Cinco aspectos sobre la telemetría que pueden ayudar a retener operadores calificados

0
476

Hoy en día uno de los problemas más frecuentes que encuentran los gestores de flotas es la escasez de operadores, algo que con la reciente pandemia de Covid-19 se acentuó aún más llevando a los responsables de las flotillas a replantearse la forma de contratar y retener a conductores calificados para mantener su flota en operación.

Dos de las principales causas por las cuales el mercado está experimentando una baja en la cantidad de operadores disponibles es, por un lado, la jubilación de conductores de más de 50 años de edad y, por otro, el desgaste físico y el riesgo que actualmente en México implica este empleo, lo que resulta en que cada vez menos personas estén dispuestas a ocupar esas vacantes.

De acuerdo con información de DataMéxico de la Secretaría de Economía (SE), actualmente la edad promedio de los operadores de camiones en nuestro país ronda los 39 años de edad. Aunque esto puede contrarrestar la problemática de los operadores próximos a jubilarse, aún queda por resolver la forma de retener a conductores calificados, quienes tienen que lidiar con largos periodos de tiempo lejos de su casa y con el estrés de llegar a tiempo a su destino.

En relación a esto, Webfleet Solutions recomienda incorporar soluciones de telemetría que puedan significar un gran diferenciador en el ambiente laboral, ya que disminuyen el estrés y hacen los trayectos más seguros, lo que se traduce en una percepción de estabilidad y satisfacción con la empresa contratante que podría reducir la tasa de deserción de operadores.

En este contexto, estos cinco aspectos de las soluciones digitales de telemetría pueden contribuir a alcanzar este escenario.

1. Conducción con menos estrés

Una plataforma de gestión de flotas basada en datos de telemetría como Webfleet no se limita a la localización de los vehículos, también brinda a los conductores actualizaciones regulares y precisas sobre el tráfico, las condiciones meteorológicas, los incidentes en la carretera, los desvíos y otros factores que podrían alargar el viaje y aumentar su carga de trabajo. Otra ventaja de la tecnología de Webfleet es que el gestor de la flota puede determinar las rutas más seguras para circular (geocercas) o indicar como paradas prohibidas aquellos puntos conocidos por su nivel de riesgo de robo. Contar con esta información durante el trayecto le permite prepararse para estas variables y concluir sus jornadas de conducción con menor estrés.

2. Menor carga administrativa para el conductor

Tareas como el registro de tiempos de conducción o la inspección de vehículos pueden pasar de ser una tarea manual y tediosa a ser un trámite automatizado y sencillo gracias a herramientas tecnológicas como APPs para los conductores conectadas a la plataforma de gestión de la flota. De esta forma los operadores pueden enfocarse en la ruta al tiempo que los fleet manager reciben información precisa y actualizada del tiempo que le queda a cada miembro de la flota en su jornada o el estatus de los vehículos.

3. Prevención de accidentes y deslinde de responsabilidades

Uno de los riesgos constantes a los que se enfrentan los operadores son los relacionados con accidentes ocasionados por terceros y ante los cuales en muchas ocasiones los conductores no tienen manera de demostrar que no tienen la responsabilidad del mismo.

Las cámaras para vehículos asociados a un sistema de gestión de flota permiten grabar estos incidentes y demostrar si otro usuario de la carretera provoca un accidente. Esto ayuda al conductor a mantener la calma, sabiendo que, si tiene una colisión y es culpa de otra persona, el video le dará la razón.

4. Seguridad ante la delincuencia

Hoy los administradores de flota tienen el gran reto de crear entornos menos vulnerables a la delincuencia. Una manera de transmitir esa seguridad a los operadores es usando, por ejemplo, cámaras de vehículos que de inicio puedan disuadir la acción de los delincuentes o GPS para remolques que ayuden a contrarrestar el uso de inhibidores de señal o jammer. Otras alternativas podrían ser los botones de pánico que detonan el inicio de grabación de la cámara vehicular en un momento específico o avisan de un evento inusual a la oficina central. De este modo, la empresa puede iniciar sus protocolos de seguridad con mayor rapidez y ubicar de manera más rápida la unidad y/o el lugar donde ocurre algún incidente.

5. Profesionalización, reconocimiento e incentivos

Entre las principales razones por las cuales un transportista deja una empresa se encuentran aquellas relacionadas con la falta de oportunidades y con la profesionalización que le permita aspirar a puestos de trabajo mejor remunerados.

En este punto la telemática de vehículos permite no solo tener información veraz acerca de los estilos de conducción de los operadores, sino también contar con capacitación activa en ruta para la corrección en tiempo real de los hábitos que ponen en riesgo su seguridad al volante, disminuyen el rendimiento de combustible o desgastan más los vehículos.

Además, la información extraída directamente del vehículo con dispositivos de telemetría (excesos de velocidad, frenazos o vueltas bruscas) o la identificación de hábitos de riesgo al conducir a través de cámaras de vehículos con inteligencia artificial (uso de celular o ausencia del cinturón de seguridad) permiten a los administradores crear programas de incentivos, premios o reconocimientos para aquellos conductores que destacan por hacer su trabajo con excelencia.

Artículo anteriorLa nueva cabina de pintura de Dürr trae sustentabilidad al piso de producción
Artículo siguienteAmplía Dell Technologies las innovaciones del EDGE para minoristas