miércoles, julio 18, 2018

Resumen 2017: Renegociación del TLCAN

0

TLCAN, entre dimes y diretes se acercan los momentos definitorios

Los mercados parecen haberse acostumbrado al “activismo tuitero” de Donald Trump; expectativas sobre un acuerdo para diciembre próximo.

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) siguen las etapas marcadas desde un inicio, ya culminaron las dos primeras, en Washington y la Ciudad de México, y para finales de septiembre, entre el 23 y 27, se llevará a cabo la tercera ronda en la ciudad de Ottawa, Canadá. Más allá de los dimes y diretes, no se conocen todavía detalles concretos de las negociaciones, pero no porque no los haya, sino porque es voluntad de las partes negociadoras no darlos a conocer, evitar filtraciones, lo que concretaron en un acuerdo formal firmado por Estados Unidos, Canadá y México, para evitar que se conozcan detalles de las negociaciones.

Éstos son algunos de los puntos relevantes en la ruta que hasta ahora ha recorrido la renegociación del TLCAN, no solo en términos geográficos sino en los aspectos más interesantes, empecemos con lo que ha señalado el inquilino de la Casa Blanca, quien sin duda le ha puesto el “sabor al caldo”, con su manía matutina de escribir en el “pajarito azul”.

Factor Trump, me lo dijo un pajarito

“México no está feliz de que Estados Unidos quiera renegociar y amenace con salir del acuerdo, pero tal como les dije: hicieron mucho dinero por muchos años y nadie los molestó. Vamos a cambiar eso. Y ojalá podamos renegociarlo, pero si no, le pondremos fin y empezaremos de cero con un acuerdo de verdad”, expresó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a finales de agosto.

Además, unos días antes del tweet contra México en la red social del pajarito azul, expresó también que México y Canadá se ponían difíciles en la renegociación, por lo que se preguntó si acaso era el momento de terminar con ese acuerdo. Meses antes, el presidente Trump había amenazado con terminar el acuerdo si México y Canadá no aceptaban su renegociación, por lo que los dichos en torno al tema no son nada nuevos y los mercados han empezado a acostumbrarse.

$313,000 mdd, costo las exportaciones de México hacia EU y Canadá en 2016

Tanto así, que por ejemplo la cotización del peso contra el dólar en México ha reaccionado más a las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos, que por los dimes y diretes de Donald Trump. Éstos son algunos recuentes de otros momentos en los que Trump critica el TLCAN y amenaza con sacar a su país del acuerdo.

Enero 20 de 2017: Estados Unidos dejará el tratado de libre comercio con México y Canadá, si no se renegocian sus términos, dijo el viernes la Casa Blanca apenas instalada la nueva administración encabezada por Donald Trump.

Abril 30 de 2017: En su discurso por la conmemoración de los 100 días al frente de la Casa Blanca, el Presidente de EU, Donald Trump, indicó que México se ha aprovechado de su país por décadas, por lo que si no se llega a un acuerdo justo abandonará el Tratado de Libre Comercio.

Agosto 29 de 2017: “Estamos en el proceso de renegociar el acuerdo. Creo que probablemente tenga que iniciar el proceso de cancelación antes de que se pueda llegar un acuerdo justo. Porque ha sido un acuerdo que sólo ha sido bueno para un lado”, dijo Trump en la Casa Blanca, en una conferencia de prensa.

Lo anterior sin considerar que como candidato amenazó en diversas ocasiones con sacar a Estados Unidos del “horrible y peor acuerdo de libre comercio que se haya firmado en la historia”, como él mismo lo calificó. Hasta el momento, los mercados parecen haberse acostumbrado, pero sin lugar a dudas que se acercan momentos definitorios, sobre todo en cuanto concluyan la tercera etapa de la renegociación y se abra un paréntesis en el que seguramente empezarán los debates internos en cada uno de los tres países con las diversas propuestas que se trataron en la mesa de renegociación del acuerdo.

Cierran la puerta a reporteros y medios, blindan renegociación contra filtraciones

Los negociadores de México, Estados Unidos y Canadá pactaron a través de la firma de un acuerdo de confidencialidad no revelar información sobre las mesas de trabajo del Tratado de Libre Comercio (TLCAN). En este acuerdo se incluyen listas de normas diseñadas para evitar fugas de información que incluyen divulgar correos electrónicos, posturas, propuestas o información intercambiada entre cada país. Asimismo, los gobiernos de los tres países han acordado prohibir durante los próximos cuatro años la difusión de materiales y propuestas presentadas por los otros socios sobre el acuerdo comercial.

482 millones, de habitantes conforman la región del TLCAN

Nada más que decir, los negociadores blindaron de ésta forma la renegociación del TLCAN contra cualquier posible filtración, que pudiera contaminar más las negociaciones, mismas que ya de por sí tienen varios factores en contra, uno de ellos es nada más y nada menos que uno de los hombres más poderosos sobre la tierra en éstos momentos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La ruta de la renegociación, objetivo diciembre de 2017

Al margen de lo que suceda en Ottawa, en donde se espera que siga la fijación de propuestas por las tres partes involucradas, para el gobierno mexicano es importante que la renegociación concluya a más tardar en diciembre de este año para no contaminarla con el proceso electoral de 2018, mismo que en los hechos ya inició. El objetivo entonces para los negociadores del TLCAN por parte de México es alcanzar un acuerdo antes de que concluya el año, luego entonces el proceso de consulta legislativa deberá llevarse a cabo tan pronto como termine la tercera etapa pactada de la renegociación, en Ottawa. Sin embargo, al parecer también existe interés en las otras dos partes para alcanzar pronto un acuerdo, según se desprende de algunos comunicados.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conversó vía telefónica con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para discutir la renegociación en marcha del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y ambos subrayaron “su esperanza” de llegar a un acuerdo para finales de este año. “Los dos líderes discutieron la renegociación en marcha del TLC y subrayaron su esperanza de alcanzar un acuerdo para finales de este año”, indicó la Casa Blanca en un comunicado emitido el jueves 31 de agosto.

TLCAN importante, pero no vital para la economía

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) “ni es un pase automático al desarrollo de México ni tampoco es un boleto para la crisis de nuestro país”, advirtió Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin). El líder de la planta productiva nacional comentó que, si Estados Unidos decide cancelar el acuerdo trilateral, México tendrá que trabajar en dos frentes: avanzar en la parte económica del comercio internacional y emprender ajustes institucionales a nivel interno.

Si Estados Unidos decidiera salirse del TLCAN, tardará seis meses en concretarse, por lo que el acuerdo no se desechará de inmediato. “El funcionamiento seguiría como está”, dijo el presidente de la Concamin, así que nos regiríamos bajo las reglas de la Organización Mundial de Comercio. Afirmó que cerca de 80 por ciento de lo exportado por México tendría un arancel promedio de 3 por ciento y otras cero. Canadá, Estados Unidos y México han sostenido reuniones a puerta cerrada a partir del 1 al 5 de septiembre en la Ciudad de México, como parte de la segunda ronda de negociaciones para actualizar el TLCAN, vigente desde 1994, previamente se reunieron en agosto en la ciudad estadounidense de Washington. De fracturarse el convenio entre México, Canadá y Estados Unidos, “no es el fin del mundo”, expresaron los líderes empresariales.

16% costo las exportaciones del comercio global se lleva a cabo en el área del TLCAN

“Si hay condiciones inaceptables para algún sector de la economía del país o en contra de la soberanía de México, y que sean absolutamente inaceptables, tendremos que lidiar con una economía que no cuente con el tratado, no lo tuvimos en el pasado y podemos no tenerlo en el futuro. El país no se va a acabar si éste (el TLCAN) se termina”, detallaron. El TLCAN es importante para el país porque promueve la inversión y la generación de empleos; no obstante, de romperse, México tiene opciones de diversificación en los mercados y ésa es la estrategia prioritaria, incluso de mantenerse el pacto comercial con Canadá y Estados Unidos.

“Se están actualizando las negociaciones con Europa, tenemos tratados de libre comercio con algunos países de Asia y también que se está trabajando la alianza del Pacífico, así como con Brasil y Argentina”, de acuerdo con los líderes empresariales. Es un hecho que no puede negarse la importancia de la relación comercial con Estados Unidos, tanto que 80 por ciento de las exportaciones mexicanas van a ese país. Sin embargo, solamente 47 por ciento de ese volumen se rige bajo las reglas del TLCAN; el resto lo hace bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio y en este esquema podría traducirse todo el comercio con el vecino del norte.

35,000 mdd Inversión Extranjera en México registrada el año pasado, gracias al TLCAN

México fijó previo al inicio de las renegociaciones sus prioridades en el tema, lo que de alguna manera marca la ruta y las prioridades para el sector productivo nacional. Mejorar la entrada de productos mexicanos a otros países, buscar la movilidad laboral de empleados y de personas de negocios, impulsar a las pequeñas y medianas empresas, adecuar el Tratado con las reformas estructurales y combatir la corrupción, serán algunos de los temas que guiarán la posición de México en la renegociación. Por su parte, la Secretaría de Economía sostiene que el TLCAN es el instrumento comercial más importante del que México forma parte, por lo que es de vital importancia llevar a buen puerto un proceso de modernización del acuerdo.

Para el Gobierno mexicano, el TLCAN es el motor principal de crecimiento del comercio exterior y base de la competitividad internacional del país; es, ante todo, la posibilidad de que miles de personas tengan trabajo por las cadenas de valor que se generan gracias al Tratado. En su “Informe sobre el inicio de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Canadá, Estados Unidos y México”, enviado al Senado de la República –Cámara del Congreso de la Unión que tiene la facultad de ratificar los tratados internacionales-, la dependencia señala que se trata de un proceso de modernización del acuerdo.

