Monday, November 20, 2017

Los sectores con oportunidades ante la renegociación del TLCAN

0

Algunas industrias, como la automotriz, han resultado particularmente beneficiadas en México; sin embargo, también se han generado millones de empleos en Estados Unidos

Para los Estados Unidos, nuestro país representa el tercer socio comercial con acceso a un mercado potencial de más de 120 millones de consumidores, el tercer mercado de exportación de productos agrícolas, además de que el 13.2 % del comercio total de Estados Unidos es con México. También, 14 millones de empleos directos en Estados Unidos dependen del comercio con México y Canadá, al tiempo que las empresas mexicanas en Estados Unidos generan más de 10 millones de empleos internos, amén de la fuerte integración productiva con la industria maquiladora en el norte de México. Para México, los Estados Unidos además del principal socio comercial, es el mayor inversionista, el 54 por ciento de la IED recibida desde 1999 proviene de ese país, con un mercado potencial de más de 300 millones de consumidores.

5 millones de empleos se han generado en EU con el TLCAN

La empresa Consultores Internacionales S.C. señala lo siguiente: “En su momento, los promotores en México plantearon que con la firma del TLCAN se alcanzarían los resultados previstos por la teoría tradicional, pues el Acuerdo permitía que cada economía firmante se especializara en los sectores con mayores ventajas comparativas. Sin embargo, si bien se esperaba que con el TLCAN existieran sectores ganadores y perdedores, el común denominador era que las ganancias superarían a las pérdidas, de tal suerte que los ganadores compensaran a los perdedores y mejorara de ese modo la situación en el conjunto. Ahora sabemos que los resultados no han sido contundentes en este sentido, debido a que no se acompañó la apertura con una política industrial clara y orientadora, sino que, por el contrario, se dejó a su suerte a varios sectores productivos.

700 mil puestos de trabajo se han perdido en EU por el TLCAN

“Nunca se incluyeron temas cruciales como migración, inversiones, tecnología, innovación, entre otros capítulos básicos. Las amenazas reales no se encuentran en la estructura e infraestructura que ha construido México para el comercio exterior, sino en los problemas a su interior que impiden transformar las amenazas en oportunidades”. Concluye: “La renegociación deberá ser acompañada de la política industrial, que a su vez sea una política de desarrollo de Estado y de largo plazo. El horizonte de acción es amplio y los objetivos claros: crecimiento sostenido, generador de empleo y bienestar. Sólo así podremos obtener el mejor provecho del Tratado y avanzar hacia instancias más sofisticadas como un TLCAN de cuarta generación”. En este sentido, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ha iniciado y tendrá en septiembre como sede precisamente a nuestro país, es el motivo principal para determinar cuáles son las áreas y sectores de oportunidad para la industria mexicana.

Por principio de cuentas, México tendrá que revisar inevitablemente reglas de origen, ya que el TLCAN ha permitido a la industria mexicana ingresar al mercado estadunidense con reglas de origen laxas. Las reglas dictan cuánto contenido estadounidense debe tener un producto ensamblado en México para evitar aranceles cuando es exportado a Estados Unidos. Para la industria automotriz es en la actualidad de 62.5%, porcentaje que se podría incrementar. El tema será revisado sin la menor duda. México espera que, con la renegociación y modernización del TLCAN, se fortalezcan las cadenas de valor entre los tres países, pero, además, le interesa afianzar la apertura del sector energético, así como la inclusión de las nuevas tendencias del comercio electrónico. Hay cosas muy interesantes en la mesa de la renegociación, como la apertura de cabotaje para que se vuelvan más eficientes los tres países, así como la construcción conjunta de astilleros y embarcaciones que den servicio generando una nueva industria.

