de que el presidente de Estados Unidos es un negociador? Por principio de cuentas no se nos debe olvidar algo básico y que se define en una sola palabra: poder. Ser presidente de Estados Unidos es una posición que otorga mucha autoridad, de hecho, te convierte automáticamente en el hombre más poderoso del planeta, o cuando menos en uno de ellos. Desde esa perspectiva, un negociador y cualquier persona es mucho más influyente.

35 años de la consolidación de Slim como empresario

Pero regresemos a las características de un negociador, donde algo básico es la confianza que tienen en sí mismos. Eso explica por qué en una posición de poder como la que ahora tiene Trump, se atreve a decir tantas cosas, muchas de ellas incoherentes, también explica su postura agresiva. Un negociador confía en sí mismo, es exigente desde su posición y aunque suele ser flexible, sabe detectar los puntos débiles de su contraparte. Estas fortalezas pueden convertirse en debilidades; por ejemplo, puede llegar a subestimar a su rival; además, el exceso de confianza puede volverlo “ciego” y hacer que cometa errores o no detecte mejores oportunidades.

Un experto en estos temas podría definirnos más características de un negociador, pero lo que Slim quiso decir con este asunto es que será necesario estudiar el factor Trump antes de actuar, no hacerlo nos pone en clara desventaja. Un negociador tiene múltiples facetas y una bien definida estrategia, Trump es un empresario que se ha forjado en las altas esferas de los inversionistas especulativos, en las cuales muchas veces no existe compasión sino un objetivo claro y una serie de pasos llevados al pie de la letra para conseguirlo, ése es Trump y si alguien lo conoce en México es Carlos Slim.

Slim también mencionó que el mejor muro es el empleo y las inversiones, pero no se lo dijo a Trump, el mensaje fue por enésima vez para nosotros los de este lado del río Bravo; especialmente para aquéllos quienes hoy tienen en sus manos las riendas del país. Señaló que él está tranquilo y espera algunas acciones en los sectores en donde tiene negocios, para obtener una predicción certera del futuro del mercado nacional. De igual forma dijo que es prácticamente imposible desmantelar, de la noche a la mañana, todas las instalaciones (fábricas) de empresas estadounidenses, por lo cual no se irán a corto y mediano plazo.

 “Si Trump es capaz de hacer crecer la economía de Estados Unidos y crear trabajo, eso será bueno para México” – Carlos Slim Helú, Presidente vitalicio de Grupo Carso

Tiene toda la razón, las inversiones en manufactura e infraestructura y las inversiones financieras son totalmente diferentes. Las inversiones financieras tienen la capacidad de “volar” de la noche a la mañana; en cuestión de segundos pueden aparecer y desaparecer en cualquier parte del planeta, por años ha sido y será su etiqueta. En cambio, las inversiones en “fierros’ son a muy largo plazo y generalmente se encuentran denominadas en activos físicos (fábricas, los terrenos, instalaciones, maquinaria, etcétera) Por lo tanto, no es posible deshacerse de dichos activos de la noche a la mañana concretar su venta es un largo proceso relacionado con la economía del sector en donde se desenvuelve.

Slim tachó a Trump de “melancólico del pasado” al señalar que en cierta forma quiere regresar a Estados Unidos a la era de la industrialización de mediados del siglo XX, pero esos tiempos ya pasaron y no será posible; expresó su confianza en que las cosas se vayan acomodando. Slim dijo muchas cosas más que en el fondo se traducen en una exigencia para que las autoridades nacionales se pongan a trabajar verdaderamente, y les señaló que tienen el apoyo de los mexicanos, pero no un cheque en blanco.

El muro que tiene a México en jaque

En esta época de su vida, Carlos Slim se encuentra concentrado en muchas cosas, pero sin lugar a dudas sigue capitaneando su nave, la cual fija —en gran medida — el rumbo que sigue el país. Slim no será presidente, no le interesa, pero mal haríamos en no hacer caso a lo que dice. Ojalá y en los próximos años las políticas públicas construyan en México un muro de empleo e inversiones, y destruyan el actual que nos tiene en jaque a los mexicanos: el de la corrupción. Cuando eso suceda, el país estará preparado para tener un presidente empresario verdaderamente honesto.

Antonio Sandoval

Articulo publicado en la edición 61 de Global Industries:

Síguenos en Redes

291FansLike
33FollowersFollow

Últimas Noticias