Cifras muy positivas para México

El TLCAN creó una de las áreas de libre comercio más grandes del mundo. En ella viven alrededor de 482 millones de personas (el 7 por ciento de la población mundial); genera el 28 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y aquí se realiza el 16 por ciento del comercio global. Para México, el Tratado fue una catapulta para su economía. El intercambio comercial de nuestro país con el mundo se multiplicó 6.5 veces entre los años 1993 y 2016; pasó de 117 mil millones de dólares a 761 mil millones de dólares.

La inversión extranjera directa pasó de 2.5 mil millones de dólares antes del Tratado, a 34 mil millones de dólares después de él. De cada 100 dólares de intercambio comercial que México realiza con el mundo, sostiene Economía, 66 dólares son resultado del comercio con Estados Unidos y Canadá. Las exportaciones de México hacia Estados Unidos y Canadá se multiplicaron por siete gracias al acuerdo comercial. En 1993 eran de 44 mil 474 millones de dólares; en 2016, llegaron a 313 mil millones de dólares. Las importaciones de productos de esos dos paí- ses también crecieron, pero en menor medida: en 1993 se importaron 46 mil 470 millones de dólares y para 2016 fueron 189 mil 139 millones de dólares.

Sin embargo, no debemos olvidar que México era y es el país menos desarrollado de la región, además de que la consolidación de una región de libre comercio impulsó ante el mundo a las economías de Estados Unidos y Canadá, además de que consolidó el liderazgo económico estadounidense.

Antonio Sandoval

Publicado en la edición 66 de Global Industries:

Trump, farmacéuticas apuestan por su New Deal

0

El índice de la industria se disparó 25% unos días después de la victoria
del republicano, las compañías apuestan por una era de bonanza.

Llegada del automóvil eléctrico revolucionará varias industrias

0
Cortesía BMW

Aunque el motor eléctrico y los vehículos que lo utilizan han existido desde hace muchos años, hoy más que nunca fabricantes y gobiernos se dan a la tarea de convertirlos en una alternativa real.

Desde 1992 se reconoce el impacto que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) tienen sobre el clima, ese fue el año en el que la ONU estableció el Marco de Acuerdo para Cambio del Clima mejor conocido como el Acuerdo de Río. El objetivo fue la reducción de los llamados gases de invernadero que, entre otras cosas, ocasionan un aumento en las temperaturas del planeta y desestabilizan el clima. Río sirvió de base para el Protocolo de Kioto que en ese mismo año estableció metas y, por primera vez, sanciones para las naciones que no cumplieran. Un total de 35 países, entre ellos Australia, Canadá, Inglaterra, Japón y Rusia ratificaron el tratado que estableció una reducción de 5% en las emisiones de CO2 entre 2008 y 2012.

Críticos del Protocolo de Kioto argumentan que la supuesta reducción en emisiones reportadas por sus miembros se debió a la desaceleración económica ocasionada por la crisis financiera del 2008, y no necesariamente a las políticas y acciones implementadas. Otro punto importante es la ausencia de dos de los países más industrializados: Estados Unidos y China, quien de acuerdo a la ONU representaron el 43.8% del total de emisiones de CO2 emitidas anualmente en el planeta.

Si los autos eléctricos llegarán a cubrir el 30% del parque vehicular mundial para el año 2040, se ahorrarían 9 millones de barriles de petróleo al día

En 2015 se presentó el Acuerdo de París una nueva iniciativa que establece metas en la reducción de emisiones, con el objetivo de detener el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados centígrados. También establece mecanismos para el desarrollo y adaptación de nuevas tecnologías que permitan cumplir con la meta. Entre esos mecanismos se encuentra recaudar 100 billones de dólares anuales para financiar a naciones en desarrollo en la adquisición e implementación de energías alternativas. A diferencia de Kioto el Tratado de París no contiene un marco legal y las 168 naciones que lo ratificaron, incluidas México, no están obligadas a seguir sus lineamientos e incluso pueden retirarse cuatro años después de su entrada en vigor. Este el caso de los Estados Unidos quienes harán valida su salida a partir del 4 de noviembre del 2020.

El factor OPEP

No es ningún secreto, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) junto a sus socios y prácticamente todo productor de petróleo en el mundo, chico, mediano o grande, desean salir del “abismo” de los 40 dólares por barril. Hasta ahora han tenido algo de éxito, tanto el Brent como el WTI han rondado o incluso sobrepasado la “barrera” de los 50 dólares, gracias en parte a la reducción de inventarios ocasionado por una disminución en la producción pactada por la OPEP junto a Rusia, mientras que los fenómenos climatológicos en el Golfo de México han hecho su parte en interrumpir al mercado energético estadounidense, uno de los mayores del mundo en conjunto con el chino. De acuerdo a la Agencia Internacional de Energía (AIE) la demanda de petróleo seguirá creciendo y, por ende, la posibilidad de un aumento en los precios si a finales de noviembre la OPEP llega a un consenso para continuar con los cortes en la producción por el resto del 2018.

Para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París se necesitan 150 millones de autos eléctricos para el 2030 y 1.2 billones en el 2060

Pero aun y si el precio sobrepasara los 60 dólares las grandes petroleras, y los países productores, saben que ya no pueden depender del llamado “oro negro” como en el pasado. Tan solo Royal Dutch Shell se deshizo de 25 billones de dólares en activos, entre ellos refinerías, como parte de su restructuración e invierte 1 billón anuales en su división de “Nuevas Energías”, la cual, realiza investigación relaciona con celdas de hidrogeno, así como otros combustibles alternativos dirigidos al sector industrial. Por su parte ExxonMobil se ha dedicado a desarrollar tecnología para la captura y almacenaje de dióxido de carbono proveniente de fábricas y generadores de energía, haciendo uso del conocimiento e infraestructura que otrora eran utilizados para extraer y transportar hidrocarburos. Saudí Arabia, el país cabeza de la OPEP y el poseedor del 20% de la reserva mundial, pondrá a la estatal Saudi Aramco en la bolsa de valores, el objetivo es crear un fondo que le permita diversificar su economía y crear soluciones similares a las de sus vecinos Qatar y Dubai quienes se han inclinado por sectores como el turismo y las finanzas, así como el comercio aéreo y portuario.

¿El motor de gasolina tiene los días contados?

Por supuesto los gobiernos no desconocen esta situación, no solo compran y consumen hidrocarburos también deben costear los problemas de salud que acarrean. De acuerdo a una investigación de la Agencia Ambiental Europea, la contaminación del aire le cuesta a la Unión Europea al menos 59 billones de euros al año. En 2011 el MIT hizo un estudio similar en China a través del Programa Conjunto de Ciencia y Política para el Cambio Global, y llegaron a la cifra de los 112 billones de dólares anuales; aun y si redujéramos ambas cifras en un 90% está claro que, en países claramente desarrollados, el impacto económico es considerable y los programas ambientales actuales no han sido suficientes para reducirlo.

Es así que a mediados de este año varios países se pronunciaron en reducir o incluso prohibir la venta de automóviles con motor de gasolina o diésel, también conocidos como “De Combustión Interna” (DCI), entre ellos se encuentra

  • China: está en consideraciones, pero no ha declarado una fecha para implementar un plan de este tipo
  • Escocia: analiza sus alternativas con miras al 2032
  • India: su plan es solo vender vehículos eléctricos para el 2030
  • Inglaterra: desea reducir a la mitad la cantidad de autos DCI producidos para el 2040
  • Francia: es el único que se ha declarado una prohibición total a los vehículos DCI para el 2040
  • Holanda: busca prohibir la venta de autos “no-eléctricos” para el 2025
  • Noruega: planea reducir la cantidad de autos DCI para 2025, actualmente son uno de los países europeos con más vehículos eléctricos per cápita
  • Ciudad de México, Madrid y Paris: se comprometieron a dejar de usar vehículos diésel en el 2025

Si bien estos son compromisos muy ambiciosos están basados en el comportamiento del mercado actual, tan solo el año pasado y de acuerdo a la Agencia Internacional de Energía el parque vehicular compuesto por vehículos eléctricos por primera vez sobrepasó los dos millones de unidades. Durante 2016 China se convirtió en el mercado más importante para los vehículos eléctricos superando al anterior líder, los Estados Unidos. Los datos del país asiático arrojan un total de 200 millones de motocicletas, alrededor de 3 millones de vehículos de corto alcance y 300 mil autobuses, esto sin contar un estimado de 600 mil autos eléctricos.

El 95% de las ventas de autos eléctricos durante 2016 se concentró en Alemania, Canadá, Estados Unidos, China, Francia, Holanda, Japón, Noruega, Reino Unido y Suecia

En la región compuesta por Canadá, Estados Unidos, China, India y parte de Europa Occidental se registraron más de 750 mil ventas de autos eléctricos durante el 2016, este número representa una baja del 10% con respecto al año 2015 y se atribuye a la disminución del poder adquisitivo derivado del clima económico actual, sin embargo, el crecimiento se encuentra alineado con la expectativas para el 2025 establecidas en el acuerdo de París, el cual requiere más de 100 millones de autos eléctricos en circulación para contribuir a la reducción de CO2 en el ambiente.

Estas cifras son la consecuencia de políticas e iniciativas que incentivan la adquisición de autos eléctricos mediante descuentos, financiamiento y excepción de impuestos, así como campañas de concientización. Es evidente que sin ellas no será posible avanzar en los objetivos.

El factor Tesla

La historia de Elon Musk demuestra el poder de las nuevas tecnologías y como las grandes corporaciones, una y otra vez, pecan de cautela. Después de colaborar en la creación de Paypal, el sistema de paga en línea líder del mercado, Musk puso su atención en la industria automotriz en 2003 y decidió lanzar su propia marca bajo el nombre de Tesla. Su objetivo es la de vender vehículos eléctricos de alto desempeño y equipamiento directamente al consumidor, por si fuera poco, también construyen y administran las electrolineras que los alimentan. Anteriormente la industria automotriz se caracterizaba por ofrecer autos eléctricos con diseño y equipamiento convencionales dirigidos al mercado básico.