32 plantas ensambladoras tiene México, más de las 13 que tenía al inicio del TLCAN

México ha sido firme, claro y cuidadoso al abogar por la defensa del TLCAN de una manera rápida, eficiente y justa en beneficio de los intereses económicos de los tres países, pero también se sabe que no hay que dar demasiadas concesiones y poner en riesgo a sectores estratégicos de la industria mexicana. Por el contrario, llegó el momento de fortalecer varios de los eslabones industriales más débiles en los años recientes. El sector automotriz, el de la industria energética, el agropecuario, el de bienes raíces, l sector industrial, el de logística y servicios, son algunos de los sectores industriales que podrían resultar beneficiados con un nuevo marco operativo resultante de las renegociaciones del TLCAN. Para el caso del sector energético, reformar el TLCAN volvería más fuerte dicho segmento de nuestro país, ya que cuando se firmó el tratado, hace 23 años, los temas de electricidad y petróleo estaban excluidos para México debido a que era una economía cerrada por completo en dicha industria, hoy llega la renegociación casi tres años después de que fueron aprobadas las leyes secundarias que dieron el punto de partida a la reforma energética.

Actualmente hay inversiones comprometidas en este sector por más de 60 mil millones de dólares, y se espera que sean muchos más los que se detonarán para los próximos años, de manera tal que estamos frente a un marcado apetito por el mercado energético mexicano, lo que será considerado en las renegociaciones del TLCAN.Para el sector agropecuario, México protegería a algunos productos que han sido desplazados por los estadounidenses, como la manzana, la pera o el maíz. Por otro lado, según el Comce, ocho de cada 10 aguacates y uno de cada dos tomates que se venden en Estados Unidos son mexicanos, por lo que, de cancelarse el tratado, el país del norte tendría que pagar impuestos de importación.

USD $60,000 millones en inversiones comprometidas para el sector energético

El sector agropecuario mexicano es una ventana de oportunidades para México, y será uno de los sectores en los que podría obtener ventajas. De acuerdo con el INEGI, el TLCAN permitió que las exportaciones de México pasaran de 60 mil 882 millones de dólares en 1994, a 380 mil 772 millones de dólares en 2015, un aumento del 525%. Además, según el Comce (Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología), el TLCAN es una de las zonas de libre comercio más importantes del mundo, que representa el 15 por ciento del comercio global, el 28 por ciento del PIB mundial y el 14 por ciento de los flujos de inversión extranjera directa.

Si Estados Unidos abandonara el TLCAN, ya no habría libre comercio y tanto las exportaciones mexicanas como las estadounidenses pagarían un arancel. Esto afectaría a prácticamente todas las industrias de ambas naciones porque todas utilizan productos de uno y otro. Hablamos del sector electrónico, automotriz, aeroespacial, químico y agropecuario. De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía (SE) el comercio entre Estados Unidos y México creció 506 por ciento en la era del TLCAN, cifra que, sin duda, benefició a la industria automotriz mexicana.

En este sector tan sólo en 2015 nuestro país vendió alrededor del 28 por ciento de las exportaciones de camiones, autobuses, partes automotrices y automóviles que se registraron en el vecino del norte con un valor de 257 mil 261 millones de dólares (mdd). Con ello, México superó a sus tres principales competidores: Canadá (51 mil 331 millones de dólares), Japón (45 mil 151 millones) y Alemania (13 mil 597 millones). Y más aún, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) ha declarado que “México es un aliado natural de Estados Unidos, porque generalmente entre 40 y 50% del contenido de los vehículos que se construyen en ensambladoras ubicadas en el territorio mexicano corresponde a insumos estadounidenses”.

Hasta 50% del contenido de los vehículos que se construyen en ensambladoras ubicadas en México corresponde a insumos de EU, según la AMIA. En opinión del directivo la industria automotriz ha crecido y seguirá creciendo de forma importante. Sin lugar a dudas, los beneficios que México registró por el TLCAN son palpables, las cifras hablan por sí solas. La industria automotriz mexicana ha sido una de las más beneficiadas pues pasó de 13 plantas armadoras en 1994 a 32 ensambladoras en los últimos años, mismas que generan más de 550 mil empleos directos, según cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