Su primer modelo: el Tesla Roadster 2006 se convirtió en el primer deportivo eléctrico de producción masiva en arribar al mercado, el primero en usar baterías de litio y el primero en sobrepasar la barrera de los 320 kilómetros de rango en una sola carga. Aun y cuando su velocidad está limitada a solo 200km/h, su motor eléctrico ofrece el total de la potencia en el instante que se aprieta el acelerador ofreciendo un desempeño similar o incluso superior a deportivos del mismo tamaño.

El Tesla Model S es el auto eléctrico más vendido del mundo después del Nissan Leaf

Gracias al éxito comercial y mediático del Roadster, así como una colocación de más de 200 millones de dólares en la bolsa de valores, Tesla obtuvo el capital para implementar su primera fábrica con la que creó el Model S en 2012, su primer sedán de lujo. A diferencia de otros fabricantes que tienen una amplia red de proveedores distribuidos en todo el mundo Tesla programa, diseña, fabrica y ensambla directamente la mayoría de los componentes en un mismo lugar; esto incluye las baterías, chasis, motor, sistema de entretenimiento e información. Igualmente, ingenieros, programadores y trabajadores laboran bajo el mismo techo y constantemente hacen cambios y mejoras a la línea de producción y ensamblaje.

Aun así, Tesla no se ha salvado de los inconvenientes, entre sus principales problemas es que se encuentran atrasados en cuanto a entregas de su más reciente producto: el Model 3, el cual tiene más de 300 mil reservaciones, pero a finales de septiembre solo 260 unidades fueron fabricadas. Su incursión en el naciente mercado del manejo autónomo ha ocasionado al menos un accidente fatal, todo debido a que el conductor confío más allá de toda lógica en software y hardware que aún se encuentra lejos de cumplir su promesa inicial. Otro factor a considerar es que para ser una empresa joven y con un volumen de fabricación muy por debajo de marcas como Toyota o Volkswagen, su valor en la bolsa está a la par o por encima de éstas sin siquiera estar cerca de las ganancias que generan, todo como resultado del “aura” que gozan tanto marca como fundador.

Al final la incursión de Tesla en el mercado de los autos eléctricos es una de las causas de su creciente aceptación, al igual que Apple con el iPhone los productos de Tesla renovaron un mercado en donde la innovación es sinónimo de riesgo y es evitado a toda costa. ¿Es Musk el nuevo Henry Ford? No lo sabemos, pero definitivamente él es una de varias razones que obligaron a la industria automotriz a replantear su dependencia a la gasolina.

La estrategia de la industria automotriz

En los últimos meses varios fabricantes han declarado sobre sus planes globales para los el 2020 y más allá, la mayoría con una idea clara de los productos y tecnologías que desean poner a disposición del consumidor. Muchos de estos anuncios coinciden con la reducción en costos de la fabricación de baterías estimada por la Agencia Internacional de Energía (AIE), de acuerdo a su investigación una batería de litio-ion moderna de 60kWh de capacidad se encuentra en el rango de los 200 dólares por kWh en volumen de 200 mil baterías producidas al año; a principios de la década el precio estimado de la misma estaba arriba de los 500 dólares por kWh. La AIE estima que, durante los próximos cinco años, el aumento en la producción en conjunto con la introducción de nuevas tecnologías puede facilitar la llegada de baterías de mayor densidad (100kWh), sin que necesariamente se traduzca en un aumento de precio al consumidor.

Volkswagen Group planea fabricar de 2 a 3 millones de autos eléctricos al año

BMW Junto a Mini y Roll-Royce se preparan para empezar la fabricación en masa de autos eléctricos en 2020, el objetivo es contar con 12 diferentes modelos para el año 2025.

Ford La empresa se encuentra en transición después de sustituir a su anterior CEO, Mark Fields. El nuevo mandamás, Jim Hackett, formó un nuevo equipo bajo el nombre “Team Edison” el cual tendrá un presupuesto de 4.5 billones de dólares y se encargará de evaluar, realizar pruebas y delinear la estrategia de vehículos eléctricos de la corporación.

General Motors Uno de los primeros fabricantes norteamericanos en introducir un vehículo eléctrico, el EV1 en 1996. La empresa introducirá 20 modelos eléctricos durante los próximos 6 años.

Jaguar Land Rover A partir del 2020 todos los vehículos del conglomerado serán eléctricos o hibridos, mientras analizan la creación de una nueva fábrica en Inglaterra para cumplir con la demanda.

Mercedes Lanzará una nueva línea de vehículos eléctricos bajo la marca “EQ” en el 2021. Entre las inversiones que esperan realizar se encuentra 1 billón de dólares para modernizar sus fabricas localizadas en Estados Unidos y producir baterías al igual que autos.

Toyota Junto con Mazda y Denso se encuentra trabajando en una nueva generación de baterías, sin embargo, la corporación no dio más detalles sobre el número de productos en lo que serán usadas. El único dato disponible es que el lanzamiento se realizará 2020.

Renault Nissan Mitsubishi Las tres empresas en conjunto contarán con 12 modelos eléctricos a partir del año 2022. Actualmente Nissan ofrece el vehículo eléctrico más popular del mundo, el Leaf con más de 200 mil unidades vendidas.

Volkswagen Group En abril VW anunció una inversión de 10 billones de dólares durante los próximos cinco años, sin embargo, a principios de septiembre aumentaron esa cantidad a 84 billones con lo que ofrecerán una gama de 30 vehículos eléctricos para el año 2030, probablemente repartidos entre las marcas Audi, Bentley, Bugatti, Lamborghini, Porsche, Seat y la propia Volkswagen. Su objetivo es vender 1 millón de autos eléctricos para el 2025.

Volvo A partir del 2019 todos los autos ofrecidos por Volvo tendrán, al menos, un motor auxiliar eléctrico lo que mejorará el desempeño y reducirá las emisiones. La empresa ofrecerá cinco autos eléctricos para el año 2021.

Mientras en nuestro país

Desde 2015 la Secretaría de Energía a través de la Comisión Federal de Electricidad se ha dado a la tarea de instalar estaciones eléctricas o “electrolineras” en centro y norte del país. Se invertirán alrededor de 25 millones de pesos provenientes del Fondo de Transición y Aprovechamiento Sustentable de la energía para que llegar a mil electrolineras distribuidas en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Por su parte la asamblea legislativa se encuentra discutiendo la aplicación de incentivos para la compra y manutención de un vehículo eléctrico, tales iniciativas han dado resultados positivos en países europeos, aunque habrá que esperar hasta la resolución final para ver su alcance verdadero. Sin embargo, desde hace un tiempo la oferta de autos eléctricos e híbridos para el mercado mexicano ha ido en aumento, entre los modelos disponibles se encuentran:

  • BMW i3 / i8
  • Chevrolet Volt / Bolt EV
  • Ford Fusion Hibrido
  • Nissan Leaf
  • Tesla Model S / Tesla Model X
  • Toyota Prius

Juan Manuel Ponce

Archivo: Minería, oportunidades por inicio de un nuevo ciclo positivo

0

Los proyectos mineros siguen en marcha, aunque han bajado su ritmo por el descenso de la rentabilidad global

(Éste artículo fue publicado en la edición de Enero de Global Industries)

Igual que la economía, los sectores que la conforman tienen ciclos, es así como todo apunta a que en la minería ha iniciado uno más. Para 2017 se tienen considerados varios proyectos nacionales, con los grupos que más participan en el mercado mexicano, la idea es aprovechar las oportunidades de cara a un ciclo favorable en este sector que ha pasado momentos difíciles en los años recientes.

8 Proyectos mineros, contemplados para el presente año en diversas partes del país

De acuerdo con cifras de la Cámara Minera de México (CAMIMEX), se tienen contemplados al menos 8 proyectos mineros en el país para este año 2017, los que de concretarse consolidarán la expectativa de recuperación en la industria. De los proyectos considerados, al menos cuatro de ellos son para explotación de minas de oro, tres de plata y uno más de cobre, sin considerar los que surjan conforme las necesidades del mercado y la rentabilidad lo permitan.

Durango, Chihuahua y Zacatecas, son los estados en donde destacan las inversiones proyectadas para todo este año en el sector minero; especialmente en cuanto a lo que se refiere al sector dorado.

Volatilidad global, enemigo acérrimo

Para analistas y especialistas de la industria minera en México, la volatilidad de los precios internacionales de los metales, es lo que ha propiciado que la crisis en el sector se extendiera más de lo esperado. Inicialmente hubo un ajuste a la baja de los precios, propiciado por la crisis financiera que afecta a gran parte del planeta prácticamente desde hace ya 9 años, cuando surgió la crisis subprime de las hipotecas en Estados Unidos.

Dicha crisis provocó que en primera instancia se colapsaran los mercados de deuda y de renta variable, pero posteriormente se extendió al de materias primas, con impacto especial en las cotizaciones de los metales, sin que se hayan recuperado hasta la fecha. Hacia 2011 la onza de oro casi alcanzó los 2 mil dólares por onza, y ahora se mantiene lateral entre 1,250 y 1,300 dólares por onza.

USD 2,000 dólares, precio máximo histórico de la onza de oro

Son las expectativas negativas las que provocan que los precios no se puedan recuperar, ante un impulso incierto en la economía del planeta. En la industria minera es esencial el desempeño de los precios, especialmente con trayectoria positiva, de lo contrario se corre el riesgo de disminuir la rentabilidad de los proyectos de inversión, para cualquier metal y/o mineral que se quiera explotar.