14 millones de empleos directos en EU dependen del TLCAN

Otros subsectores beneficiados fueron los de las autopartes, pintura, llantas, cristales y refacciones en general. Actualmente la Industria Nacional de Autopartes genera cerca de 80 mil millones de dólares (mdd) anuales, de acuerdo con cifras del organismo. Por otra parte, las exportaciones agroalimentarias de México a Estados Unidos aumentaron de 4 mil millones de dólares a 14 mil millones en las más de dos décadas del TLCAN. Pero las importaciones aumentaron dejando a México con un déficit comercial, de acuerdo a números del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

Lo que también es un hecho, es que muchas de las automotrices que operaban en Estados Unidos mudaron sus plantas a México, lo cual representó una pérdida de más de 100 mil empleos, principalmente en Detroit y Michigan. Sin embargo, los beneficiados han sido las automotrices estadounidenses, pues al trasladar sus plantas a México pueden fabricar sus automóviles con insumos y mano de obra más barata que en Estados Unidos, lo cual se refleja en el precio en que venden los vehículos al público de su país.

De acuerdo al Economic Policy Institute al menos 700 mil trabajos se han ido de Estados Unidos a México, desde la implementación del TLCAN. Pero el Tratado ha generado más de 5 millones de nuevos empleos en otros sectores productivos, según la Cámara de Comercio de aquel país. En cuestión agroalimentaria, al convertirse Estados Unidos en el principal proveedor de alimentos de México, su industria alimenticia se fortaleció al vender el 40 por ciento del maíz amarillo, el 30 por ciento del frijol y el 80 por ciento del arroz que consumen los mexicanos. Con la apertura Estados Unidos se convirtió en el principal proveedor de México en tecnología, juguetes, entretenimiento y servicios como bancos, restaurantes y parques de diversiones.

Antonio Sandoval

Precios internacionales de combustible no empatan con las alzas en México

0

El galón de la gasolina reformulada que
se comercializa en el mercado de Nueva
York es 55% más barato en relación con
su precio máximo histórico.

Año de vientos en contra

0

A la reciente desaceleración de la
economía mexicana hay que sumar
un nuevo obstáculo: la liberalización
de los precios de la
gasolina, que más allá de aumentar
la competencia en el mercado gasolinero,
amenaza con frenar los engranes de las industrias
que mueven la administración nacional.
Las primeras expectativas apuntan a que
elevará el costo de vida de los mexicanos, es
decir, aumentará las presiones inflacionarias.
Adicionalmente, se espera un incremento en
los precios de las materias primas, así como en
los costos de operación y servicios, eslabones
cruciales en la operatividad de la mayoría de
las industrias mexicanas. Además, con los elevados
aumentos previstos en los precios de la
gasolina, que oscilarán en el rango de 14 a 20
por ciento, los fundamentos de la economía podrían
ser impactados por encima de los propios
cálculos del gobierno.
La liberalización del mercado gasolinero, al
menos en principio, ha sido más accidentada que
ordenada, generando una ola de pánico y descontento
entre la sociedad y la industria en general,
hechos que, en el corto y mediano plazo, no se
vislumbra puedan cambiar.

México en Trumpland

0

Desde el 20 de enero, la estrecha relación
bilateral entre México y Estados Unidos
se ha cortado. La llegada de Donald
Trump a la Casa Blanca ha provocado
un distanciamiento temporal entre
ambas naciones. El magnate de los Bienes Raíces no
ha tardado en presentar su agenda económica; en la
misma, el mensaje ha sido claro: se va dar prioridad a
los “acuerdos comerciales que trabajen a favor de todos
los estadounidenses”.
A primera vista, las repercusiones en la relación bilateral
de ambos países serán importantes. Tras pocas
horas de haber tomado posesión en el cargo, Donald
Trump delineó en el sitio de internet de la Casa Blanca
varias estrategias que conformarán su plan de trabajo en
materia económica.
En dicha página se expone lo siguiente: Durante
mucho tiempo a los estadounidenses se les ha obligado
a aceptar acuerdos comerciales que ponen los intereses
de otros por encima de los trabajadores; y como resultado,
ciudades industriales han visto fábricas cerrar y
empleos bien pagados irse al extranjero, mientras que
los estadounidenses ven un creciente déficit comercial
y una base manufacturera devastada.
Dado lo anterior, el presidente Donald Trump entiende
lo crítico que es poner a los trabajadores estadounidenses
en primer término en lo relacionado al
comercio exterior. Con acuerdos comerciales duros y

Unirá paso ferroviario a Zúrich y Milán

0

ABB presentó el tren de pasajeros que recorrerá esta infraestructura,
donde participó con el suministro de componentes y sistemas.