En el caso específico de nuestro país y de acuerdo con las cifras de CAMIMEX, el año pasado se pospusieron al menos 5 grandes proyectos mineros, con expectativa de que se recuperen para este año conforme se recuperen los precios y se hagan más rentables las inversiones. Recordemos que en la industria minera se requieren fuertes inversiones iniciales para la explotación de los recursos.La constante volatilidad en los mercados de materia primas, es un elemento que no puede desdeñarse como factor de interrupción y atraso en el ciclo positivo que se espera ya desde hace varios meses en la industria minera.

Durango, Chihuahua y Zacatecas, los estados con las mejores expectativas de inversión en la industria minera mexicana

Sin embargo, la crisis no es exclusiva de nuestro país, en todo el mundo la minería pasa por un momento complicado, especialmente la minería tradicional.Existen suficientes proyectos en espera de que se concreten las inversiones, que para México es urgente la recuperación de corporativos icónicos como Grupo México, Peñoles y otras empresas competidoras.

Sin embargo, la minería mexicana es de amplia tradición, con estados que no han cancelado proyectos y empresas que hacen muchos esfuerzos para preservar la actividad, y de manera especial mantener los trabajos en la medida de lo posible.

Antonio Sandoval

Genomma Lab mantiene su etiqueta de compra

0

La farmacéutica espera incrementar sus ingresos siete por
ciento en 2017, apoyada por el positivo desempeño de sus
medicamentos de libre venta.

Metales comienzan el año al alza

0

Los precios de los metales comenzaron el año con una racha positiva, que construye un panorama de expectativas positivas para los inversionistas. China, gran factor de influencia.

ORO
Después de tres meses y medio, la cotización del oro se vio al alza, para alcanzar su precio más alto desde septiembre pasado, llegando a 1,321.33 dólares la onza durante los primeros tres días de 2018, gracias a expectativas de crecimiento de las tasas de interés en Estados Unidos. Aunque solo un día después registrara una caída, acumulaba ya cuatro semanas consecutivas en alza, por primera vez desde abril de 2017. Durante el año pasado, subió 13%, y a la primera semana de enero ya acumulaba 1.2%, consecuencia también del repunte del dólar contra el euro; para la segunda semana, el oro al contado subía casi 1% a 1,324.40 dólares la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero aumentaban 11.50 dólares por onza a 1,325.20. La expectativa es que se mantenga entre 1,200 y 1,300 dólares la onza durante los próximos seis meses, de acuerdo con estimaciones de ETF Securities, por su parte, Ole Hansen, analista de Saxo Bank, declaró “vemos que el oro subirá este año, pero luego de una escalada de 80 dólares desde un mínimo de diciembre realmente necesita una corrección para probar la fortaleza de este movimiento”.

El paladio fue el metal precioso con mejor desempeño durante el año pasado, con un incremento de 56%

PALADIO
El paladio, por su parte, incrementó debido a escasez en el suministro y expectativa de mayor demanda. Llegó a un máximo histórico de 1,100 dólares la onza en la primera semana de enero, lo que significa un incremento de 57% respecto al año pasado. Esto se debe principalmente al incremento en las ventas de autos chinos, así como mayor control sobre las emisiones de CO2, y por tanto un consumo decreciente en los autos a diésel en Europa. Algunas de las mineras beneficiadas por el alza en estos metales son Platinum Group Metals, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, y Norilsk Nickel, que opera en la Bolsa de Valores de Rusia. El precio de los títulos de Platinum Group Metals (con exposición al precio del platino) presentaron una plusvalía de 21.67% durante las primeras cinco sesiones del año, al pasar de 0.30 a 0.36 dólares por unidad. Mientras tanto, los papeles de Norilsk Nickel (principal productor de paladio del mundo), incrementaron su precio 6.59%, al pasar de 10,850 a 11,565 rublos por acción. Cabe destacar que el paladio se utiliza, principalmente, para fabricar convertidores catalíticos, ubicados en el sistema de escape de los automóviles, y fue el metal de mejor desempeño durante 2017, con un incremento de 56%.

ZINC Y LITIO
Consiguiendo el 4 de enero su nivel más alto en 10 años, el zinc se vio favorecido por preocupaciones sobre el déficit del mercado, siguiendo la tendencia positiva donde desde el 19 de diciembre subía de precio prácticamente todos los días. Desde el 2016, este incremento alcanzó más de 100%, debido entre otras razones a una reducción de la oferta y la demanda. A la misma fecha caían los inventarios en 250 toneladas, lo que significa su menor nivel desde el 2008 en Londres, de 2009 en China, y la tercera parte respecto a los índices vistos en octubre (su nivel máximo). Los precios a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subieron 0.69%, hasta llegar a 3,349.50 dólares la tonelada; sin embargo, su nivel más alto desde 2007 fue de 3,359 dólares la tonelada. “En el mercado están de acuerdo en que probablemente los precios se mantengan fuertes en el primer semestre del año, mientras persiste la escasez, y luego se relajarán cuando se recupere la producción de las minas”, dijo Liu Mengyue, analista de la empresa de investigación SMM Information & Technology Co. La subida del zinc, además del litio, ha derivado en la aceleración de proyectos y exploración mineral; asimismo, la industria automotriz significa una mayor demanda de ambos insumos, litio para satisfacer la creciente demanda de baterías para autos eléctricos, y zinc al ser utilizado para galvanizar acero empleado en la manufactura de automóviles.

China consume aproximadamente el 50% del cobre producido en el mundo

COBRE
El mercado chino ha sido de gran influencia sobre las fluctuaciones del cobre, al ser su principal comprador en el mundo (se estima que 50% del consumo proviene de esta nación). Tras haber registrado fuertes ganancias durante diciembre (7%), en los primeros cuatro días del año avanzó 1.5% tras las expectativas de crecimiento de esta nación oriental, para colocarse arriba de los 3 dólares la libra. Esto mantiene la tendencia positiva que ha visto este metal en los últimos meses, luego de haber crecido 26.8% en 2017. El 28 de diciembre, por ejemplo, llegó a 7,312 dólares en la Bolsa de Metales de Londres, su nivel más alto en los últimos cuatro años. “En el precio del cobre hay cambios estructurales que indican que la tendencia va a seguir siendo positiva, siempre la mayor inversión en China, la demanda de cobre contribuye a eso y también desarrollos tecnológicos como los vehículos eléctricos que requieren hasta seis veces más de cobre. Así que eso también nos indica que las proyecciones van a seguir siendo positivas”, dijo el viceministro de Minas de Perú, Ricardo Labó. De acuerdo con la Comisión Chilena del Cobre, este país producirá este año alrededor de 4% menos que el pasado (5.27 millones de TMF), lo que podrá influir también en el precio.

ALUMINIO Y OTROS
El aluminio cotizó con un alza de 2.2% a la segunda semana de enero, para llegar a 2,222.50 dólares la tonelada. Los inventarios de aluminio en la Bolsa de Futuros de Shanghái han alcanzado récord, al registrar un alza de 660 por ciento desde el inicio del año pasado. Las exportaciones chinas de aluminio en bruto y productos de ese metal subieron 15.8% en diciembre y alcanzaron un récord en 2017 de 4.79 millones de toneladas. En tanto, la plata alcanzó su mejor nivel en seis semanas el 4 de enero, con 17.27 dólares, cifra que siguió en aumento hasta llegar a 17.35 dólares al 15 de enero. El platino, utilizado principalmente para fines industriales y joyería, tocó su máximo en tres meses y medio, para alcanzar 965.40 dólares la onza el 4 de enero, subiendo a 972.20 una semana después. A la segunda semana de enero, el níquel tocó su máximo nivel en dos años y medio (13,200 dólares por tonelada), pero en esa misma semana registraba bajas debido a cierre de cuatro minas en Filipinas, uno de los mayores exportadores. También se vieron afectadas las cotizaciones por la suspensión de labores de una mina en Madagascar de la empresa Sumitomo.

Kathya Santoyo

Grupo Aeroportuario coloca Fibra E por 30 mil mdp para financiar obras del NAICM

0

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) llevó a cabo la colocación por 30 mil millones de pesos a través de la Fibra E en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), para financiar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

“Esta transacción representa un parteaguas para proyectos de infraestructura en el país, pues se trata de un esquema de financiamiento innovador que permite que los fondos de pensiones inviertan en proyectos de infraestructura de largo plazo, lo cual es consistente con las mejores prácticas internacionales”, indicó el GACM en un comunicado.

El esquema de financiamiento no representa deuda pública, ni cuenta con la garantía del gobierno federal.

Los inversionistas de la Fibra E tendrán derecho a un rendimiento no garantizado que se cubrirá con los recursos excedentes que generen el actual y el nuevo aeropuerto.

En todo momento el gobierno federal mantendrá el control y la propiedad del GACM como empresa paraestatal y con los recursos obtenidos de esta transacción se asegura la continuidad del proyecto para los próximos años.

Para la colocación de la Fibra se contó con la participación de Banobras como agente estructurador y de Credit Suisse y Citibanamex como coordinadores globales.

También participaron BTG Pactual, Banorte, BBVA Bancomer, Santander e Inbursa como bancos colocadores.

El GACM en todo momento continuará con su compromiso de transparencia respecto a la utilización de los recursos.

Los desafíos para 2018 en el sector industrial

0

Algunos sectores mantienen su trayectoria errante; se requiere mucho más impulso en la planta productiva y otro tipo de estímulos

En 2017 la industria registró un periodo de altibajos, empezó el año con malos augurios y la posibilidad de que se profundizara la recesión en varias industrias. Con los fenómenos naturales que azotaron este país, las cosas para la industria y el sector productivo nacional parecían empeorar. Sin embargo, algunos indicadores han dejado ver que la recuperación productiva en varios rubros está en marcha, aunque sea modestamente: minería, industria de la construcción y manufactura, por mencionar algunos.