Terminales automatizadas: seguridad, eficiencia y confiabilidad

0

Emerson ofrece sistemas completos de digitalización para Terminales de Almacenamiento de Hidrocarburos.

Acciones de Grupo México se disparan a máximos históricos

0

Las expectativas de que Donald Trump active
inmediatamente un programa de infraestructura, con
una inversión de USD $550,000 millones, han mejorado
las expectativas de ganancias del cuarto mayor
productor de cobre del mundo.

Las industrias mexicanas y sus expectativas para 2017

0

La Confederación de Cámaras
Industriales de los Estados Unidos
Mexicanos presentó sus previsiones
de crecimiento para 2016 y 2017,
con una clara advertencia sobre los
riesgos externos, por el resurgimiento
del proteccionismo internacional.

Trump, farmacéuticas apuestan por su New Deal

0

El índice de la industria se disparó 25% unos días después de la victoria
del republicano, las compañías apuestan por una era de bonanza.

Firman industriales el Acuerdo para la Construcción, Infraestructura y la Vivienda de México

0

CANACEM, CMIC y CANADEVI logran acuerdo para el impulso de actividades que detonen el crecimiento del país

En el marco de las atribuciones de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), los representantes de la Cámara Nacional del Cemento (CANACEM), la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y la Cámara Nacional de la Industria del Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI), se reunieron para impulsar acuerdos de entendimiento entre los diferentes sectores productivos del país.

Como parte de su responsabilidad social, CONCAMIN promueve la competitividad y productividad de los diferentes sectores industriales en beneficio de las familias mexicanas. La cadena productiva de la construcción, de infraestructura y la vivienda integrada dentro de CONCAMIN ha establecido una mesa de diálogo durante los últimos 45 días, donde la decidida participación de las cámaras del cemento, construcción y vivienda se refleja en un importante acuerdo, resultado del trabajo continuo y una visión a largo plazo.

45 días duraron las mesas de diálogo

Es así como la suma de voluntades de los Presidentes de CANACEM, CANADEVI y CMIC, representando a sus agremiados y todos coordinados en CONCAMIN, establecen el Acuerdo para la Construcción, Infraestructura y Vivienda de México. Este acuerdo cumple estrictamente con la Ley Federal de Competencia Económica, y se integra con los siguientes compromisos:

  1. Fortalecer la Estabilidad Macroeconómica: actuar de manera responsable en el establecimiento de precios competitivos a nivel internacional, coadyuvando a la conservación de los niveles de inflación y evitando acciones que fomenten la especulación en el mercado, en detrimento de los consumidores.
  2. Consolidar el Mercado Interno: las tres partes se comprometen a promover el consumo preferente de productos mexicanos de calidad mundial, a precios competitivos en el entorno internacional.
  3. Fomentar las Mejores Prácticas Empresariales: se comprometen a generar alianzas estratégicas, que promuevan la asociación entre empresas y proveedores.
  4. Promover Mejoras en la Movilidad de Mercancías: contribuir a generar mejores plataformas logísticas que impacten positivamente los costos de distribución de los productos finales al consumidor.
  5. Impulsar Procesos y la Utilización de Energías Alternativas: contribuir al abatimiento en el costo de los productos y el mejoramiento de las condiciones del medio ambiente.
  6. Frente Común: las tres partes acuerdan constituir un frente común ante la negociación para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y contribuir a mejorar las condiciones de intercambio comercial entre los países participantes, para que el flujo de bienes y servicios se realice evitando prácticas desleales y fomentando la legalidad.