A lo largo de los meses en Global industries hicimos énfasis en la situación de la industria, especialmente en aquellos rubros en los que se observaban signos de recuperación, y también en lo que no lo había. Ahora llegó el tiempo de señalan algunos de los retos más importantes para la economía mexicana de cara al 2018, año que se presenta complicado por dos factores coyunturales, más los que se acumulen:

  1. El proceso electoral: Se dirán muchas cosas, las encuestas estarán a flor de piel y la incertidumbre se instalará como factor a considerar en los análisis que se hagan. Este proceso electoral tiene complicaciones muy importantes; pero también hay que decirlo, la posibilidad de que el líder indiscutible en las encuetas al menos en la fotografía de diciembre, Andrés Manuel López Obrador, llegue finalmente a la presidencia del país e intente modificar muchas de las cosas que se han hecho, es algo que preocupa a los mercados y a la economía en general.
  2. El resultado de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN); hasta ahora la incertidumbre al respecto no ha pasado más allá de ciertos periodos de volatilidad en los mercados financieros, especialmente en el cambiario. Sin embargo, no existe garantía de que no suceda. Los mercados estarán muy atentos a lo que resulte de la renegociación, los términos y eventuales plazos.

El 2018 será un año de retos, pero en la economía mexicana existe cierto optimismo, algunos actores financieros como las agencias calificadoras de valores señalan que el país está “blindado” y que resistirá incluso escenarios relativamente negativos de corto plazo. Como en otras ocasiones, ponemos a disposición de público lector el análisis especializado de la Confederación de Cámaras industriales (Concamin), que en esta ocasión precisamente aborda los retos que se esperan para los meses próximos en la economía mexicana.

México frente al desafío de elevar su capacidad productiva

El ciclo industrial de México mantiene su tendencia a la baja, hecho atribuible a la depresión que se sigue observando en la minería, lo cual a su vez es motivada por la falta de reactivación de producción petrolera. A pesar de la estabilización y ligero aumento en el precio de los hidrocarburos, no se observa una inversión que reactive la extracción de petróleo, ni la fabricación de derivados del petróleo y carbón. Es evidente que la fabricación de productos derivados del petróleo y el carbón se encuentra en el nivel más bajo desde 1993, el primer año de cifras disponibles.

De acuerdo con la información la tendencia de este subsector industrial se encuentra a la baja y no se percibe el inicio de una recuperación. Aún más delicado es que la falta de inversión ha debilitado la capacidad potencial de su crecimiento. En otras palabras, a pesar de contar con recursos petroleros y de carbón, México ha perdido la capacidad de transformarlos, de dotarlos de valor agregado y con ello solo se ha vuelto en un productor y exportador del recurso energético que luego deberá comprar más caro a otras naciones en forma de bienes ya transformados. La reforma energética no ha llegado a la transformación industrial y de igual forma exhibe la falta de capacidad para aprovechar un recurso natural estratégico.

Mientras esto último no ocurra, el sector petrolero, y con ello la industria en general, seguirán debilitándose. Interrelacionado con dicha situación se tendrá el retroceso de las empresas vinculadas con este sector, aquellas que transforman dicho insumo energético y que hoy tienen una capacidad potencial inferior a la prevaleciente hace 24 años. Reactivar a este sector puede contribuir a elevar el crecimiento industrial de México y con ello garantizar el acceso a insumos intermedios fabricados de petróleo y carbón que son indispensables para aumentar la competitividad industrial de nuestro país.

Inversión en sector de la construcción definirá su futuro

Ningún país puede crecer de manera robusta y sostenible si debilita la capacidad potencial de sus sectores estratégicos. Lo anterior incide en la construcción, un sector que también ha perdido fuerza en la industria, particularmente por el retroceso que exhiben las grandes obras de ingeniería civil, un rubro estrechamente vinculado con la inversión pública. El ajuste fiscal nuevamente ha influido sobre la pérdida de fuerza que se observa en la construcción de infraestructura.

Si bien la capacidad potencial de la construcción de obras de ingeniería civil se encuentra en niveles superiores a los correspondientes a la década de los años noventa, también es evidente que los recortes al presupuesto la han colocado en una situación similar a la del 2008. Esto ha sido producto de los últimos 3 años. Si bien el ciclo industrial de la edificación y los trabajos especializados vinculados a la construcción mantienen un mejor desempeño, aún es prematuro estimar que el resultado será sostenible. Ello es atribuible a que su evolución dependerá tanto de la inversión pública en el sector como de la realizada por el sector privado.

Aun cuando existe la posibilidad de que las obras de reconstrucción puedan impulsar el desarrollo del sector, también debe establecerse que ello estará acotado a las zonas geográficas en donde se sufrieron los daños y a la eficiencia y eficacia con la que se ejecuten las obras. De igual forma incidirá el grado de contenido nacional con el que se realicen las obras: si la mayor parte sigue siendo elaborada con insumos importados el beneficio económico será restringido.

Manufacturas, de pronóstico reservado

En lo correspondiente a las manufacturas la situación es ligeramente distinta: si bien el sector alcanzó un desempeño positivo durante septiembre (un crecimiento de 2.8% anual), su resultado fue inferior al promedio de los primeros nueve meses del 2017 (3.4%). Ello es atribuible a la desaceleración de su ciclo económico. El menor ritmo de crecimiento de las manufacturas se encuentra asociado a la caída en 9 de sus 21 componentes y a que 3 más incrementaron su actividad en menos de uno por ciento.

Otros cuatro elevaron su producción en menos de 3%, es decir por abajo del promedio total de los tres trimestres del año. En función de lo descrito se puede afirmar que, en corto plazo, el futuro de las manufacturas dependerá de lo que ocurra en la fabricación de equipo de transporte y de maquinaria y equipo, que tienen las variaciones positivas más vigorosas y que además inciden significativamente tanto en las manufacturas como en el sector industrial total. Parte de su dinámica se verá afectada por las exportaciones hacia el mercado de Estados Unidos.

Sectores en expansión

Dentro de las manufacturas, la fabricación de maquinaria y equipo, de equipo de transporte, de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica y de equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos son algunos de los sectores productivos que han incrementado su capacidad potencial, particularmente después de la crisis del 2009. Gracias a ello contribuyen a la exportación y al consumo del mercado interno.

Las economías emergentes más exitosas en las décadas recientes, así como las naciones hoy desarrolladas que previamente pasaron por una intensa etapa de fortalecimiento industrial, tienen un contenido nacional importante en los sectores estratégicos para su crecimiento económico. Ninguna nación ha podido alcanzar progreso y desarrollo económico permaneciendo solo como maquiladora. Un mayor encadenamiento productivo podría favorecer el aumento del contenido nacional, la generación de valor agregado y con ello un crecimiento de la economía por arriba del 4%.

Ciclos industriales de las manufacturas La información de los ciclos económicos muestra heterogeneidad en el desempeño de las manufacturas del país. En este sentido, se tienen sectores con resultados positivos, tanto porque las tendencias de los mismos se encuentran al alza, así como porque además al ubicarse por encima de su potencial, indica un periodo de expansión, en este caso se encuentran los sectores de alimentos, equipo de transporte, cuero, impresión, madera, maquinaria y equipo, al igual que otras industrias manufactureras.

2009 año desde el que no se recupera la planta productiva del país, tras la crisis de ese periodo

De igual manera, existen sectores manufactureros con ciclos económicos que evidencian un periodo de recuperación, pero que aún deben mantener sus ritmos de avances positivos, así como incrementar la generación de inversión de los mismos para alcanzar la capacidad potencial con la que cuentan. En esta situación se ubican equipo eléctrico, plásticos, metálicas básicas y muebles. En sentido contrario, se encuentran las industrias manufactureras de bebidas, equipo de cómputo, insumos textiles, minerales no metálicos, insumos textiles, papel, productos metálicos, vestido, química, las cuales mantienen ciclos económicos que reflejan un desafío, ya que además de que su tendencia se encuentra a la baja, el ciclo además está por debajo de sus capacidades productivas, con lo cual revertir este proceso implica mayores esfuerzos en términos de fortalecimiento productivo.

En particular, la mayor parte de estos sectores coincide con aquellos que han evidenciado una pérdida de potencial durante los últimos años, debido a la relocalización global; y, por lo tanto, restituir las capacidades productivas requiere cambios estructurales. El análisis presentado demuestra que la debilidad de la industria es un tema que en la coyuntura es delicado, ya que además de que se ubica en terreno negativo, con una caída en su tasa de crecimiento anual acumulada consistente con el periodo anterior, el futuro industrial también se encuentra en el centro del debate en la renegociación del TLCAN. Al mismo tiempo, se evidencia que este menor desempeño es un elemento estructural, al mostrar que varios sectores ubican su capacidad productiva en niveles iguales o menores al que se tenía hace más de veinte años y con lo cual constituye un gran desafío y que no se impone frente al contexto actual.

Fabricación de productos derivados del petróleo, su nivel más bajo desde 1993

Al interior de los sectores analizados, además se presenta una divergencia en el comportamiento industrial, donde los de mayor crecimiento corresponden a industrias que deben seguir impulsándose, donde además se debe generar una política de fomento y encadenamientos productivos hacia aquellas industrias con menor desempeño, de forma tal que su contribución genere mayores efectos multiplicadores y con ello sea factible lograr una expansión en los niveles de industrialización en el país. Esta dinámica industrial, que se ha dado en un contexto económico general de crecimiento inercial promedio del 2.5%, además muestra que es necesario impulsar un mayor desarrollo de este sector productivo, ya que, aunque los demás han evidenciado un crecimiento superior, la economía no ha logrado rebasar ese umbral de crecimiento.

Difícilmente habrá un punto de inflexión en los ciclos de la industria si se mantiene el curso iniciado desde antes que empezó el TLCAN y que se agravó con los años, es necesario priorizar a la industria nacional y ampliar el potencial de la misma. Como se observa en el análisis anterior, se han perdido años en la mayoría de los sectores y es indispensable estimular la actualización y desarrollo de los diferentes sectores, para equilibrar las importaciones de bienes intermedios. Por ello que se mantiene la perspectiva que solo mediante el Fortalecimiento Productivo y Globalmente Competitivo del Mercado Interno, con una visión de desarrollo productivo impulsado por la industria, el sector con la mayor capacidad de generación de valor agregado, es posible lograr un mayor crecimiento sostenido e incluyente.

Antonio Sandoval

Archivo: Sector automotriz mexicano, riesgos y oportunidades ante nuevo escenario

0

El crecimiento de la industria en los años recientes debe aprovecharse para reorientar al mercado hacia nuevos horizontes y dejar la dependencia de un solo mercado.

(Éste artículo fue publicado en la edición de Febrero de Global Industries)

El sector automotriz es en primera instancia el más golpeado por el nuevo escenario que se vislumbra con el naciente gobierno estadounidense de Donald Trump. México de hecho vivió en la última década un “sueño automotriz”, aunque en realidad el proceso empezó antes, la llegada de prácticamente todas las armadoras globales más importantes del mundo a instalar su infraestructura, impulsó el crecimiento del mercado y también catapultó la presencia exportadora del país en este sector.

USD 22,000 mdd, inversiones en el sector automotriz mexicano entre 2010 y 2015

La mano de obra calificada y con menor costo, fue una de las más claras ventajas competitivas que ofreció México a la industria automotriz mundial, el boom se hizo evidente en los últimos 10 años, con un crecimiento inusitado. Pero las condiciones cambiaron, a reserva de explicar el porqué la política económica del nuevo presidente de Estados Unidos toma como estandarte a la industria automotriz, es un hecho que nuestro país resentirá en los años siguientes condiciones menos propicias para el crecimiento en este sector.

Sin embargo, es importante revisar las oportunidades que se pueden presentar, en medio de los riesgos que significan los cambios. En la industria automotriz mexicana existe la infraestructura necesaria para mantener el ritmo de avance y el impulso de las ventas externas. Una cosa es cierta, las fábricas no se desmantelan de la noche a la mañana, se cancelaron nuevas inversiones pero no se puede eliminar intempestivamente la infraestructura creada en los años anteriores, la industria automotriz mexicana está consolidada, ahora la pregunta es: ¿qué hacer ante el nuevo panorama?

Cifras envidiables

De acuerdo con un documento elaborado recientemente por ProMéxico, se espera que la industria automotriz mexicana produzca hacia el año 2020 cerca de 5 millones de vehículos ligeros al año de 13 marcas diferentes. Para entonces se esperan 30 plantas de manufactura a lo largo y ancho del país.

Posiblemente las cifras tendrían que revisarse en vista del cambio en las reglas del juego, pero no así el optimismo ya que las estrategias de inversión de muchas empresas en el sector se mantendrán a pesar de todo, y México debe mantenerse como un importante productor de automóviles a nivel global, por sus ventajas competitivas. La consolidación de la industria en nuestro país nos ha llevado a que México sea actualmente el séptimo productor de automóviles a nivel global, y el segundo exportador a Estados Unidos, aunque también destaca ya en otros mercado como el europeo y asiático.

En la última décadas las inversiones de diferentes armadoras en nuestro país totalizan la cantidad de 27 mil millones de dólares, tan solo entre 2010 y 2015 las inversiones en el sector fueron de 22 mil millones de dólares. En 2015 el país fabricó 3.4 millones de vehículos, prácticamente 40 por ciento más que Brasil, otro de los grandes mercados del continente.

3% del PIB nacional representa la industria automotriz mexicana

Sin embargo, es un hecho que la industria automotriz mexicana debe diversificarse más, sobre todo en este nuevo contexto de presiones económicas y cambios de directrices que se resienten entre nuestros principales socios comerciales. De acuerdo con las cifras oficiales, actualmente el 80 por ciento de la producción automotriz de México está destinada al mercado de exportación, mientras que 86 por ciento de las exportaciones totales tienen como destino los mercados de Canadá y Estados Unidos.

Es un hecho que el mayor crecimiento porcentual del mercado exportador se registra en la zona ajena al Tratado de Libre Comercio, pero todavía es insuficiente. En términos generales, la industria automotriz mexicana representa 3 por ciento del PIB nacional y 18 por ciento del PIB manufacturero, amén de general alrededor de 880 mil empleos directos y aportar 20 por ciento de la de la producción automotriz de América del Norte. Se calcula que en nuestro país se gradúan año con año alrededor de 100 mil ingenieros automotrices de clase mundial.

Éstas son en resumen algunas cifras relevantes de la industria automotriz mexicana:

  • Séptimo productor mundial de vehículos en general, 3.6 millones
  • Séptimo productos mundial de vehículos ligeros, 3.4 millones
  • Cuarto exportador de vehículos ligeros, 2.8 millones
  • Quinto productor mundial de vehículos pesados, 191,000
  • Cuarto exportador de vehículos pesados, 156,900
  • 21 de las principales armadoras globales tienen presencia en nuestro país
  • Más de 300 proveedores de primer nivel de la industria terminal
  • Generación de 81,927 empleos en la industria terminal
  • Participación de 3% en el PIB nacional
  • Participación de 18% en el PIB manufacturero
  • 20% de la inversión Extranjera directa
  • 27% de las exportaciones totales

Cadena de proveeduría nacional, el primer gran reto

Con todo y las importantes cifras de crecimiento que ha observado la industria automotriz mexicana en los años recientes, existen muchas oportunidades para desarrollarla todavía más y consolidarla. Un problema en la industria mexicana es el elevado porcentaje de proveedores de partes y tecnología de origen extranjero, debido a que en ese sentido todavía es necesario explotar el potencial de desarrollo.

Es un hecho que las cadenas de proveeduría , materia prima, diseño y producción, así como tecnología, son oportunidades que se ofrecen en la industria nacional, también como diferentes proyectos que juntos podrían impulsar la competitividad del sector automotriz mexicano. El año pasado se registraron apoyos a más de 4,000 pequeños proveedores de la industria automotriz, para impulsar en un porcentaje determinado la denominación nacional de la cadena de proveeduría.

82% de las exportaciones automotrices están dirigidas a Norteamérica

Uno de los éxitos de otros mercados descansa precisamente en el hecho de que impulsaron sus propias cadenas de proveedores, fortaleciendo a su industria, disminuyendo sus costos de producción y generando una industria absolutamente fortalecida. Algo así debería suceder en nuestro país. Con el impulso y la generación de cadenas de proveeduría nacionales, se generan condiciones para el desarrollo regional y sectorial, algunos estados tienen un peso de hasta 35 por ciento en su PIB proveniente de la industria automotriz, algo que puede incluso profundizarse.

Consolidar una cadena de proveeduría nacional es un gran reto no solamente para la industria automotriz sino para la industria en general. Está comprobado que muchos de los casos de éxito global obedece al porcentaje en el que los insumos se consiguen dentro del país, lo que contribuye, entre otras cosas, a bajar los costos. En el caso específico de la proveeduría nacional, hay una gran ventana de oportunidad ya que actualmente se calcula que un promedio del 70% de los insumos en la industria automotriz provienen del exterior.

Las marcas llegaron para quedarse, no se irán

Las marcas que han establecido en los años recientes plantas de ensamblaje en México no se alejarán del país, incluso en este contexto diferente que se ha configurado con la administración Trump al frente de Estados Unidos. Como señalamos líneas arriba, las marcas arribaron a México en años recientes con cuantiosos inversiones, mismas que no pueden desmantelar de la noche a la mañana por tratarse de activos físicos, es decir, planta y equipo, no inversiones financieras que sí pueden retirar en cualquier momento.

Solamente en 2015 los sectores automotriz terminal y de autopartes representaron 20 por ciento de la inversión Extranjera Directa (IED) con un total de 5 mil 5757 millones de dólares. En forma acumulada, entre los años 2011 a 2015 la IED sumó una cifra de 19 mil 783 millones de dólares. Las inversiones en planta y equipo llegaron acompañadas de un boom en el mercado y la generación de miles de nuevas plazas laborales; adicionalmente prosperaron negocios como los de financiamiento automotriz; de hecho, casi todas las marcas abrieron a la par de nuevas plantas, áreas de financiamiento que les hicieron prosperar el negocio como pocas veces, México es un caso rotundo de éxito.

20% de la Inversión Extranjera Directa proviene del sector automotriz

Al cierre del año pasado entre plantas automotrices y de autopartes, la industria mexicana estaba compuesta por 39 conglomerados, que daban trabajo directo a miles de nacionales y muchos miles más en forma indirecta. Por lo general, un proceso de inversión tan cuantioso como el establecimiento de una planta armadora dura entre 3 y 4 años, tiempo en el que se maduran las inversiones y se genera el mercado suficiente.

La instalación de plantas automotrices en nuestro país es estratégica, México es la nación que cuenta con la mayor cantidad de tratados comerciales, eso es un plus para cualquier empresa global en el sector. También, la ubicación geográfica del país le permite tener acceso a mercados relevantes en mucho menor tiempo, como el asiático. Y no se trata solamente del mercado de vehículos ligeros en el que México participa con singular eficiencia, es también el segmento de vehículos de carga y/o pesados uno de los rubros que han impulsado la presencia de nuestro país en los mercados internacionales.

En armadoras de vehículos pesados destaca la presencia de empresas como Volvo Trucks y Mercedes Benz Trucks. Pareciera que las empresas más comerciales son las que mayor número de empleo generan en el país, lo que es cierto relativamente, en realidad existen empresas menos conocidas pero de gran importancia para el mercado nacional.