Este acuerdo significa un paso importante en el compromiso permanente con el Estado Mexicano y la sociedad, para seguir impulsando el desarrollo sostenido del país y la calidad de vida de las familias mexicanas.

También acuerdan cámaras fijar precio del cemento competitivos a nivel internacional

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega, informó que se llegó a un compromiso para actuar de manera responsable en el establecimiento de precios del cemento competitivos a nivel internacional. Con ello, dijo, se coadyuvará a la conservación de los niveles de inflación y se evitan acciones que fomenten la especulación en el mercado, en detrimento de los consumidores.

Lo anterior como parte del “Acuerdo para la Construcción, Infraestructura y Vivienda en México” que firmaron las cámaras Nacional del Cemento (Canacem), Mexicana de la Industria de la Construcción (CEMIC) y Nacional de la Industria del Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), que consiste en seis compromisos para la estabilidad de los precios del cemento. Herrera Vega informó que el Acuerdo cumple con todo lo dispuesto en la Ley Federal de Competencia Económica.

3%, meta de inflación que piden los industriales

También pactaron consolidar el mercado interno, mediante la promoción del consumo preferente de los productos mexicanos de calidad mundial; fomentar las mejores prácticas empresariales, generando alianzas estratégicas que promuevan la asociación entre empresas y proveedores. De igual forma, propiciar mejores prácticas en la movilidad de mercancías con plataformas logísticas que impacten positivamente los costos de distribución de los productos finales al consumidor.

Asimismo, impulsar el proceso y utilización de energías alternativas, con lo que pretenden contribuir al abatimiento en el costo de los productos y el mejoramiento de las condiciones del medio ambiente. El dirigente de la Concamin ponderó el pacto de las tres cámaras involucradas en el acuerdo para formar un frente común ante la negociación para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Antonio Sandoval

Archivo: Eficiencia, el antídoto de la industria minera frente a contextos adversos: CAMIMEX

0
Sergio Almazán Esqueda, Director General de la Cámara Minera de México (CAMIMEX)

Existen pláticas permanentes con la autoridad federal para revisar y mejorar el marco fiscal en el que se desenvuelven las empresas del sector.

Las empresas mineras mexicanas se volvieron más eficientes frente a un contexto complicado como el que han enfrentado en años anteriores, caracterizado por el descenso de los commodities, aumento de la competencia global por los capitales, y un ajuste fiscal que pegó directamente en las finanzas de las compañías. Sergio Almazán Esqueda, Director General de la Cámara Minera de México (CAMIMEX), platica con Global Industries sobre algunos desafíos que enfrenta el sector en este momento, y se suma a la expectativa prácticamente generalizada respecto a que estamos en el inicio de un ciclo positivo de los precios y del mercado en general, que se espera se prolongue lo más posible.

México es un país minero que está acostumbrado a los ciclos y precisamente acabamos de pasar uno

En la trigesimosegunda Convención de Minería, desarrollada en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el ejecutivo del gremio minero destacó la relevancia de un foro de la magnitud como el que se desarrolló en la Perla de Occidente, que puso a la ciudad en el mapa minero, como uno de los mejores eventos detodos los tiempos. “Es el evento más importante de minería en nuestro país, organizado por el organismo hermano, la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), al que acuden todos los especialistas del país en ciencias de la tierra”.

Sergio Almazán explicó que venimos de un contexto complicado a nivel nacional e internacional por el desplome de los precios de los commodities. Sin embargo, afortunadamente desde el año pasado hemos registrado un repunte en el precio de los metales, lo que ayuda muchísimo, dicho repunte se ha mantenido en esta etapa final del año y lo vemos reflejado en el optimismo que se respiró en el foro minero por excelencia de México y de Latinoamérica.

La industria es de ciclos y estamos acostumbrados a ellos

El directivo de CAMIMEX insistió en que México es un país minero que está acostumbrado a los ciclos y precisamente acabamos de pasar uno. Dijo que es relevante y necesario voltear a los mercados, “ésta industria es de ciclos siempre lo ha sido y estamos acostumbrados a ellos, lo relevante es cómo mejoramos los procesos y por lo tanto la eficiencia de las empresas para estar en mejores condiciones”. Por ejemplo, entre los años 80 y 90 tuvimos una crisis mucho muy fuerte de bajos precios, más de 20 años, en la cual muchos de los mineros pequeños incluso desaparecieron, hubo una contracción importante de la industria; afortunadamente en el año 2003 viene una reactivación muy consistente de los precios, hasta finales de 2012 e incluso principios de 2013 teníamos esa inercia y México como país minero emerge a muy buenas posiciones a nivel mundial.

Acercamiento con las autoridades para revisar factor fiscal

México aprovecha su oportunidad ante el potencial minero que tiene. Lamentablemente con el descenso de los precios registrado entre 2012 y hasta 2015, junto con los nuevos impuestos que se fijaron a principios de 2014, el país pierde competitividad, en 2016 pasamos del lugar 11 al 50 en atracción de inversión y en la captación pasamos del sitio número 4 al sexto. Lo que nos preocupa es que debido a que esto es una competencia por ver quien capta las inversiones, que son muy cuantiosas, otros países como China y Perú nos pueden superar, por la volatilidad y los riesgos de las inversiones. Por ejemplo, de mil prospectos o indicios de mineralización que se detectan, solamente uno se convierte en mina.

“Entre los años 80 y 90 tuvimos una crisis mucho muy fuerte de bajos precios, más de 20 años, en la cual muchos de los mineros pequeños incluso desaparecieron”

La minería se divide en tres grandes etapas: exploración, extracción y procesamiento para el beneficio. En el sector ocurre lo mismo que en el petróleo, si no exploras estás condenado a desaparecer. En este contexto, tenemos un problema adicional al de los impuestos que se fijaron hace unos años, este consiste en que también se limitó la deducibilidad de los gastos de exploración; antes se podían hacer en el mismo año en que se ejecutaba la operación, lo que permitía contar con recursos para seguir explorando, ahora lo llevaron a 10 años, como si fuera un activo fijo. “Pero, estamos hablando con las autoridades al respecto y nos hemos percatado que éstas tienen la suficiente sensibilidad. Lo único que queremos es estar en igualdad de circunstancias con los otros países, buscamos que la deducibilidad de los gastos de inversión en exploración siga como antes, incluso la industria petrolera la tiene”, señaló Almazán.

En igualdad de circunstancias, existen estudios de que hoy por hoy es más caro invertir en la industria minera mexicana frente a otros países, las empresas han respondido con eficiencia, pero pueden hacerse muchas cosas más. El funcionario fue enfático al señalar que en este momento está en juego la competitividad de la industria minera mexicana, por lo que insisten frente a las autoridades para lograr mejores condiciones fiscales.

Antonio Sandoval

Innovación, único camino para el desarrollo industrial: Oppenheimer y Kovacevic

0

Su labor profesional no se relaciona directamente con el quehacer minero, sin embargo, el periodista Andrés Oppenheimer y el analista Gianni Kovacevic estuvieron presentes durante la XXXII Convención Internacional de Minería, realizada en la ciudad de Guadalajara. Ambos presentaron su visión sobre el futuro industrial latinoamericano, coincidieron que la minera y todas las industrias deben voltear a ver a las nuevas tecnologías como una oportunidad de desarrollo.

Las ideas son más valiosas que las materias primas

Oppenheimer abrió su participación preguntándole a la audiencia que porcentaje del precio por una taza de café se quedaba con el productor del grano, a lo que contestó diciendo que del 1 al 3%, mientras que el resto se repartía entre diseñadores, científicos, mercadólogos y gente que no necesariamente está involucrada en la obtención de la materia prima. Lo mismo pasa con compañías como Uber, la cual no fabrica autos, pero su valor en la bolsa de valores es superior al de General Motors. Eso se debe a que Uber ofrece una experiencia conveniente y de bajo precio que aprovecha los avances en comunicaciones y la tecnología lo que, por lo menos en popularidad, supera a los productos que ofrece GM, aunque sin estar exento de controversias. Y así podemos citar decenas de ejemplos en donde empresas como Amazon, Apple, Google, Netflix y muchas más sobrepasan en valor y ganancias a los gigantes manufactureros.