Por ejemplo, General Motors genera 15,092 empleos, Volkswagen 16,509, Johnson Controls México 26,197, Nemak 21,600, Magna International 25,000 y Lear Corporation 46,600 trabajos generados en nuestro país. El sector automotriz mexicano genera actualmente 875 mil 382 empleos directos, de los cuales 81,927 corresponde a trabajadores empleados en la fabricación de automóviles y camiones, mientras que 793,456 está concentrado en el sector de autopartes.

El motor exportador seguirá en marcha, hace falta meterle quinta

La gran oportunidad para la industria automotriz mexicana es el sector exportador, desafortunadamente México es un país cuyo consumo todavía no es lo suficientemente maduro para impulsar por sí mismo y mantener a un mercado como este. Sin embargo es una oportunidad importante, un mercado muy grande y una posición ideal que tienen México con respecto a otras naciones, entre ellas la ventaja de sus costos competitivos.

México puede exportar no solamente automóviles y camiones pesados, sino también autopartes, es uno de los mercados en los que ha empezado a competir con fuerza en los años recientes. La industria automotriz mexicana se ha centrado los años recientes en satisfacer la demanda del mercado estadounidense, algo que hasta ahora había funcionado pero que claramente está a punto de cambiar, o ya empezó.

875,382 empleos directos existen en la industria automotriz mexicana

En este sentido es urgente darle un giro a la dependencia del mercado estadounidense por parte del sector automotriz mexicano, solamente así nuestro país mantendrá lo que ha logrado hasta ahora, y tendrá posibilidades de extender el desarrollo de la industria. Por ejemplo, en 2015 se exportaron un total de 2 millones 758 mil 896 automóviles, de los cuales un amplio porcentaje se destinó a Norteamérica, con Estados Unidos como el país de mayor consumo al acaparar 72.2 por ciento de la demanda con un millón 993 mil 162 unidades.

Canadá participó con 10.5 por ciento de las exportaciones mexicanas de automóviles ligeros, equivalente a 290,340 unidades. Pero más allá, el mercado mexicano todavía tiene mucho por explorar, los mercados latinoamericanos, asiático, europeo y hasta africanos, son  oportunidades claras para la industria nacional.

En el segmento de autopartes nos sucede lo mismo, un amplio porcentaje se dirige al mercado estadounidense, descuidando otras oportunidades. Las exportaciones de vehículos ligeros a otros sitios del mundo son todavía modestas; por ejemplo, en 2015 se vendieron en Europa solamente 145,263 unidades hechas en México; es decir, 13.7 veces menos de lo que se vendió en Estados Unidos.

En Latinoamérica también hay oportunidades, durante 2015 las ventas de vehículos de manufactura mexicana en la región totalizaron la cantidad de 225,538 unidades. En Asia la presencia del sector automotriz mexicano es todavía más escasa, generadno nichos de mercado que pueden explorarse; en 2015 se vendieron solamente 79,902 vehículos hechos en México. África es una región prácticamente inexplorada, solamente 2,319 automóviles hechos en nuestro país fueron vendidos en aquellas lejanas tierras.

39 plantas automotrices y de autopartes existen en México actualmente

México está en una posición envidiable en el mercado automotriz global, pero pude escalar lugares porque son varias las ventajas competitivas que se lo pueden facilitar. Por ejemplo, al inicio de la década México ocupaba la quinta posición global en exportaciones automotrices, superado por Japón, Alemania, corea del Sur y España.

Las cifras del año 2015 señalan que nuestro país ya ocupa la cuarta posición como país exportador de automóviles ligeros. Estamos de entrada en el top five de los países exportadores de automóviles ligeros, y nos acercamos a los tres primeros sitios, ese debe ser el objetivo. ¿Qué necesita México?, afortunadamente en el caso del sector automotriz nuestro país requiere poco para ser todavía más competitivo, cuentas con muchas ventajas logradas a lo largo de lustros de trabajo en el sector.

En materia de costos es el mercado más barato respecto a los tres primeros lugares, Japón, Alemania y Corea del Sur, quizás en lo que debe mejorar es en la calidad de los productos finales. Estamos frente a a un periodo de retos, pero también de oportunidades, es un hecho que desde Estados Unidos llegan vientos hostiles dirigidos específicamente a la industria automotriz mexicana.

Sin embargo, lo que se ha construido a lo largo de muchos años no puede destruirse, hay mucho en juego, miles de millones de dólares en inversiones y miles de puestos de trabajo, amén de una economía que tiene en la industria automotriz uno de sus pilares.

Las oportunidades ahí están, ahora llegó el tiempo de saber de qué está hecha la industria nacional en general y el sector automotor en particular.

Antonio Sandoval

De la palabra de honor…. a la de horror

0

Haciendo un análisis y reflexión sobre lo
que está viviendo México en relación
con los políticos y sus diversas promesas
de campaña o simplemente de administración
como:
• Ya no subirá más ni la gasolina ni la luz.
• Resolveremos el caso Ayotzinapa y daremos con
los responsables.
• El peso está estable y fuerte.
• Voy a pedir licencia de gobernador para enfrentar
mis acusaciones sin huir.
• Si atrapamos al Chapo, también vamos a atrapar
a Duarte.
• En la CDMX no existen bandas criminales.
• Todos los responsables del fraude de la Línea 12
serán castigados.
• 100% de los priístas son honestos.
• Guerrero, Tamaulipas y Michoacán
están controlados.
• No cederemos ante los maestros de la CNTE.
• Los maestros que incumplan serán despedidos.
• Mi administración fue transparente y honesta.
• Los recursos de la delegación se utilizaron para el
bienestar de la comunidad.
Y una bola inmensa más de mentiras y corruptelas,
traigo a línea la siguiente reflexión:
En el año de 1892 murió don Carlos Fuero. Una calle
en la ciudad de Chihuahua, Saltillo y Parral, llevan su
nombre y la historia es digna de ser conocida por ustedes,
mis queridos amigos.
A la caída de la ciudad de Querétaro, quedó prisionero
de los “Juaristas” el general don Severo del Castillo,
jefe del Estado Mayor de Maximiliano. Fue condenado
a muerte y su custodia se encomendó al coronel Carlos
Fuero. Durante la víspera de la ejecución del general don
Severo del Castillo, dormía el coronel Fuero, cuando su
asistente lo despertó.
El general del Castillo, le dijo, deseaba hablar con él.
Fuero se vistió de prisa y acudió de inmediato a la celda
del condenado a muerte, no olvidaba que don Severo del
Castillo había sido amigo de su padre.

Carlos —le dijo el general—, perdona que te
haya hecho despertar. Como tú sabes me quedan
unas cuantas horas de vida y necesito que me hagas
un favor: quiero confesarme y hacer mi testamento.
Por favor manda llamar al padre Montes y al licenciado
José María Vázquez.
— Mi general —respondió el Coronel Fuero—,
no creo que sea necesario que vengan esos señores.

Archivo: Firman alianza estratégica ProMéxico y Siemens rumbo a Hannover Messe 2018

0

La feria industrial más importante del mundo generó en su edición 2017 5.6 millones de oportunidades de negocios; el énfasis será en la industria 4.0

Siemens y ProMéxico firmaron una alianza estratégica para la participación de México como país invitado en la edición 2018 de Hannover Messe, la feria industrial más importante del mundo. Asimismo, ProMéxico dio a conocer que actualmente ya suman 60 pre registros de empresas e instituciones mexicanas a la edición 2018 de esta feria, la cual tendrá lugar del 23 al 27 de abril en Hannover, Alemania.

La alianza entre Siemens y ProMéxico responde al objetivo común de desarrollar la industria nacional, por lo que Hannover Messe 2018 es la plataforma ideal para impulsar la entrada de empresas mexicanas a nuevos mercados. La firma de la alianza estratégica estuvo encabezada por el Embajador de la República Federal de Alemania en México, Viktor Elbling; el vicepresidente de Industria, Energía y Logística de Deutsche Messe, Marc Siemering; el CFO de Siemens Mesoamérica, Julio Serrano; y el director general de ProMéxico, Paulo Carreño King.

7,500 empresas expositoras, acudirán a la cita en Alemania

México, el mayor inversionista latinoamericano en Alemania

El Embajador de la República Federal Alemana en México, Viktor Elbling aseguró que “México es el primer país latinoamericano invitado a Hannover Messe. Además, el país es el mayor inversionista latinoamericano en Alemania. Confiamos mucho en que las 120 empresas que se han anunciado que conformarán a la delegación mexicana representarán al país en todas sus facetas. Más de 5 millones de contactos que se unen durante 5 días confirman que la Hannover Messe será un escaparate importante para las empresas mexicanas”, dijo el diplomático.

Por su parte, el vicepresidente de Industria, Energía y Logística de Deutsche Messe, Marc Siemering, comentó que “los empresarios y políticos visitan la exhibición para mantenerse al tanto respecto a lo último en tendencias y retos tecnológicos en el sector de la fabricación industrial y la energía”. “Además de miles de exposiciones, se realizan numerosos foros empresariales, exhibiciones de distintos países, así como recepciones, en las que las personas de la misma industria se encuentran y establecen nuevos contactos. Un ejemplo es la ceremonia de inauguración oficial en la que la Canciller alemana Angela Merkel junto con su homólogo del país invitado dan la bienvenida a 3 mil asistentes destacados de distintas partes del mundo”, detalló.

80 conferencias y 1,700 ponencias, ofrece la feria industrial

En tanto, Julio Serrano, CFO de Siemens México, señaló: “en Siemens nos sentimos orgullosos de haber sido elegidos por ProMéxico como aliado estratégico para garantizar una participación histórica y exitosa de México en la feria industrial más importante del mundo, Hannover Messe 2018”.

Siemens marca la pauta en digitalización de la industria mexicana

Siemens, con 123 años en México, ha sido pionera en impulsar la adopción de la digitalización en industria mexicana y sumarla a la cuarta revolución industrial o industria 4.0; lo que contribuye a mantener su liderazgo y competitividad con tecnología que está presente en el 60% de las plantas de la industria automotriz y cervecera; el 65% de los proyectos mineros y 76% de las plantas de la industria cementera del país, de acuerdo con cifras de Julio Serrano.

La empresa se instaló en México con una visión de largo plazo, lo que le ha permitido conocer a la perfección el mercado nacional, su confianza en el desarrollo del país lo demostró hace 123 años cuando llegó a operar en México, desde entonces y hasta la fecha marca la pauta en el desarrollo industria. En su oportunidad, el director general de ProMéxico, Paulo Carreño King afirmó que Hannover Messe es la feria industrial más importante del mundo.

65% de los proyectos mineros utilizan tecnología Siemens

Anualmente, las firmas empresariales más prestigiosas del sector se reúnen en dicha ciudad alemana para presentar los avances tecnológicos industriales más sobresalientes, en el cual destacan las novedades en materia de automatización, maquinaria, energía e industria metalmecánica. “Este magno evento desempeña un papel central en la difusión e impulso de la digitalización y la industria 4.0 en México, las cuales forman parte de las tendencias clave que han transformado la industria manufacturera y que fungen un papel vital para preservar y acrecentar la competitividad de las naciones en la actualidad”, dijo.

En la edición 2018 se espera que el evento cuente con 7 mil 500 empresas expositoras provenientes de 70 países; igualmente, se espera recibir a 265 mil visitantes de 80 países. En los momentos relevantes de la agenda, se espera la asistencia del presidente Enrique Peña Nieto, quien buscará difundir las fortalezas del país en materia de industria 4.0, eficiencia energética, capital humano, startups e investigación y desarrollo, entre otras.

En la edición del año 2017 de la Hannover Messe, los expositores generaron aproximadamente 5.6 millones de oportunidades de negocio.

La mayoría de los visitantes pertenece al sector industrial y energético. Se busca que una delegación de 100 instituciones y empresas mexicanas tenga la oportunidad de mostrar el potencial industrial nacional y promover oportunidades de negocio con empresas de todo el mundo.

Antonio Sandoval

Archivo: Sector de aviación, a la vanguardia en la lucha contra el cambio climático

0

Ante la amenaza planetaria más grande, el cambio climático, la industria mundial, y específicamente la mexicana, ha emprendido acciones para reducir su huella ecológica, y para construir una estructura económica que la soporte en su camino a la transición.

Con el fin de promover la discusión en la industria, y llegar a mejores soluciones respecto a la mayor amenaza mundial del siglo XXI, el cambio climático, el Instituto Mexicano e Ingenieros Químicos organizó, en las instalaciones del Instituto Mexicano del Petróleo, un Foro “La Industria Mexicana ante el Cambio Climático”, en donde se discutieron temas de relevancia capital para la industria.

Una de las presencias más respetadas que participaron en el foro fue la de Mario Molina, ingeniero químico mexicano quien fue acreedor al Premio Nobel de Química en 1995 gracias a sus descubrimientos al respecto del agujero en la capa de ozono: el antecedente directo del cambio climático. El foro como tal se dividió en dos partes funda-mentales, la primera: una ronda de cuatro conferencias que estuvieron orientadas a los quehaceres en la materia de la ciencia y el gobierno; y la segunda: una ronda de preguntas y respuestas en donde, los funcionarios, ingenieros y público presente pudieron externar sus sapiencias, opiniones y dudas.

Hay un consenso muy claro sobre el cambio climático y sobre cómo funciona el clima

En su intervención, Mario Molina se introdujo en tres principales mitos sobre el cambio climático. El primero: “la ciencia del cambio climático no está bien establecida y no sabemos muy bien cómo funciona el clima”. Esto es un mito, dijo: “lo que sabemos es que hay un consenso muy claro sobre el cambio climático y sobre cómo funciona el clima: todos estamos de acuerdo en que el clima ya está cambiando, y que estos cambios están siendo causados por la humanidad”. El ingeniero enfatizó el papel que juega la atmósfera en la anatomía del planeta: “la atmósfera es una capa muy delgada, pero juega un papel fundamental; muchas veces yo la pongo como si fuera la cáscara de una manzana”. Y continuó explicando que, si emitimos gases a la atmósfera, estos habrán de mezclarse con ella con el paso del tiempo, dando lugar a importantes cambios estructurales, por ejemplo, a los vientos.

Estos cambios estructurales de la atmósfera, dijo, contribuyen a que la energía que llega del sol –que en última instancia es la que determina el clima– no se libere, y el equilibrio térmico se pierda. El segundo mito: “los cambios del clima en todo caso empezarán a ocurrir a finales de siglo y probablemente sean benéficos”. Falso: el premio nobel mexicano explicó que la composición isotópica del carbono que ha pasado muchos años debajo de la tierra, y del carbono natural, por ejemplo, el que exhalamos, es distinta. El carbono que se produce por la quema de combustibles fósiles en la atmósfera en pocos años ha crecido en más del 40%, esto ha logrado que la temperatura promedio del planeta se eleve: este cambio en la temperatura está directamente relacionado con la elevación del carbono producto de la quema de combustibles fósiles.

Tercero: “No es benéfico combatir al cambio climático, pues el costo sería prohibitivo”. También falso. “El argumento”, dijo el ingeniero, “es que la quema de combustibles fósiles es tan extraordinariamente importante para la sociedad, para el progreso económico, que mejor no hacemos nada, pero esto también es un mito”. El surgimiento de la producción de energía a través de fuentes renovables, y su reciente competitividad son ahora soluciones plausibles para transitar de un mundo dependiente de la quema de combustibles fósiles, a uno sostenible. Este fue precisamente uno de los puntos más importantes del Foro, ¿cómo emprender acciones concretas para esa transición energética, sin afectar a la industria y que la economía de los países se venga abajo?

En este sentido estuvieron orientadas el resto de las conferencias. Una de las más interesantes, fue la de Juan Carlos Arredondo Brun, director general de Políticas de Cambio Climático de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que versó sobre las ventajas de crear un mercado de carbono en México. ¿Pero qué es un mercado de carbono en México? En palabras del doctor, un sistema que permita que las compañías que más generan emisiones carbónicas, paguen un impuesto por tonelada. Este pago les permitiría recibir un certificado que podría ser comercializable en otros países.

Sabemos que la ciencia no miente, el problema es cómo traducimos lo que nos dice la ciencia en acciones concretas y en política pública

¿Cómo logra el gobierno que la sociedad cambie patrones de consumo, manufactura, movilidad, de desarrollo económico e industrial? Con esa pregunta el doctor Arredondo se dirigió a sus oyentes. “Sabemos que la ciencia no miente, el problema es cómo traducimos lo que nos dice la ciencia en acciones concretas y en política pública”. Ponerle un precio al carbono, dijo, es uno de las herramientas que podemos utilizar. “Esto es, desde luego, un elemento económico y político del cual se valen los gobiernos para incentivar el cambio: la idea es que todos los países que tengan resultados en sus mitigaciones carbónicas, valoren económicamente sus toneladas de carbono, y mediante un papel puedan transferirlas a otros países, esto para que todos los países ayuden a otros a cumplir con las suyas: esto fue el espíritu del Acuerdo de París”.

El experto refirió que, no obstante, es un instrumento económico importante, muchos países pueden tardar años en implementarlo pues re-quiere de amplias regulaciones financieras, pero que uno de los sectores en donde ya se están realizando estos cambios es en la aviación, específicamente en la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO). En este sector se ha decidido, explicó el doctor Brun, que todas las operaciones internacionales participen dentro del mercado de carbono; además, se ha desarrollado un esquema, administrado por la propia ICAO, para que en un futuro cercano el 90% de todas las operaciones internacionales de aviación participen dentro de este mercado.

90% de todas las operaciones internacionales de aviación participaran dentro de un mercado de carbono

“Cada vez que alguien tome un avión a cualquier parte del mundo, las emisiones que estén asociadas a estos vuelos tendrán un costo, y las compañías tendrán que pagar los montos, o reducirlas: hacer algo para que esas emisiones sean menores”, sentenció el funcionario de Semarnat. Las acciones concretas que se han emprendido en el sector, afirmó Brun, están concentradas en identificar todas las emisiones que habrán de liberarse producto de toda la aviación internacional hacia 2020, para ponerles un límite y establecer el costo de las mismas. Esto, en el marco de los límites que estableció el propio Acuerdo de París.

Más allá del pago de los montos por tonelada, el sector aeronáutico está concentrado en modificar tecnológicamente a los aviones para que sus emisiones sean menores. A pesar de lo que se puede hacer en el sector, las emisiones, se calcula, serán mucho mayores: ese margen entre el límite establecido y el crecimiento sostenido de las mismas hacia 2020 será la llamada “demanda por reducciones”, y he ahí el mercado. Los alcances de este podrían modificar por en-tero el trazo y la ejecución de proyectos a lo largo y ancho de las industrias, y habrá de ser un incentivo importante para la transición energética. En Francia, por ejemplo, explicó el funcionario, ya se está construyendo la infraestructura fiscal necesaria para que este mercado opera de forma funcional. El precio por tonelada es de $56 euros.

El resto del Foro siguió los parámetros de los avances que ha mostrado la reforma energética en este sentido; y se destacaron los logros obtenidos por las recientes subastas eléctricas, que han posicionado al país como uno de los más competitivos en materia de producción eléctrica sostenible.

Eduardo Medina

 
 

Síguenos en Redes

311FansMe gusta
33SeguidoresSeguir

Últimas Noticias