“El futuro de México no va a depender del TLC, sino de la capacidad de México para innovar y para producir nuevos productos” –Oppenheimer

“Estamos viviendo en una economía en donde los productos del conocimiento valen más que las materias primas; los productos de la innovación, la ciencia, la tecnología y la educación van a ser cada vez más cotizados; el trabajo mental va a valer cada vez más y el trabajo manual cada vez menos. Estamos entrando en un mundo en donde la prosperidad de los países ya no se va a basar en abrir mercados, sino en inventar nuevos productos o procesos de fabricación.” Oppenhaimer cerró su presentación mencionando los pasos que deben seguir los países latinoamericanos para fomentar la innovación, estos se resumen en una mayor participación de las familias en la educación, así como cambiar la cultura a una que promueva los logros científicos por encima de los deportivos. El periodista de origen argentino explica estos y otros puntos más en detalle en su libro “¡Crear o Morir!”.

El colapso del petróleo es una oportunidad para la míneria

Por su parte Gianni Kovacevic, quien estudió ingeniería eléctrica, pero se dedica a analizar los mercados del petróleo y los metales, empezó su ponencia hablando sobre de tres fechas que, en su opinión, son claves en el entendimiento del panorama energético actual. La primera es el 10 de enero de 1901 cuando el pozo “Spindletop” fue descubierto, lo que se estima fue el inicio de la “era del petróleo” en la que aún seguimos viviendo. La segunda fecha de trascendencia: 27 de noviembre del 2014, día en que la Organización de Países Exportadores de Petróleo o OPEC, decidió ya no intervenir en la caída del precio del barril de petróleo y eso causo un colapso generalizado del cual muchos productores no se han recuperado.

Aunque este último es un acontecimiento negativo, económicamente hablando, Kovacevic recalcó la oportunidad que representa para soluciones energéticas emergentes como la solar y eólica, las cuales, cada día se afianzan como una alternativa a la dependencia al petróleo y una forma efectiva de aminorar algunos de sus efectos, como la contaminación y el calentamiento global.

“El petróleo ya no es un negocio en crecimiento” –Kovacevic

“Hay un movimiento de desinversión o diversificación, protagonizado por fundaciones universitarias y fondos de inversión, que decidieron dejar de invertir en combustibles fósiles; estamos hablando de más de 5 trillones de dólares. ¿En que están invirtiendo? Tecnología. Cada vez que invierten en “energía verde” lo que realmente están haciendo es invertir en metales y minería. Yo pienso que conforme este movimiento avance, los veremos involucrarse en compañías mineras internacionales.” De acuerdo a Kovacevic, los dos promotores más grandes del movimiento de diversificación son el Fondo Global de Pensión Gubernamental Noruego, coloquialmente conocido como “Pensión Petrolera”, y el líder de la OPEC y uno de los mayores productores: Arabia Saudita.

La última fecha de importancia es el 28 de octubre del 2016, en ese día Tesla presentó sus soluciones de celdas fotovoltaicas y baterías para el hogar con lo que, de acuerdo al analista, se incrementará aún más la aceptación de las energías alternativas, mismas que impulsarán la producción de metales como el aluminio, níquel, magnesio, plata, pero sobretodo, el cobre.

Ambas conferencias coinciden en las oportunidades que crean las nuevas tecnologías, desde distintas perspectivas, quienes serán los más beneficiados se determinará en los próximos años, lo que es un hecho es que la “economía de la innovación” no se detendrá.

Juan Manuel Ponce

Síguenos en Redes

287FansLike
33FollowersFollow

Últimas Noticias